Cómo usar bien la secadora

Publicado por canalHOGAR, 03 Sep 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Utilizar la secadora

Si no tienes suficiente espacio en casa para tender la ropa o por la zona en la que vives no se seca por completo, te aconsejamos que compres un electrodoméstico para ello. Te contamos cómo usar bien la secadora.

Tener una secadora en casa nos evita el problema de tener una zona especialmente dedicada al tendedero o tener que secar la ropa en el exterior. Pero aunque este electrodoméstico es muy común en la mayoría de los hogares, hay que saber cómo usar bien la secadora para obtener buenos resultados.

La importancia del uso

Usar correctamente la secadora es muy importante por diversos motivos:  

- Para rentabilizar al máximo el gasto energético y no encontrar sorpresas en las facturas de luz.

- Para no estropear la ropa. Al usar la secadora y no dejar que se seque al aire la ropa, puede hacer que se acabe desgastando más rápido.

- Para no meter algunas prendas que no toleran ser secadas en estos aparatos.

- Si te lo puedes permitir es mejor usar las secadoras eléctricas, ya que son las que mejor cuidan la ropa.

Aprendamos a utilizar la secadora

1. No introducir las prendas en las que se indica en la etiqueta “no usar secadora”, como por ejemplo las de lana, rellenos de espuma o tejidos con plástico o goma (zapatillas, baberos, etc.). En caso contrario podemos estropearlas o incluso puede ser peligroso dentro del electrodoméstico.

2. Utilizar un suavizante especial en seco para que la ropa permanezca lisa y no tengas que esforzarte demasiado en planchar. Además, es preferible sacar la prenda un poco húmeda para plancharla más fácilmente.

3. Asegúrate de centrifugar la ropa al máximo permitido para tener que utilizar menos la secadora y sácala en cuanto termine el programa de la lavadora para evitar que se arrugue y se desgaste.

4. No metas demasiada ropa en la secadora, ya que el gasto será mayor. Es preferible ponerla otra vez para aprovechar el calor que ya tiene.

5. Mezclar las prendas más pesadas con las más ligeras e introducir los jerséis del revés.

6. El tiempo de secado hay que establecerlo conforme el tipo de tejido y el grado de humedad de la ropa.

7. Cuando ya la saquemos y se haya enfriado, hay que revisar los filtros de la secadora para evitar que se atasquen o que puedan manchar la ropa.  

Con estos consejos para usar bien la secadora mantendrás el aparato en perfectas condiciones durante mucho más tiempo, al igual que tu ropa. Además, recuerda que con el Seguro de Hogar Platino MAPFRE cuentas con un servicio de reparación de electrodomésticos de gama blanca, donde se incluye el coste del desplazamiento, las tres primeras horas de mano de obra y los materiales empleados.

LO QUE DEBES SABER...
  • Evitar: lanas, rellenos de espuma o los tejidos que tengan algo de plástico o goma.
  • Suavizante: es mejor usar un suavizante en seco para que no se estropee la ropa y no se arrugue demasiado.
  • Carga: lo recomendable es combinar ropa ligera con la más pesada y no meter demasiadas prendas, pues es preferible poner la secadora varias veces seguidas y así aprovechar el calor.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos