Cómo reparar los arañazos en un suelo de madera

Publicado por Luis Bermejo, 16 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Reparar un suelo de madera arañado

La madera es uno de los revestimientos de suelos más bonitos que hay, pero que se mantenga así de atractivo requiere de un pequeño esfuerzo por nuestra parte. Además de la limpieza, en cuanto aparecen síntomas de castigo hay que tomar medidas. En este artículo vamos a daros unas soluciones para intentar mantener los suelos de madera libres de arañazos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Consejo: si colocamos un felpudo en la puerta de casa, evitaremos que entre tierra y pequeñas piedras que dañen el suelo.
  • Muebles: podemos instalar tapas de fieltro en las sillas y los muebles que se puedan mover o arrastrar.
  • Limpieza: para limpiar un suelo de madera solo usaremos una fregona o un paño humedecido, siempre sin exceso de agua.

El suelo de madera puede ser de varios tipos: tarima, tarima flotante o parqué. Las diferencias están en la manera de instalar cada material y en el grosor de madera que tienen.

 

Adiós a los arañazos con cera

Si observamos daños en el suelo, arañazos o desperfectos por el paso del tiempo, deberemos solucionarlos cuanto antes, ya que pueden hacerse más grandes y terminaremos necesitando cambiar una tabla o pieza del suelo. Para este cometido, la mejor solución es usar cera en barra que emplearemos para rellenar el hueco de la grieta o arañazo y disimular así la zona dañada.

Buscaremos una barra de cera de un color similar a nuestro suelo. Si no encontramos, podemos mezclar dos colores, siempre partiendo de uno más claro e ir oscureciéndolo hasta alcanzar el tono. Si es difícil de manipular, podemos calentar las barras con las manos o usar alguna fuente de calor (con cuidado) para ablandarlas.

 

Aplicar la cera para tener un suelo perfecto

Una vez tengamos el color conseguido, aplicaremos la cera. Como siempre, la zona tendrá que estar limpia de polvo y suciedad. Extenderemos el producto con la ayuda de una espátula, haciendo que penetre en la grieta y alisaremos bien. Con un paño limpiaremos el exceso que haya podido quedar alrededor y ¡listo!

Los arañazos en los suelos se pueden reparar fácilmente, pero para otra clase de daños lo recomendable es llamar a nuestro seguro de hogar.

En algunas ocasiones puede ser necesario lijar y barnizar posteriormente, pero será probable que tengamos que aplicar el barniz a todo el suelo para evitar que se note la zona reparada. 

 

Si quieres recibir consejos como estos y otros muchos más, el boletín de canalHOGAR es para ti. ¿A qué esperas para suscribirte?



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 16/07/2014 a las 12:13

Qué práctico! Es mejor cuidar estos suelos porque es una pena que se estropeen porque quedan muy bien.
Gracias una vez más por los consejos :)

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos