Un pato como mascota

Publicado por CanalHOGAR, 29 Abr 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Tener un pato como mascota

Aunque no es muy común encontrar patos en los hogares, lo cierto es que son unas excelentes mascotas: sociables, emocionales, alegres, tranquilos... Eso sí, recuerda que su hábitat natural es el agua y el aire libre, por lo que siempre es más aconsejable tener este tipo de animales en casas con espacios exteriores. No te pierdas las necesidades y consejos para que tu pato sea feliz.

Si siempre quisiste tener un pato en casa, primero ten en cuenta que va a crecer y perderá parte del encanto de una cría. Haz una adquisición responsable, con el fin de que no te arrepientas en el futuro. Aunque se trata de un animal muy sociable, es necesario que le proporciones un hábitat lo más parecido al natural para que el pato crezca y se desarrolle en condiciones sanas y confortables.

Si bien es cierto que estamos acostumbrados a ver a los patos caminando tranquilamente por la tierra, no podemos pasar por alto que los patos son aves acuáticas que disfrutan mucho del agua. Si tienes un pato como mascota lo más recomendable es que cuentes con algún tipo de estanque o fuente en el jardín de tu casa: así tendrás felicidad de pato asegurada. Sin embargo, comprueba que el agua no esté demasiado fría, ya que son animales frágiles y delicados a los que les afectan mucho las corrientes y los cambios de temperatura. También hay que garantizar que después del baño podrá refugiarse en un sitio cálido, pues en la naturaleza lo que haría es esconderse bajo el ala de su madre.

Ten en cuenta que cuando los patos son crías, los cuidados tienen que extremarse aún más: su cuerpo aún no está cubierto de plumas, por lo que son muy sensibles a los cambios de temperatura. Extrema sus cuidados y créales un nido en condiciones. Durante los primeros meses es muy probable que el patito no se separe de ti en ningún momento: son animales acostumbrados a estar en grupo y en la naturaleza estar solos equivale a peligro.

Al calor del nido

Piensa en el nido como en un refugio donde estar a salvo de las corrientes de aire. Para construirlo tienes varias opciones: coloca una mantita en una caja de madera o cartón y ponle un foco de luz para que su hogar se mantenga seco y caliente durante su primer mes de vida. Cuando el pato sea adulto recuerda que es necesario proporcionarle un nido mayor.

 

 

Si tienes más de un pato, puedes construirles un nido con la ayuda de una pecera: para ello, tendrás que disponer de una pecera de grandes dimensiones, sin agua, con una altura mínima de 70 cm y que cuente con bebederos y comederos, para que el pato pueda alimentarse en cualquier momento.

Los patitos crecen y aumentan rápidamente de tamaño, así que no podemos elegir una pecera pequeña porque no se encontrará bien y podrá estresarse. Colocar una cama de paja le ayudará a mantener el calor y estar más confortable. Esta cama de paja habrá que cambiarla de forma habitual para mantener la higiene del animal.

Alimentación especial para aves de corral

Durante las tres primeras semanas se le debe alimentar con comida especial para polluelos y luego cambiar a comida para patos domésticos. Y es que, en cautividad, el pato tendrá que comer un alimento especial para aves de corral que podemos encontrar en centros especializados e incluso en nuestro veterinario de confianza. De vez en cuando, su dieta se puede complementar con verduras frescas y granos de maíz o arroz triturados. En cuanto a la bebida, el agua siempre debe estar fresca y limpia y debemos colocarla en un bebedero especial.

Estos son algunos consejos que te ayudarán a tener un pato como mascota. Son animales muy sociables y simpáticos pero muchas veces, por desconocimiento, no sabemos darles los cuidados que necesitan en determinados momentos. Por eso, la mejor opción para que cuentes con un pato sano, es disponer de un Seguro de Animales MAPFRE con los mejores veterinarios a tu disposición para que nunca le falte nada a este peculiar y simpático miembro de tu familia.

LO QUE DEBES SABER...
  • Temperaturas extremas: no debemos someter al pato a temperaturas muy altas o muy bajas.
  • Pecera: debe tener unas dimensiones amplias para que esté cómodo y crezca de forma sana. Dentro podemos poner una camita de paja.
  • Alimentación: piensos especiales para aves de corral y agua fresca todos los días.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos