Cómo calentar el baño fácilmente

Publicado por canalHOGAR, 22 Feb 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Radiador toallero blanco vertical

Superar el invierno sin pasar frío en el cuarto de baño no tiene por qué costar una fortuna. Apunta estos consejos para mantener una temperatura agradable.

Si, a pesar de los sistemas de calefacción que tienes en casa, tu baño tiende a estar frío, ¡no te agobies! Hay maneras de solucionarlo sin que esto signifique dejar de ahorrar en calefacción. Lo primero es entender por qué tu cuarto de baño no está a la misma temperatura que el resto de tu vivienda.

Esto puede darse por varias razones:

  • Fallos de aislamiento en puertas y ventanas
  • El baño está orientado a un lado donde no da el sol (por tanto, no acumula calor)
  • Suelos fríos, de gres o mármol

Ante estas situaciones, aquí están nuestras recomendaciones rápidas, cómodas y económicas sobre cómo calentar el baño.

  • Hazte con un radiador toallero.

No hace falta que sea muy grande para proporcionar un calor y una funcionalidad impecables. Cuando estás en el baño, emite la temperatura adecuada para que tu estancia sea confortable y te calienta la toalla con la que vas a secarte. Al irte, seca la toalla húmeda que acabas de dejar y mantiene el clima ideal dejado por el vapor de agua caliente.

Hoy en día, puedes elegir entre varios radiadores toallero. Los hay eléctricos, que deberás enchufar a la red eléctrica, o de gas, cuya instalación es más complicada, pero a la larga son más económicos.

Este sistema, que cada vez gana más adeptos, está evolucionando al ritmo de los consumidores. Así, ahora podrás encontrarlos de bajo consumo, que puedan ser controlados por wi-fi desde tu Smartphone, que cuenten con sensores de presencia o te alerten en caso de incendio. 

  • Esconde un calefactor de baño.

Normalmente el baño suele ser la estancia más pequeña de una vivienda, por tanto, usar este tipo de soluciones temporales es algo bastante rápido. El principal inconveniente es el gasto que genera este tipo de prácticas. Es una inversión que dura muy poco tiempo, pues el calor eléctrico es tan caro como difícil de mantener. Como medida de contención, podremos optar por elegir un calefactor de alto rendimiento, con la calificación energética A o superior. 

  • Hazte un Dylan Winter.

Hace unos años, el periodista británico Dylan Winter ofreció al mundo un sistema casero de calefacción que prometía calentar una habitación de hasta 20 metros cuadrados por solo 30 céntimos al día. Así que ¿por qué no hacer que esa habitación sea tu frío baño?

Para poner en marcha el Método Winter, solo necesitamos:

  • Una bandeja
  • 3 macetas (que puedan encajarse una dentro de la otra)
  • 4 velas de té
  • 1 soporte de rejilla
  • 1 arandela
  • 1 moneda

Si no tienes esos materiales, puedes conseguirlos por unos 12 euros. Un envase de 100 velas de té cuesta menos de 4 euros y da para muchos días, si solo se usa para calentar un baño.

¿Todo listo?

Empecemos. Cogemos una bandeja, colocamos dentro 4 velas de té, las encendemos y ponemos la rejilla encima. Si concuerda en tamaño, puede bastar la que viene en el microondas.

A continuación, añadimos una de las macetas boca abajo y tapamos el agujero de su base con la moneda. Si dejamos el hueco sin tapar, el aire se fugaría por él sin llegar a calentarse.

Después, añadimos la segunda maceta boca abajo, esta vez sin tapar su agujero. Lo que sí pondremos es la arandela gruesa, que servirá de soporte para que la última maceta, la más grande, no se mueva de su posición.

Este método, aunque económico y funcional, no es muy rápido para empezar. Hay que esperar 4 horas para empezar a notar el calor bien. Pero en cuanto empieza, es posible aumentar la temperatura del baño en 2 grados por hora.

Se recomienda no tocar el sistema a menos que nos pongamos unos guantes aislantes de temperatura, ya que podemos quemarnos. Y si lo vamos a poner encima de un mueble, protegerlo con un soporte que no conduzca el calor. 

La desventaja, obviamente, es que este sistema de calefacción casero, además de no excesivamente seguro, no es muy estético.

Si queremos invertir un poco más, tanto en recursos como en tiempo, hay soluciones más duraderas y factibles. Sin duda, si quieres saber cómo calentar el baño de una forma más efectiva, aunque menos económica, es instalar suelo radiante eléctrico y taparlo con cerámica, piedra natural o porcelana, que conducen bien la temperatura y mantienen el calor.

Además, el sistema puede venir con un termostato con programador de temperatura, lo cual es ideal para anticiparse a las mañanas frías, en las que salir de la cama para ir al baño, es todo un reto.   

Por otra parte, en los últimos tiempos estos sistemas han ganado en eficacia y rentabilidad, por lo que la inversión inicial no es tan elevada y el uso de energía es más responsable y asequible.

Ante un cambio importante en tu vivienda, recuerda ponerte en las mejores manos y prestar atención a las coberturas de tu seguro. Si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros para asesorarte sobre un Seguro de Hogar MAPFRE



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios