Mantenimiento del jardín: cómo escarificar y airear el césped

Publicado por CanalHOGAR, 15 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

 Mantenimiento del jardín: Cómo escarificar y airear el césped

Lograr el césped verde y fresco con el que sueñas para tu jardín pasa necesariamente por aplicar un mantenimiento del jardín que incluye saber cómo escarificar y airear el césped. Son dos trabajos necesarios en casi todos los casos.

Riego, abono, corte... ¿Qué se te escapa en el mantenimiento del jardín? Si no sabes cómo escarificar y airear el césped y, de hecho, nunca lo has hecho, éste puede ser el error que estás cometiendo y que hace que tu césped luzca amarillo, con zonas secas y poco agradable, en general.

Los trabajos de jardinería de escarificación y aireación del césped no son tan conocidos: al no tratarse de cuidados básicos ni habituales, muchos aficionados a la jardinería desconocen estas técnicas y sus céspedes sufren las consecuencias más visibles, como la falta de vida y color.

Ni escarificar ni airear el césped son tareas que debas a hacer a menudo en tu jardín, pero tampoco deberías perderlas de vista por completo, ya que los jardineros y expertos aseguran que una vez al año es muy recomendable y beneficioso para cualquier tipo de césped natural.

¿Cómo escarificar el césped?

Escarificar no es más que retirar el denominado fieltro que suele crearse y acumularse en la superficie de la tierra sobre la que está plantado el césped. El fieltro es una capa fina, pero impermeable, que se forma de restos de hojas, raíces y tierra, y que se va sedimentando sobre la tierra e impide que el agua, el abono y el aire lleguen correctamente a las raíces del césped, con el consecuente empeoramiento de la alimentación de tu zona verde.

El trabajo de escarificación tiene por objeto romper este manto que bloquea la entrada de nutrientes a las raíces del césped.  Puedes realizarlo con un rastrillo, arañando de forma superficial, pero consistente y fuerte, la tierra. Sin embargo, es un trabajo duro y pesado y que al realizarse de forma manual, puede no ser efectivo. En el caso de extensiones grandes o medianas de césped,  es necesario y muy recomendable contar con una máquina escarificadora, que puedes alquilar, ya que el trabajo de escarificación es recomendable una vez al año en primavera, y en casos concretos, como cuando el césped crea mucho fieltro, también en otoño.

¿Cómo airear el césped?

El objetivo de airear el césped es facilitar la entrada de oxígeno y aire en general al mismo, de forma que las raíces de la planta cuenten con la cantidad necesaria para crecer sano, fuerte y vigoroso. La técnica empleada para airear el césped es hacer agujeros continuos y profundos, de unos 10 centímetros, en toda la extensión de césped. Se trata de hacer agujeros pequeños, pero profundos y abundante. Para airear tu césped, debes pinchar la tierra que lo nutre.

Existen diferentes herramientas para llevar a cabo el trabajo de aireado, entre ellas, las horcas de púas huecas o completas y el rulo de púas; existen también máquinas específicas y profesionales para hacer este tipo de labor, pero son caras y solo recomendables en extensiones de césped grandes y que necesiten de aireados más habituales.  Las horcas son prácticas para extensiones de césped bastante pequeñas, o si no, el trabajo será muy pesado y te llevará mucho tiempo. Lo más eficaz y rápido es hacer el aireado con un rulo de púas. Ten en cuenta que en primavera este trabajo de aireado es muy recomendable hacerlo cada año, y en otoño puede ser también útil.

Ahora ya sabes cómo escarificar y airear el césped, y la importancia de ambos trabajos de mantenimiento del jardín para disfrutar de un césped poblado y vigoroso. Si tu césped luce apagado, seco y amarillento, es muy probable que con estas dos labores logres mejorar su calidad y aspecto.

Esta primavera ponte manos a la obra y recupera tu césped, mientras tu Seguro de Hogar MAPFRE protege tu vivienda y se preocupa de que al igual que tu jardín luzca en perfectas condiciones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios