Tipos de peces cíclidos

Publicado por Cristina Yañez, 19 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Características de los peces cíclidos

Entre las especies de peces preferidas por los amantes de los acuarios están, sin duda alguna, los cíclidos, debido a la inmensa cantidad de tipos que existen y que hoy en día se siguen descubriendo cada año. Por ello, vamos a ver las características principales de esta clase de peces, así como algunos consejos y recomendaciones sobre su cuidado y alimentación para todos aquellos que opten por tener esta especie en el acuario de su casa.

LO QUE DEBES SABER...
  • Acuarios: es muy común encontrar este tipo de peces en acuarios debido a que tienen gran fama entre sus aficionados.
  • Comportamiento: son unos peces muy agresivos que suelen pelearse entre ellos para marcar territorio.
  • Alimentación: lo mejor es comprarle comida específica para este tipo de pez y evitar los alimentos genéricos.

 

La inmensa mayoría de los peces cíclidos son de agua dulce, aunque podemos encontrar algunas especies de agua salada, incluso algunos toleran los dos tipos de agua. 


Características de los cíclidos 

Debido a la gran cantidad de especies de peces cíclidos que existen es imposible describir unos rasgos característicos pues cada uno de los tipos tiene sus propiedades y sus formas únicas. Podemos mencionar algunas cualidades que se dan en la práctica mayoría de estos peces como son la presencia de un orificio nasal a cada lado de la cabeza, un cuerpo fino y alargado, y una división en la línea lateral del cuerpo que separa dos secciones. Como curiosidad, decir que el estómago y el intestino delgado están conectados por la parte izquierda del pez en vez de por la derecha como en la mayoría de las especies.

Sobre todo, lo que es común a todos ellos, es la presencia de dos mandíbulas faríngeas que se complementan con las mandíbulas de la boca para poder digerir un gran número de alimentos

Alimentación y comportamiento 

En cuanto al comportamiento de estos peces, debemos decir que suelen ser bastante agresivos entre ellos, intentando marcar el territorio y protegerlo del resto, siendo normal las peleas que se producen llegando a usar las aletas y las mandíbulas para dañar al rival de forma muy violenta. En muchas ocasiones estas peleas no concluyen hasta que uno de los contendientes muera, por lo que debemos tenerlo muy presente si optamos por este tipo de peces.

Por último, en lo referente a la alimentación, lo más recomendado es comprar comida especializada para este tipo de especies e intentar evitar los productos destinados a todos los peces en general.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios