Home > Jardinería > Plantas y flores exterior > Cómo plantar menta paso a paso

Cómo plantar menta paso a paso

Manos sosteniendo un ramillete de menta
7 Min de lectura
Te contamos cómo cultivar menta para que puedas disfrutar de esta planta con multitud de usos en la cocina y como remedio natural. Su cultivo es muy sencillo y puede hacerse en el jardín o en una maceta.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

La menta es una planta aromática que tiene muchos usos en la cocina, pero también se utiliza como curativa o para aportar buen olor. Es muy frecuente verla en diferentes ambientes y sus cuidados, aunque hay que conocerlos, no son muy complejos.

Te contamos cómo plantar menta paso a paso y algunas recomendaciones para que se desarrolle correctamente.

Recomendaciones para cultivar menta

La menta es sencilla de cultivar y de cuidar, pero requiere una serie de cuidados específicos que debes tener en cuenta. En primer lugar, debes saber que puede plantarse de distintas formas: mediante esquejes o mediante semillas. Además de poder desarrollarse en macetas o directamente en el jardín.

manos junto a plantas de menta en el suelo

https://bit.ly/3GQ1XKw

Ubicación

Se trata de una planta que crece de manera horizontal, por lo que a la hora de plantarla lo mejor es hacerlo en una maceta ancha, y en caso de que lo hagas en el suelo, lo óptimo es mantenerla alejada de otras plantas para que pueda crecer correctamente.

Coloca la menta en un lugar de sombra o semisombra, ya que la planta debe recibir la luz solar de manera moderada. Es cierto que es una planta resistente y que puede estar al sol, pero si quieres que mantenga todas sus propiedades es mejor que no reciba los rayos de manera directa.

Suelo

La menta necesita un sustrato ligero y rico en nutrientes y un buen sistema de drenaje para evitar que el agua encharque las raíces. Se desarrolla bien en suelos húmedos, por lo que requiere un riego regular y abundante, siendo este más habitual en los meses de primavera y verano, cuando está creciendo.

Recolección y sembrado

La menta florece en el verano, este será el momento ideal para recolectar los brotes tiernos. Lo mejor es ir cogiéndolos a medida que se necesitan para evitar que pierdan sus propiedades.

Por otro lado, si quieres plantar menta, deberás pensar en el clima del lugar en el que te encuentras. Si se trata de climas fríos, será mejor cultivar la menta en los meses de primavera; sin embargo, si el clima es cálido, la mejor opción es sembrar a finales de verano o principios del otoño.

Cuánto tarda en crecer

Las semillas de la menta tardan en germinar unos 10 o 15 días. Si lo realizas de esta manera podrás empezar a utilizar los primeros brotes en más o menos un año desde su plantación. No obstante, debes tener en cuenta que será a partir del segundo año cuando alcance su plenitud.

Plantar menta usando semillas

Para poder sembrar menta usando semillas, tendrás que tener algo más de paciencia, ya que el proceso es lento y en muchas ocasiones no es exitoso. En el caso de que elijas hacerlo en el exterior, la mejor época es la primavera. Aunque lo más recomendable es hacerlo en un invernadero o semillero hasta que la planta sea capaz de sobrevivir en el exterior. En este caso, la siembra de las semillas puede hacerse en cualquier época del año.

Plantar semillas en el jardín

Si quieres cultivar las semillas en el jardín, lo primero que hay que hacer es preparar la tierra. En este caso, será necesario cavar para que ésta se suelte y aportar un sustrato ligero, seco y rico en materia orgánica. Para ello, puedes seguir estos pasos:

  • Esparce las semillas de forma natural sobre la tierra.
  • Remueve el sustrato con suavidad usando un rastrillo para conseguir que las semillas se queden enterradas cerca de la superficie.
  • Riega de manera abundante, a ser posible por gotero. También puedes cubrirlas con una tela y regar sobre ella. De esta forma, conseguirás que las semillas no se desentierren al añadir el agua.
  • Mantén la tierra húmeda, sin encharcar hasta que las semillas germinen.

Reproducción a partir de esquejes

Es posible reproducir la planta de menta a partir de esquejes. Esto te permitirá plantarla con grandes posibilidades de éxito en una maceta o directamente en el jardín. Para conseguir esquejes necesitarás:

  • Un vaso de agua limpia en el que deberás colocar algunos ramos de menta.
  • Sumerge solo el tallo y deja que las hojas se mantengan fuera del agua.
  • Mantén el recipiente en un lugar cálido y soleado hasta que aparezcan las raíces en la base de la planta.
  • Deja que crezcan hasta que la longitud sea de unos pocos centímetros. Tras ello, ya estará preparada para ser plantada en el jardín o en una maceta.

Cómo cultivar menta en una maceta

Usar esquejes o plantones de menta es la mejor opción para su cultivo en una maceta, ya que el proceso es rápido y se desarrolla con más éxito que si la siembra se realiza a través de semillas. Estos son los pasos que deberás seguir para plantar la menta en una maceta:

  • Utiliza una maceta con un diámetro de unos 30 centímetros para permitir que la planta se desarrolle correctamente. El recipiente deberá contener agujeros de drenaje para que el agua no encharque las raíces.
  • Utiliza un sustrato de tipo arenoso, rico en nutrientes y con buen drenaje.
  • Entierra el plantón en el sustrato de manera que pueda sostenerse solo y ajusta el resto de la tierra para que no se mueva.
  • Riega con abundante agua, pero tratando de no encharcarlo.
  • Durante los primeros días colócala en una zona soleada, pero sin incidencia solar directa.

Cómo plantar menta en el jardín

La menta puede plantarse directamente en el suelo del jardín o el huerto. Es recomendable que lo hagas siguiendo las indicaciones del clima de tu zona para evitar que las heladas puedan estropear la planta. Para sembrar menta en el jardín deberás:

  • Elegir el lugar adecuado: la mejor opción es una zona en la que reciba al menos 6 horas de luz diaria, pero en donde pueda mantenerse protegida de los rayos directos del sol de mediodía, sobre todo en los meses de más calor.
  • Colocarla en un suelo bien drenado y rico en nutrientes.
  • A continuación, realiza un agujero en la zona elegida e introduce el plantón hasta que éste se mantenga firme, asegúralo con más sustrato alrededor y riégalo sin encharcar la zona.

La menta es una planta sencilla de cultivar y que puede ayudarte a enriquecer muchos platos de cocina, además de mantener alejados de tu hogar insectos como las hormigas o los mosquitos.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 3 May, 2023

Comentarios (0)

Te puede interesar

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0