Home > Hogar > Tarimas para cocinas y baños

Tarimas para cocinas y baños

Tarimas para cocinas y baños
3 Min de lectura
Desde hace algunos años se ha instaurado la moda de colocar un tipo de suelo en los baños y cocinas que, a priori, podría ser una locura. Aunque no lo creas ya existen tarimas especiales para cocinas y baños.
Logo Canal Hogar Mapfre
Blog hogar MAPFRE
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

El hecho de colocar tarima en el suelo de la cocina y el baño es una idea de decoración relativamente reciente. De este modo, toda la vivienda tiene una continuidad,  aporta una mayor sensación de amplitud y parece mucho más acogedora.

Aunque estés pensando que este material es muy delicado para colocarlo en el suelo de estas estancias, ya existen tarimas especializadas que aguantan la humedad, los golpes, las manchas, etc., típicos de estas zonas.

¿Cómo debe ser este tipo de tarima?

Ante todo, este suelo debe ser muy resistente a la humedad y en general, ya que por ejemplo, al salir de la ducha es muy probable que caiga agua o que se genere vaho. Lo mismo ocurre en la cocina cuando cocinamos, donde además se pueden caer al suelo diversos utensilios con punta que rallan la tarima.

Entre los diferentes tipos de tarimas puedes encontrar una amplia gama de colores y tonos para que elijas el que más se ajusta a la decoración de tu vivienda.

Estas tarimas para cocinas y baños son muy fáciles de instalar, gracias a sus anclajes. Si a pesar de ello, dudas del resultado del trabajo, lo más aconsejable es que la instale un profesional.

Tipos de tarimas

– De PVC: son muy usadas gracias a todas sus ventajas: hidrófugas, resistentes al agua, no hacen ruido al pasar por ellas con calzado y son aptas para instalar calefacción radiante. Son las más recomendadas para poner en el suelo de los baños.

– Vinílica: es muy decorativa, resiste muy bien a los impactos, ralladuras y agentes químicos. Están especialmente indicadas para cocinas.

– Fenólica: con esta tarima tendrás un suelo muy resistente, antideslizante y antihumedad. Se puede utilizar tanto en cocinas como en baños.

– Dumafloor: es una tarima flotante 100% resistente al agua, compuesta por resina de vinilo. No se hincha ni se deforma a causa de la humedad, pero también es una de las más costosas. Indicada para baños y cocinas por igual.

– Aqua-Step: es otro tipo de tarima también resistente al agua. Además tiene una amplia variedad de diseños imitando a la madera y a la piedra, que son más agradables al tacto.

Conociendo los diferentes tipos de tarimas para cocinas y baños que puedes encontrar en el mercado, ya no hay excusa para instalar el mismo suelo en todas las estancias de tu casa. Del mismo modo que eliges la tarima más resistente, también debes contratar el Seguro de Hogar MAPFRE que te ofrezca las coberturas más ajustadas a tu estilo de vida y necesidades.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog hogar MAPFRE
- 19 Mar, 2021

Comentarios (2)

  1. Hola Said. Te recomendamos que acudas a una tienda que revestimientos para darte precios y, cuando lo instales, si quieres, nosotros te lo aseguramos 🙂

  2. Hola menterisa este material Para un establecimento se es poseerle ki memandays una lesta de pricios Gracias espero vuestra respuesta

Te puede interesar

mano cogiendo una botella de leche en un supermercado

4 Min de lectura

En el día a día es fundamental conocer las diferencias entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente para evitar posibles intoxicaciones alimentarias. Estos dos conceptos no deben confundirse y, además, conviene aprender a identificarlos en las etiquetas de los productos.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

2