///Tener un pato como mascota

Tener un pato como mascota

6 minutos | Aunque no es muy común encontrar patos como mascotas, lo cierto es que son excelentes animales de compañía: son sociables, emocionales, alegres y tranquilos. Pero, para que sean felices, necesitan vivir en espacios abiertos, al aire libre, y con agua, y tener satisfechas una serie de necesidades.

Tener un pato como mascota puede parecer algo insólito, ya que cuando hablamos de animales de compañía solemos pensar primero en perros y gatos, y después en pájaros, conejos, tortugas, peces o hámsteres.

La opción del pato no suele ser de las más habituales, pero eso no quita para que este animal sea un excelente compañero de vida. Además de ser una alternativa fuera de lo común, esta ave palmípeda es muy sociable y cariñosa, sobre todo si se le proporciona el entorno adecuado y se satisfacen todas sus necesidades básicas.

A continuación, te contamos lo que debes saber para que tu pato crezca y se desarrolle en condiciones sanas y confortables.

¿Es legal tener un pato como mascota?

Uno de los requisitos básicos para que un animal sea considerado apto como mascota es que sea doméstico y que no sea una especie invasiva o en peligro de extinción.

Bien es cierto que el pato está considerado como una mascota exótica (se entiende por mascota exótica aquella que es diferente de perros o gatos), sin embargo, no figura en el catálogo español de especies exóticas invasoras.

Este listado enumera las especies cuya tenencia está prohibida en todo el territorio nacional ya que, según explica la Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, «constituyen un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa«.

En dicho catálogo sí encontramos una subespecie de pato que está prohibida: Oxyura jamaicensis, también conocido como pato zambullidor grande o rufo americano (bajo estas líneas).

Pato zambullidor grande o rufo americano nadando en el agua

Fuente: https://bit.ly/39AzipJ

Otra variedad que tampoco se puede domesticar para usar como mascota es el ánade real (en la imagen inferior), ya que es una especie silvestre y, por tanto, protegida.

Un ánade real caminando por la arena

Fuente: https://bit.ly/3bz1CKZ

Entonces, ¿es legal tener un pato como mascota? La respuesta es sí. La variedad que se puede tener en casa sin ningún género de dudas es el pato doméstico (Anas platyrhynchos domesticus), que se caracteriza por tener el plumaje blanco, el pico y las patas naranjas, y un temperamento afable.

Características de los patos

El término pato es la denominación genérica que engloba más de cien especies pertenecientes a la familia Anatidae, que son aves usualmente migradoras que viven en las proximidades del agua. Se caracterizan principalmente por tener el pico plano y ancho, y las patas palmeadas.

Antes de incluir un pato en la familia, es conveniente analizar sus gustos y comportamiento, ya que eso nos dará una idea sobre la idoneidad o no de tenerlos en nuestra casa:

  • Necesitan vivir al aire libre, bajo la luz directa del sol, y con mucho espacio para caminar y estirar sus alas.
  • Les gusta nadar y bañarse constantemente.
  • Estos animales defecan mientras caminan o nadan, y lo hacen casi con la misma frecuencia con la que mueven la colita. Además, no se les puede educar al respecto.
  • Emiten unos graznidos muy escandalosos, sobre todo cuando reciben cariño.
  • Son muy sociables. Son animales que necesitan la compañía de otros su especie.
  • Son fácilmente domesticables. Son capaces de responder a sonidos, por lo que, si se les pone un nombre, acudirán cuando se les llame.

El hogar ideal

Como decimos, el pato es un animal que necesita mucho espacio para vivir, y la libertad de moverse al aire libre. Pero al mismo tiempo, hay que protegerle de los depredadores. Para ello, existen diversas soluciones según la edad del animal:

Al calor del nido

Cuando los patos son crías, sus cuerpos aún no están cubiertos de plumas, por lo que son más sensibles a los cambios de temperatura. Durante los primeros meses es muy probable que el patito no se separe de ti en ningún momento: son animales acostumbrados a estar en grupo y, en la naturaleza, estar solos equivale a peligro.

El nido es ese refugio en el que la cría de pato estará a salvo de las corrientes de aire. Para construirlo tienes varias opciones:

  • Coloca una manta sobre una caja de madera o cartón y ponle un foco de luz para que su hogar se mantenga seco y caliente durante su primer mes de vida. Cuando el pato sea adulto tendrás que proporcionarle un nido mayor.
  • Si tienes más de un pato, puedes hacer su nido en una pecera de grandes dimensiones y sin agua. Debe medir como mínimo 70 centímetros de alto. En su interior debes poner unas camas de paja, bebederos y comederos.

El corral

Patos detrás de una valla metálica

Fuente: https://bit.ly/31O9EeL

Cuando el pato sea más mayor, debes proveerle de un refugio (como un conejero o gallinero) que le mantenga a salvo de las condiciones climatológicas adversas y de los depredadores.

Puedes construirle un corral por el que pueda caminar libremente, que tenga valla tanto en los lados como en el techo a fin de evitar la entrada a animales no deseados.

Para dormir por las noches necesita una caseta cálida y confortable. Debe constar de una puerta que se cierre firmemente para que los depredadores no tengan acceso al interior.

Agua para nadar

No podemos pasar por alto que los patos son aves acuáticas que disfrutan mucho del agua. Por eso, uno de los requisitos clave para asegurar su felicidad es proporcionarle un estanque para su recreo.

El agua no puede estar excesivamente fría, ya que son animales frágiles y delicados a los que les afectan mucho las corrientes y los cambios de temperatura.

Cuidados

Los cuidados básicos de los patos requieren dedicación y esfuerzo. A cambio, tu pato te lo agradecerá con muestras de cariño y unos sonoros graznidos de felicidad.

Higiene

Los patos son animales que cuidan mucho su aseo. De hecho, es muy habitual verlos acicalándose, batiendo su plumaje o higienizando su hogar de impurezas. Están tan acostumbrados a la limpieza que, ante cualquier deficiencia en este sentido, pueden caer enfermos.

Por eso nosotros, como sus cuidadores, debemos hacer lo mismo manteniendo siempre limpias sus instalaciones.

Es aconsejable poner arena en el suelo de su caseta y retirar las deposiciones de forma periódica cambiando dicha arena. Durante la noche, quita su comida para que no se contamine y pueda ser ingerida en mal estado.

En cuanto al estanque, éste debe tener un sistema de filtración que depure el agua de las deposiciones del animal. Otra opción es instalar una piscina de niños y cambiar el agua todos los días.

Alimentación

Durante las tres primeras semanas de vida se le debe alimentar con comida especial para polluelos y luego cambiar a comida para patos domésticos.

Crías de patos sentados en la hierba

Fuente: https://bit.ly/2Sr0XnE

Los patos en cautividad deben comer un alimento especial para aves de corral que podemos encontrar en centros especializados e incluso en nuestro veterinario de confianza. Además, de vez en cuando, podemos complementar su dieta con verduras frescas y granos de maíz o arroz triturados.

En cuanto a la bebida, el agua siempre debe estar fresca y limpia y debemos colocarla en un bebedero especial lo suficientemente profundo como para que pueda meter todo su pico y limpiar sus orificios nasales.

Es importante dejar la comida y el agua a su disposición durante el día.

Otras necesidades

Además de la higiene y la alimentación, hay que vigilar la salud de nuestra mascota. Lo normal es que, si se le tiene en óptimas condiciones, no requiera cuidados veterinarios específicos. No obstante, si presenta alguno de estos síntomas es necesario visitar al especialista:

  • Dificultad respiratoria.
  • Pérdida de apetito.
  • Deposiciones de consistencia muy dura o muy blanda, o de color amarillento, rojizo o negro.
  • Plumas opacas o aparentemente sucias.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Cambios en su conducta habitual.

Si ya te has decidido por contar con la compañía de alguno de estos tipos de patos, no olvides que MAPFRE cuenta con un Seguro para animales. Haz clic aquí y descubre las diferentes coberturas que tiene según la especie que elijas.

2020-03-30T08:29:27+02:0026 marzo, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.