///Aprende a hacer masa de pizza casera

Aprende a hacer masa de pizza casera

5 minutos | Si quieres hacer una pizza realmente italiana tendrás que poner el foco de atención en su base, es decir, aprender a hacer una masa de pizza casera con la textura perfecta que mantenga unidos todos los sabores. Te contamos cómo hacerlo.

Como ocurre siempre en la cocina, las mejores recetas se consiguen usando productos frescos y elaborando cada uno de sus componentes desde el principio, a partir de la materia prima original. En la pizzería esto no es una excepción. Quien haya viajado a Italia y haya probado una auténtica pizza italiana habrá notado la diferencia, fruto de la experiencia a la hora de elaborar masa de pizza casera; del acierto al incorporar ingredientes locales y de calidad; y del sabor que imprime un horno de leña.

En casa se puede conseguir el mismo resultado, siempre y cuando nos armemos de la mejor materia prima y de toda la paciencia del mundo, pues amasar es una de las tareas más tediosas (y a la vez gratificantes) de la cocina. Pero no es difícil ni imposible.

Ingredientes para hacer la mejor masa de pizza casera

Los mejores pizzeros del mundo reconocen que el secreto de una buena masa de pizza casera está en el tipo de harina que se use. Aunque en España hay harinas de calidad, las más adecuadas son las italianas.

En Italia, la harina se clasifica según cómo haya sido molida. Se mide la cantidad de harina en kilogramos después de la molienda de 100 kilogramos de trigo y se obtiene un número. Cuanto mayor sea éste, más gruesa será la harina. La harina 00 tiene la misma textura de los polvos de talco, y es tan fina que en Italia se denomina fior di farina (flor de harina). Es una de las más indicadas para hacer masa de pizza casera. Pero si no nos queremos poner exquisitos con las cifras, se puede usar cualquier harina de fuerza, que lleva más contenido en gluten y permite obtener una masa más esponjosa.

También es crucial el tipo de agua que se use. Muchos expertos recomiendan usar agua mineral (y si es con gas, mejor), ya que el cloro del agua del grifo puede hacer que la levadura no funcione y que se altere el sabor final.

Respecto a la levadura, lo más indicado es usar una seca granulada de panadería. Para usarla, hay que mezclarla con la harina. Si optas por levadura fresca, debe mezclarse con agua templada antes de incorporarla a la masa.

Según esto, los ingredientes que vamos a necesitar para hacer masa de pizza casera son:

  • 375 gramos de harina de fuerza o gran fuerza
  • 225 gramos de agua tibia
  • 1 gramo de levadura seca
  • 10 gramos de sal
  • 20 gramos de aceite de oliva virgen extra (opcional)

Cómo hacer masa de pizza casera, paso a paso

Amasar

Pon todos los ingredientes en un cuenco y mézclalos bien. Amasa suavemente durante tres minutos hasta que se liguen todos los ingredientes y la bola sea homogénea.

Primera fermentación

Cubre las paredes de un bol con aceite, mete la bola de masa dentro y tapa con un papel transparente. Deja que fermente entre seis y ocho horas a temperatura ambiente (entre 21 y 24ºC). Tras esta primera fermentación triplicará su tamaño.

Enharina una superficie limpia y seca, saca con cuidado la masa y ponla sobre la zona de trabajo. La masa debe estar un tanto fofa y llena de burbujas. Presiónala con suavidad para eliminar las burbujas.

Con ayuda de un cuchillo, divídela y forma dos bolas de unos 300 gramos cada una (servirán para hacer dos pizzas de tamaño familiar). Vuelve a dar forma de bola a cada una de las porciones, introdúcelas en sendos cuencos y tápalos con papel transparente.

Segunda fermentación

Introduce los cuencos en el frigorífico para que la masa fermente por segunda vez. De esta forma, se llenará de sabor y burbujas y será más digerible. Puedes dejarla entre 24 horas a 48 horas, pero como cada harina responde de una forma diferente, tendrás que ir observándola. En muchos casos, el punto óptimo se obtiene después de 3 o 5 días de fermentación.

Pasado el tiempo necesario, saca la masa de la nevera y deja que repose a temperatura ambiente (sin quitarle la tapa) para que recupere temperatura antes de trabajar con ella.

Estirar

     

    Llega el momento de estirar la masa. Lo más sencillo es usar un rodillo de cocina, pero si quieres que quede esponjosa por dentro y crujiente por fuera, lo mejor es que lo hagas con las manos, ya que así es más fácil que mantenga las burbujas.

    Para ello, enharina la zona de trabajo y coloca encima la masa. Estírala suavemente con la yema de los dedos. No quieras darle forma enseguida, es mejor ir poco a poco. Es decir, estira un poco y deja reposar cinco minutos y volver a estirar. Repite este proceso hasta conseguir el tamaño deseado.

    Cambia la harina por un papel para horno y termina de dar la forma a la pizza. Estira siempre de dentro hacia afuera. Deja que repose 30 minutos.

    La masa de pizza casera ya está preparada. Ahora solo falta incorporar los ingredientes que quieras sobre ella y hornearla.

    Cómo hornear la pizza

    Los profesionales utilizan unos hornos con unas potencias que no se encuentran en los electrodomésticos de las casas, pero, aun así con el truco que te proponemos notarás la diferencia de esta pizza con otras que hayas hecho antes.

    Precalienta el horno a la máxima potencia. Cuando esté preparado, coloca la masa directamente sobre la chapa inferior (protegida con un papel de hornear para que no se pegue). Esto proporciona el golpe de calor necesario para conseguir los mejores resultados. Pasados unos 4 minutos (depende del horno), cámbiala y ponla en la parte superior para que los ingredientes se doren.

    2019-06-13T13:54:37+00:0027 diciembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.