Inicio  /  Hogar  /  Limpieza y orden  /  Remedios para las manchas amarillas de la ropa

Remedios para las manchas amarillas de la ropa

¿Desesperado con la coloración amarillenta que sale en tu ropa? No te desesperes, porque con estos consejos podrás quitar las manchas amarillas de todas tus prendas de forma rápida y para siempre. ¡Quedarán como nuevas!

Si has llegado hasta aquí es porque has encontrado en tu ropa unas manchas amarillas que no se van con los lavados. Puede que haya sido un mantel, tu camisa preferida, o ese jersey de cárdigan de cuello alto que tanto usas en los inviernos. Pero sea la prenda que sea, no te preocupes, porque te traemos un montón de trucos para quitar las manchas amarillas de la ropa.

¿Por qué aparecen esas manchas amarillas?

Seguramente te hayas preguntado de dónde salen esas manchas amarillas en determinadas prendas de ropa. En la mayoría de los casos se debe a que la ropa ha estado guardada durante mucho tiempo en lugares húmedos y poco ventilados, o que en su día se metieron en el armario sin haberlas lavado o secado adecuadamente. También puede que se trate de restos de manchas antiguas de sudor y productos químicos (pasta de dientes, maquillaje, desodorante…), que con el paso del tiempo hacen que la coloración de los tejidos cambie.

Sea como fuere, no te preocupes, porque con estos métodos eliminarás esa coloración amarillenta fácilmente.

Cómo quitar las manchas amarillas de la ropa

Ilustración de un cesto con ropa y un bote de detergente

Fuente: https://bit.ly/32vvrGV

En el mercado encontrarás productos específicos para eliminar este tipo de manchas:

Lejía

Es el remedio más eficaz, pero no hay que olvidar que es muy agresivo. Por eso, antes de usarla, comprueba si en la etiqueta de la prenda se especifica algo al respecto.

Diluye 100 mililitros de lejía en 10 litros de agua y deja la prenda a remojo durante media hora. Pasado ese tiempo, mete la prenda en la lavadora, vierte 100 mililitros de lejía en su cajetín (identificado con un triángulo) o, en su defecto, en la cubeta del detergente (identificada con un II en números romanos), y programa el lavado habitual.

Oxígeno activo

Si no puedes usar lejía en la prenda, el oxígeno activo es un buen sustituto. Las cantidades y la forma de uso varían en función de la marca, pero normalmente se suele verter en la misma cubeta del detergente antes del lavado. Para un resultado más óptimo, y siempre que la composición de la prenda lo permita, se recomienda programar un lavado a alta temperatura.

Remedios caseros para sacar manchas amarillas

Ropa tendida en una cuerda al aire libre

Fuente: https://bit.ly/2p1srnW

Si ya has probado los dos productos anteriores y no han surtido efecto, o simplemente quieres opciones libres de tóxicos, toma nota de estos remedios caseros:

Vinagre blanco

Las propiedades del vinagre blanco en la limpieza son muchas y muy eficaces. Una de ellas es esta: quitar las manchas amarillas de la ropa. Y, por si fuera poco, además actúa como suavizante.

Si quieres usarlo para lavar a mano, pon medio vaso de vinagre con medio vaso de sal en un barreño con agua fría. Sumerge la prenda y déjala a remojo durante media hora. Después, lávala de la forma habitual.

Si prefieres la lavadora, vierte un vaso de vinagre en la cubeta del suavizante y, una vez finalizado el programa, tiende la ropa al sol.

Zumo de limón

El limón es una fruta tan versátil que su campo de actuación va más allá del meramente nutricional: es un excelente aliado en el aseo personal, en la higiene del hogar y en la limpieza de la ropa. En este caso, no solo actúa como quitamanchas, sino también como blanqueador de la prenda.

Para quitar las manchas amarillas, rocía sobre ellas el zumo de un limón y deja la prenda al sol durante una hora. Después, métela en la lavadora con el resto de la colada.

Bicarbonato

Ya hemos hablado en otras ocasiones de las bondades del bicarbonato en la limpieza de la ropa y del hogar.

Para este caso, debes humedecer la prenda, aplicar el bicarbonato directamente sobre la mancha y frotar suavemente con ayuda de un cepillo. Deja actuar durante no más de cuarenta minutos, enjuágala y después, a la lavadora.

Otra opción es mezclar el bicarbonato con el zumo de un limón y aplicar la pasta sobre la mancha. Deja la prenda al sol y, cuando esté seca, métela en la lavadora.

Agua oxigenada

Es como el oxígeno activo, pero en versión ecológica. Para eliminar las manchas amarillas de la ropa tienes que dejar la prenda a remojo en un barreño con agua fría y agua oxigenada a partes iguales durante media hora. Pasado ese tiempo, mete la prenda en la lavadora.

Si la tonalidad amarilla se debe a un descuido con la plancha, humedece un trapo en agua oxigenada y frota con él la zona quemada. Después, pon ese mismo trapo sobre la mancha y pasa la plancha por encima a una temperatura media.

También puedes usar el agua oxigenada añadiéndola a la lavadora en las cargas de ropa blanca.

Pasta de dientes

Parece increíble que la pasta de dientes, una de las causas de este tipo de manchas, sea también una de sus soluciones más eficaces. Pero así es, y es excelente contra las manchas de sudor. Pon la pasta en un cepillo y frota la mancha. Después, enjuaga la tela y métela en la lavadora.

2020-01-07T17:33:46+02:0026 diciembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.