///¿Cuándo puedo bañar a mi cachorro?

¿Cuándo puedo bañar a mi cachorro?

5 minutos | Saber cuándo puedes bañar a tu cachorro y hacerlo bien es el primer paso para hacer del momento de la higiene perruna un oasis de relax para descargar tensiones.

Para las mascotas, basta una mala primera experiencia con el agua para cogerle aversión de por vida. Lo que está claro es que, ocurra lo que ocurra y por muy difícil que nos lo ponga, no debemos descuidar la higiene de nuestro animal, ya que es nuestra responsabilidad y de ello depende también su buen estado de salud.

Pero tan malo es la ausencia como el exceso de lavados. El PH de la piel canina es más bajo que el nuestro, es decir, tiene más acidez y por lo tanto tiene mayor tendencia a quedar reseca y flácida si se abusa del agua. Además, cuanto más corto sea su pelaje, menos lavados necesitará. Los de pelo largo no solo necesitan más agua y jabón, sino un buen cepillado. Para que no haya dudas, lo recomendable es, en términos generales, bañarle una vez al mes.

Si la primera toma de contacto de tu perro con el agua no fue la más afortunada y la hora del baño es una batalla campal de espuma y carreras por toda la casa, estos consejos serán tus mejores aliados.

¿Por qué tienen miedo al agua?

Antes de entrar en materia, es crucial conocer los motivos que llevan a nuestro perro a huir con el rabo entre las piernas cuando oye caer el agua.

Durante la primera etapa de socialización del cachorro (de las tres a las doce semanas de vida), todo lo que le enseñemos y presentemos le servirá para enfrentarse con mayor o menor éxito a las vivencias de su etapa adulta. El barrio en el que vivimos, las personas que estarán en contacto con él, los diferentes ruidos que le rodean y, como no, el contacto con el agua.

Todo lo que hagamos en las primeras semanas de vida lo recibirá con una curiosidad que debe ser satisfecha. Más adelante iniciará su etapa de miedos, con la que finaliza la socialización y se hace más difícil acostumbrarle a nuevos objetos o experiencias.

Al principio hay que ser enormemente cuidadosos, ya que los errores que podamos cometer le pasarán factura, como forzarle al baño o reprenderle comportamientos con castigos relacionados con el agua.

Además, hay otros factores, como enfermedades relacionadas con el agua, inseguridades propias de la edad avanzada, miedo ante aguas profundas o que consideren poco seguras… que pueden acrecentar ese terror a pasar por la ducha.

Si tu perro muestra una reacción desproporcionada al agua, con síntomas de ansiedad o malestar muy evidentes, puede que lo que tenga sea una fobia. En este caso, afectará a su sistema inmunológico, lo que hará que se debilite y sea más propenso a padecer ciertas enfermedades. Para evitarlo, es importante acudir a un profesional que pueda tratar su fobia.

Cuándo bañar a un cachorro

Como hemos dicho, las primeras semanas de vida son cruciales para familiarizarlos con su entorno, y es también el momento adecuado para hacerlo con el agua.

Lo ideal es esperar a que el cachorro tenga ocho o diez semanas para minimizar el riesgo de que se resfríe, aunque en algunos casos de urgencia podemos adelantar el baño a las seis semanas de vida. Por debajo de esta edad, solo debemos usar toallitas o esponjas ligeramente humedecidas, ya que su sistema inmunitario aún es muy débil.

Después del primer baño, lo aconsejable es dejar un espacio de tres o incluso seis meses antes de que tome otro.

Ten en cuenta que su primer baño es un acontecimiento muy importante y todo debe salir a pedir de boca. Hazlo siempre en una habitación cálida, con agua caliente (que no queme) y sécalo perfectamente antes de que salga de la zona. Deja que juegue, que experimente, y no le fuerces a nada. Es preferible que no salga demasiado limpio, si con ello evitas forzarle para enjuagarle perfectamente.

Trucos para bañar a tu mascota

  • La preparación

El primer paso para un baño de éxito es concienciar y acostumbrar al animal de que se trata de una actividad placentera. ¿Cómo? Con pequeños gestos que harán que pierda el miedo. Por ejemplo, no abras la ducha de repente, ya que el fuerte chisporroteo del agua hará que huya despavorido. Por si esto ocurre, conviene tener la puerta cerrada. Rodéale de juguetes que sepas que le gustan y galletas o recompensas para premiarle su buen comportamiento.

Si tú estás en un momento en el que te pueden los nervios o la ansiedad, es mejor que pospongas el baño para otro día, ya que el animal percibirá tu estado de ánimo y lo imitará inconscientemente. Evita también que haya gente desconocida alrededor.

  • Los materiales

Ten todos los productos a mano, listos para ser usados. Necesitarás: champú, esponja, toalla, suero fisiológico, cepillo para el pelo, tijeras, cepillo de dientes, bastoncillos de algodón, pinzas para eliminar pulgas o garrapatas (éstas últimas con cuidado pues hay que sacar también la cabeza), y, como no, golosinas y juguetes.

Elige un champú especial para el PH de los perros. En su defecto, puedes recurrir a uno infantil. Y si el can es muy peludo, usa un acondicionador que te ayude a desenredarle los nudos. Cuando acabes, enjuágale perfectamente, ya que cualquier residuo de jabón, por insignificante que sea, puede incomodarle bastante.

  •  El baño

Ya con todo debidamente preparado, llega el momento de llenar la bañera o recipiente con agua caliente. Si vas a usar manguera o ducha, comprueba antes que la presión del agua no sea tan fuerte como para asustar o dañar a tu mascota.

Mételo suavemente pero con energía en el baño y mójalo poco a poco todo el cuerpo, evitando que el agua salpique sus ojos o entre en los oídos.

A continuación, frótale con la esponja como si lo estuvieras acariciando mientras le hablas con en tono tranquilizador y suave. Y, si se ha portado bien, prémiale con una golosina.

Evita que durante el baño haya ruidos molestos o interrupciones.

En definitiva, haciendo las cosas con mesura, suavidad y sobre todo mucho cariño lograrás bañar a tu perro sin grandes complicaciones. Para el resto de cuidados cuentas con el Seguro para Mascotas MAPFRE, con el que tu cachorro siempre estará en las mejores manos.

2020-04-16T10:40:53+00:0010 febrero, 2020|

Comentarios (2)

  1. Amparo Gómez febrero 4, 2019 en 6:14 pm - Responder

    Perdón, pero sí el pH es más bajo, tiene MÁS ACIDEZ… mal comienzo…

    • canalHOGAR febrero 8, 2019 en 9:39 am - Responder

      Hola Amparo, gracias por tu aportación a canalHOGAR, hemos editado el contenido y eliminado la errata. Un saludo

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.