Inicio  /  Hogar  /  Ahorro en el hogar  /  Para qué sirve la preinstalación del aire

Para qué sirve la preinstalación del aire

4 minutos | Tener la preinstalación del aire acondicionado incluida en la vivienda es una ventaja que abarata muchos los costes a la hora de colocar el aparato del aire. Te contamos todo lo que necesitas saber para completar la instalación y cuál sería el precio total.

Comprar una vivienda con la preinstalación de aire acondicionado incluida supone un ahorro importante a la hora de instalar el equipo, además de ser una opción más estética y funcional. A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

¿Qué es la preinstalación de aire acondicionado?

La preinstalación del aire acondicionado es el conjunto de trabajos previos que preparan la vivienda para poder instalar un aparato de climatización.

Hay que tener en cuenta que no todas las preinstalaciones son iguales. Las hay que están preparadas para la instalación de aparatos Split convencionales, y otras que incluyen un sistema más integrado y eficiente formado por falsos techos y rejillas. Cualquiera de las dos versiones permite instalar el aire en un futuro un equipo de aire acondicionado sin necesidad de hacer obras.

Normalmente, las viviendas nuevas ya vienen con la preinstalación hecha, pero los edificios de más de diez o quince años no suelen estar preparados para la colocación de aparatos climatizadores, por lo que antes de ello hay que proceder a realizar las obras de preinstalación.

Instalar un equipo con preinstalación

Dibujo de una casa con el símbolo del frío

¿Has comprado una vivienda con la preinstalación del aire acondicionado? Enhorabuena, solo tendrás que planificar la implantación del equipo, lo que te ayudará a reducir costes de una forma más que importante.

Si tu preinstalación incluye un falso techo, lo más recomendable es optar por aires acondicionados por conductos: un sistema invisible y silencioso que hace que el aire frío o caliente circule por los tubos escondidos en el falso techo y salga por las rejillas de cada una de las estancias de la casa. Con un solo aparato (una unidad interior -integrada en el falso techo- y otra exterior) se puede climatizar toda la casa de forma uniforme y a la temperatura elegida.

Contar con la preinstalación abarata mucho los costes, ya que el falso techo, los conductos, las rejillas de impulsión y retorno y la interconexión de máquina (unidad exterior) a máquina (unidad interior), ya están hechos. Por tanto, el usuario solo tiene que elegir el equipo más adecuado según las necesidades personales.

También es importante valorar el nivel de eficiencia energética que garantiza la instalación. Para calcular el consumo del aparato, se divide la potencia entre el código SEER (ratio de eficiencia para el modo frío) o el SCOP (ratio de eficiencia para el modo calor). Además, los conductos deben contar con un correcto aislamiento y hermetismo para evitar pérdidas de energía y garantizar el confort térmico adecuado.

Mantenimiento y limpieza

Una vez instalado el aparato, hay que vigilar que esté siempre limpio y en óptimas condiciones para que el aire no expulse sustancias nocivas. Para ello, hay que desmontar los filtros de la unidad interior y limpiarlos con agua y jabón neutro.

También existen modernos métodos que permiten limpiar el interior de los conductos, como robots con distintos sistemas de limpieza (cepillos, aspiración, limpieza por inyección de agua o aire, etc.) que se introducen por las rejillas para que puedan realizar su cometido.

¿Qué precio tiene instalar el equipo en una preinstalación ya hecha?

Para que la preinstalación de tu casa pueda ser aprovechada, debe incorporar los conductos, rejillas, difusores, la interconexión eléctrica y frigorífica, la acometida eléctrica o el cableado que llevará el termostato. De lo contrario, tendrás que pedir a un profesional que lo haga, lo que incrementaría considerablemente los costes.

Para calcular el precio de la implantación de un equipo habría que tener en cuenta lo siguiente:

  • El coste por conectar la unidad interior con el conductor de la preinstalación puede rondar los 150 euros.
  • Si no está incluida la acometida eléctrica en la preinstalación, habría que sumar unos 300 euros más.
  • Cada metro de tubo que conecta la unidad exterior con la interior ronda los 65 euros.
  • En algunos casos, puede ocurrir que las tuberías de la preinstalación no se hayan soldado correctamente y, como consecuencia, se haya acumulado suciedad y humedad en su interior. En esta situación, lo más recomendable es llamar a una empresa especializada para que haya una limpieza previa, cuyo coste ronda los 350 euros.

A estas cantidades, hay que sumar el precio del equipo en sí para obtener el total del presupuesto que habría que destinar a este cometido.

2019-09-30T12:11:00+00:0023 julio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.