Diferencias entre shiba inu y akita inu

Publicado por Covadonga Carrasco, 08 Ene 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Razas shiba inu y akita inu

Seguro que a todos se nos ha puesto una sonrisa de ternura cuando hemos visto por la calle un perro de la raza shiba inu, aunque también es probable que a muchos se nos haya pasado por la cabeza que era un cachorro de akita inu o la versión toy de esta raza.

LO QUE DEBES SABER...
  • Color: ambas razas son muy diferentes genéticamente, incluso en detalles casi inapreciables como el blanco de su pelaje. En el shiba es un color crema y en el akita un color blanco puro.
  • Carácter: a pesar de ser perros con un fuerte carácter, son inteligentes, obedientes y leales, además de cariñosos si se les educa adecuadamente.
  • Tamaño: no debemos confundir a ambas razas por el tamaño, ya que el shiba no es la versión pequeña del akita, son razas diferentes.

Pues bien, nada más lejos de la realidad. Genéticamente son dos razas muy diferentes, una de las pocas cosas que comparten es el tono rojizo de su pelaje, pero ni siquiera en las mismas zonas.

 

Shiba inu, diferente al akita inu

Si continuamos hablando de su color, el tono de blanco también es diferente, pues la raza shiba es de un tono crema, con las orejas rojizas; mientras que el akita tiene un blanco sólido en su pelaje.

En cuanto a su morfología, a pesar de su apariencia, esta también es muy diferente. Por ejemplo, el shiba tiene las líneas de la cabeza más alargadas, con una frente plana, los ojos más grandes y las orejas más altas y pequeñas que las del akita.

Perros con carácter fuerte pero cariñosos

En lo referente al carácter, no podemos olvidar que son perros que en su origen se utilizaron para cazar, por lo que son perros ágiles y activos que necesitan de ejercicio para mantenerse en perfecto estado, no solamente físico sino también mental.

Son perros independientes, muy orgullosos y con fuerte carácter, pero no quiere decir que sean agresivos. Si se les educa adecuadamente y en la confianza, estas razas son cariñosas, leales y, sobre todo, obedientes con su familia. Pero el entrenamiento siempre debe hacerse con cariño, nunca mostrándoles violencia ni agresividad para que no desarrollen estas características.

El pelaje de ambas razas los protege no solo del frío, sino también de los climas cálidos y, aunque se sienten muy felices cuando tienen una pequeña parcela para correr, también son perros a los que les gusta formar parte de la familia, así que dejarlos siempre en el exterior les puede afectar negativamente.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos