¿Qué infecciones te puede contagiar tu mascota?

Inicio  /  Mascotas  /  Otras mascotas  /  ¿Qué infecciones te puede contagiar tu mascota?

¿Qué infecciones te puede contagiar tu mascota?

Lo que recibes de tu mascota es, sin duda, cariño, pero también puede transmitirte algunas bacterias e infecciones muy perjudiciales. Te contamos cuáles son para que mantengas su salud siempre a raya.

Para muchos, es difícil entender una vida sin mascotas. Ya sea un perro, un gato, un hámster o una tortuga, cuando cualquiera de estos animales pasa el umbral de nuestra casa por primera vez, pasa a convertirse en un miembro más de la familia. Allí reciben nuestros mimos y cuidados, que nos son devueltos con creces, pero si no reciben los cuidados adecuados, pueden convertirse en un foco de infecciones y enfermedades. De hecho, la OMS asegura que tres de cada cuatro nuevas infecciones proceden de los animales.

Antes de adquirir o comprar un animal conviene tener esto en cuenta, ya que hay animales que es mejor no tener en casa si van a convivir con niños muy pequeños o con mujeres embarazadas. Tampoco conviene perder de vista que los animales en general, y las mascotas en particular, pueden contagiar bacterias, por lo que es importante vigilar su salud muy de cerca y mantener a raya su calendario de vacunación.

Para tenerlo todo más claro, detallamos a continuación las bacterias e infecciones que pueden transmitirnos las mascotas.

¿Cómo transmiten infecciones?

Fuente: https://bit.ly/2SOfWci

Los animales, al igual que los humanos, son portadores de gérmenes. Algunos dan lugar a enfermedades que solo sufren ellos, como el parvovirus canino o el moquillo, pero que nunca nos llegarán a nosotros.

Sin embargo, hay otras bacterias, virus, parásitos y hongos, de los cuales ellos son portadores, que sí pueden provocarnos enfermedades. Esto ocurre cuando recibimos una mordedura o arañazo del animal, o cuando entramos en contacto con su saliva sus excrementos e incluso con la caspa del animal.

Cuando una persona se contagia, suele dar lugar a una enfermedad leve. La situación más preocupante se da cuando el infectado es un niño lactante, una mujer embarazada, o una persona que tenga el sistema inmunitario debilitado a causa de una enfermedad u otra afección. Para ellos el desenlace puede resultar mucho más grave.

Antes de meter animales en casa, hay que tener en cuenta la edad de los más pequeños o el estado de salud de estos. Por tanto, si en casa hay niños pequeños o lactantes, es mejor retrasar la entrada de un anfibio o un reptil. Si una mascota requiere que se la manipule mucho, lo más recomendable es que no esté en una familia donde haya un niño inmunodeprimido. Al igual que los niños con eczemas no deberían tener un acuario.

    ¿Quiere decir esto que es mejor no tener mascotas en casa? Ni mucho menos. Los animales enriquecen la vida familiar, aportan experiencias y aprendizajes únicos a los más pequeños, y conllevan beneficios a nivel psicológico. La clave está, por tanto, en la prevención, tomando todas las precauciones que sean posibles.

    Infecciones transmitidas por perros y gatos

    perro y gato jugando

    Fuente: https://bit.ly/2V8jCDf

    Los perros y los gatos son dos de los animales con más adeptos. Entre las infecciones que pueden transmitir cabe reseñar las siguientes:

    Infección por Campylobacter

    La bacteria Campylobacter jejuni puede estar presente en el tubo digestivo de perros y gatos, pero también de aves y hámsters. Si entramos en contacto con el agua contaminada del animal o con sus heces, puede desembocar en diarrea, dolor abdominal y fiebre.

    Infección por Bartonella henselae

    La mordedura o el arañazo de un gato portador de la bacteria Bartonella henselae ocasiona síntomas como inflamación y molestias en ganglios linfáticos, fiebre, dolor de cabeza y fatiga. Esta enfermedad suele remitir sin tratamiento alguno, aunque en los casos más graves el médico puede recetar antibióticos.

    La rabia

    El virus de la rabia puede entrar en el cuerpo a través de la mordedura de un animal infectado, o por el contacto de su saliva contaminada en una herida. Por suerte, la transmisión de la rabia por perros y gatos es muy reducida, gracias, sobre todo, a la vacuna antirrábica.

    Infección por Rickettsia ricketsii

    Las garrapatas infectadas por la bacteria Rickettsia ricketsii pueden dar lugar a una enfermedad entre cuyos síntomas se incluyen la fiebre alta con escalofríos y dolores musculares, cefaleas, y una erupción que se extiende por las muñecas, tobillos, palmas de las manos, plantas de los pies y tronco.

    La tiña

    Se trata de una infección cutánea causada por unos hongos cuya apariencia es la de una zona redonda, seca y escamosa de la piel, con un borde rojo y abultado. Si afecta al cuero cabelludo, el área además está inflamada. Para contraer la tiña, basta con tocar a un perro o gato infectado.

    La toxocariasis

    Los perros y los gatos infectados por la lombriz parasitaria Toxocara eliminan sus huevos a través de las heces. El problema es cuando hacen sus deposiciones en arena al alcance de los niños y éstos se la llevan a la boca. Entonces los huevos se abren en el intestino del pequeño y las larvas viajan a los órganos. Cuando esto ocurre, los síntomas son fiebre, tos, agrandamiento del hígado, y erupción e inflamación de ganglios linfáticos.

    Si las larvas viajan por el torrente sanguíneo y llegan al ojo, la afección se denomina  toxocariasis ocular, y puede conllevar la pérdida de visión.

    La toxoplasmosis

    Las heces de los gatos tienen presente un parásito que puede producir una infección por toxoplasmosis, y sus efectos son fiebre, fatiga, dolores musculares, dolor de garganta, erupción e inflamación de ganglios linfáticos. Si la infectada es una mujer embarazada, la toxoplasmosis puede provocar un aborto o parto prematuro, o en el niño: ceguera o determinadas enfermedades graves.

    Infecciones transmitidas por aves

    dos loros de colores

    Fuente: https://bit.ly/2X4KJRr

    Las aves, aunque vivan en jaulas, puedes propagar las siguientes infecciones:

    La criptococosis

    Se trata de un hongo presente en los excrementos de las aves, sobre todo palomas. Cuando una persona lo inhala, puede contraer neumonía. Aquellos que tienen el sistema inmunitario debilitado pueden desarrollar complicaciones graves, como la meningitis.

    La psitacosis

    Esta enfermedad causada por una bacteria se puede contraer cuando se entra en contacto con el polvo acumulado en las jaulas. Se denomina también “fiebre del loro”, y sus síntomas son fiebre alta, dolor de cabeza y tos.

    Infecciones transmitidas por reptiles y anfibios

    Los reptiles como lagartos, tortugas o serpientes, y los anfibios como salamandras o ranas, exponen al riesgo de contraer salmonelosis.

    Salmonelosis

    La bacteria de la Salmonella, presente en las heces de estos animales, puede entrar en contacto con los humanos si éstos tocan al animal o el habitáculo contaminado en el que se encuentran. Sus síntomas son dolor abdominal, diarrea, vómitos y fiebre. Si es un niño el que se contagia, corre el riesgo de contraer la forma más grave de esta enfermedad, que incluye meningitis y sepsia.

    Infecciones transmitidas por los roedores

    primer plano de un hámster

    Fuente: https://bit.ly/2tq8x4o

    Los roedores (hámster, jerbos, etc.) pueden contagiar el virus de la coriomeningitis linfocítica.

    Coriomeningitis linfocítica

    Los animales infectados con este pueden transmitir dicho virus a través de su orina, heces o saliva. Al inhalar esas partículas, las personas pueden contraer la coriomeningitis linfocítica, lo que desemboca en una serie de síntomas gripales, tales como fiebre, cefalea, dolores musculares, fatiga, náuseas y vómitos, y en los casos más graves puede dar lugar a una meningitis.

    Infecciones transmitidas por los peces

    Pez azul en un acuario con efecto de velocidad

    Fuente: https://bit.ly/2tzkR2B

    El agua de los peces puede contener varias bacterias. Entre ellas:

    La Mycobacterium marinum

    Los peces pueden ser portadores de la Mycobacterium marinum, una bacteria que pueden contraer las personas que estén en contacto con las aguas contaminadas. Es una infección leve, salvo cuando la contraen personas con el sistema inmunitario debilitado.

    2019-11-06T13:54:02+02:0030 septiembre, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.