El gladiolo, la flor esplendorosa del verano

Publicado por canalHOGAR, 19 Ago 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Gladiolo


Aunque siempre pensamos que es en primavera cuando las flores y plantas alcanzan su plenitud, existen otras que lo hacen durante la época estival. Es el caso del gladiolo, una flor que florece en verano pero que se planta en primavera.

El gladiolo es una de las flores más hermosas que podemos encontrar, pero al igual que sucede con otras plantas, necesita algunos cuidados especiales para que crezca con todo su potencial.

 Características del gladiolo: más fuerte de lo que pensamos

El gladiolus, como se conoce por su nombre latín, es una planta de aspecto espigado y delicado que puede alcanzar hasta el metro y medio de altura en algunos casos y que presenta una gran variedad de colores.Por eso, así como por su vistosidad, es muy apreciada no solo en jardinería, sinó también en floristería.

Y aunque es cierto que los inviernos fríos le sientan fatal, no es tan frágil como a veces se dice y con un poco de precaución es lo suficiente resistente como para adaptarse a varias latitudes y ambientes. Incluso hay alguna variedad más resistente, que puede soportar inviernos no especialmente rigurosos con cierta facilidad.

  Cómo plantar y cuidar los gladiolos

La mejor época para plantar los gladiolos es en primavera para que posteriormente florezcan en verano. Las condiciones son las siguientes:

- Suelo con una temperatura óptima. Lo ideal es que se encuentre entre los 10ºC y los 15ºC durante la noche y entre 20ºC y 25ºC durante el día.  

- A pesar de su aspecto frágil, el gladiolo puede crecer en suelos que no superan los 30ºC. De lo contrario, la planta no alcanzará su desarrollo óptimo.

- Debes tener en cuenta que esta planta florece en espiga, con muchos bulbos pequeños que se van renovando cada año.

- Humedad entre el 60% y el 70%.

- Suelo arenoso que cuente con aportaciones de estiércol o arcilloso que tenga un buen drenaje para que no lleguen a encharcarse.

- Necesita dosis de nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, hierro y calcio.

- Hay que realizar un tratamiento cada cinco semanas antes de llevar a cabo la plantación para evitar plagas. Se debe aplicar un plaguicida en los cormos y pulverizar de manera preventiva con aceites minerales.

Además, conociendo que el gladiolo es una flor que florece en verano pero que se planta en primavera, debes seguir estos consejos para evitar que sufra fusariosis, que hace que la planta pierda sus flores y las hojas amarilleen, así como la estromantinosis.

   Preparar los cormos de gladiolo para el año siguiente

Si decides cortar la flor, debes guardar algunas hojas (cuatro o cinco) para que vuelva a florecer al año siguiente. Si vives en una zona templada, bastará con dejar el cormo bajo tierra y cubrirlos con paja seca por si bajan mucho las temperaturas. Sin embargo, para más seguridad, puedes desenterrarlos -alrededor de unas seis semanas después de la floración, cuando decaigan las hojas-y prepararlos para el almacenamiento.

Para ello hay que limpiarlos, cortar el tallo cerca del como, secarlos para que retirar la humedad y dejarlos en algún sitio aireado y seco. Una vez pasado este proceso, podemos ponerlos a buen recaudo envueltos en periódico o una bandeja a resguardo de la luz. Cuando llegue la primavera, estarán listos para volver a empezar su ciclo.

Con ellos, además, tu casa estará siempre decorada con los colores de esta preciosa planta y recuerda que para que tu vivienda esté en perfectas condiciones y hacer frente a cualquier imprevisto, no olvides contratar el Seguro de Hogar MAPFRE. ¡Te informamos de las diferentes pólizas sin ningún compromiso!

LO QUE DEBES SABER...
  • Suelos: es preferible plantar el gladiolo en suelos arenosos, pero puede hacerse también en suelos arcillosos con un buen drenaje.
  • Temperatura: necesita una temperatura ambiente de entre 15ºC y 20ºC para encontrarse en perfecto estado.
  • Plagas: se pueden tener controladas con pulverizadores preventivos y redes protectoras.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios