Ventajas y uso correcto de la olla a presión

Publicado por Cristina Yañez, 14 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo usar la olla a presión y sus ventajas

Uno de los inventos que revolucionó el mundo de la cocina fue sin duda alguna la olla a presión y pocos son los hogares que no poseen una para beneficiarse de sus ventajas y preparar multitud de platos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Historia: la primera patente de la olla express pertenece a un español que vivía en Zaragoza.
  • Versatilidad: se pueden preparar una cantidad inimaginable de platos en las ollas a presión y en muy poco tiempo.
  • Funcionamiento: debido a la presión que hay dentro de la olla se alcanzan temperaturas muy altas, por tanto hay que dejarla reposar y enfriar antes de abrirla.

 

Las posibilidades que nos da la olla a presión son infinitas y podemos preparar desde guisos como las lentejas o las judías, hasta carne en salsa o pollo con verduras. 

 

Ventajas de la olla 

Probablemente la característica que ha dado tanto éxito a la olla a presión y por la cual se ha convertido en un utensilio indispensable para mucha gente sea la reducción del tiempo que se emplea para cocinar los alimentos. Los platos que preparamos en la olla tardan en hacerse tres veces menos que si los hiciésemos por el método tradicional.

Pero también posee otra serie de ventajas que la hacen muy atractiva, como por ejemplo que debido a que todo el proceso se realiza con la olla herméticamente cerrada y en un tiempo reducido como ya hemos mencionado, los alimentos conservan mejor sus propiedades, evitan su oxidación y preservan mejor su sabor.

También contribuye a todo esto que la cantidad de agua a emplear es mínima. 

Cómo usar correctamente la olla a presión 

En lo referente a su uso, hay una serie de recomendaciones y consejos que nos permitirán sacar el máximo partido a nuestra olla a presión para que las recetas nos queden perfectas.

Por ejemplo, nunca deberemos llenar del todo la olla, por lo que el agua o líquido máximo que echaremos tendrá que cubrir como mucho tres cuartas partes del recipiente. Por otra parte, el mínimo que deberemos emplear será de una cuarta parte.

También es aconsejable bajar la potencia del fuego cuando la olla alcance la presión máxima. De esta manera estaremos ahorrando energía.

Una vez que la retiremos del fuego deberemos esperar a que la presión baje o desaparezca por sí sola y nunca pondremos la olla debajo de un chorro de agua fría para que se enfríe.

Por último, es muy importante limpiar siempre la válvula de seguridad por si pudiera quedar obstruida por algún resto de comida.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios