Diferencias entre el detergente líquido, en polvo y pastillas

Publicado por canalHOGAR, 20 May 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Diferencias entre el detergente líquido, en polvo y pastillas

Las ofertas en productos de limpieza nunca dejan de crecer, pero es necesario conocer las diferencias esenciales en cuanto a tipo de presentación para elegir lo adecuado. Las diferencias entre el detergente líquido, en polvo y pastillas existen y debes saberlas.

Al margen del gusto y la experiencia personal de cada usuario, es necesario admitir que existen diferencias entre el detergente líquido, en polvo y pastillas que pueden hacer que te decantes por unos u otros, de acuerdo con tus necesidades y prioridades de limpieza en tu colada.

El uso es la característica común que presentan los diferentes tipos de detergente; independientemente de su presentación, todos sirven para lavar la ropa en la lavadora. Pero después de lo que les une, se impone saber que les diferencia.

Detergente en polvo

Gana en experiencia a los demás detergentes, pues fue el primero en llegar al mercado. Ha evolucionado mucho desde entonces y las fórmulas actuales son más concentradas, completas y eficaces que las de antaño, por lo que hay muchos defensores aún de este tipo de detergente. Frente a los líquidos, y los que se fabrican en pastillas, suele ser una propuesta algo más económica y, por lo general, implementa menos funciones, más allá de la limpieza de la ropa. Su  manipulación es menos cómoda y mucho menos practica que las pastillas o el detergente líquido.

Detergente líquido

Después de la textura polvo, llegó el detergente líquido que hoy suele ser bastante completo al incorporar otros agentes y aditivos que permiten, además de limpiar, perfumar o aportar suavidad a la colada, por ejemplo. Suelen ser productos concentrados que se presentan en cómodas garrafas que se usan con mucha facilidad. Una gran ventaja del detergente líquido es que puede usarse fácilmente para otras cosas, además del lavado en la lavadora; por ejemplo, para lavar a mano o aplicar directamente sobre manchas difíciles.

Detergente en pastillas

El último formato en llegar es también -por lo general, el más caro- aunque presenta una serie de ventajas que lo diferencian del detergente en polvo y del líquido. La comodidad de uso y almacenaje del producto es máxima. Su eficacia y combinación de funciones también suele ser superior al de los otros dos tipos de detergentes. Aunque gana en popularidad y adeptos, aún no todas las marcas de detergentes ofrecen sus fórmulas en pastillas.

Las diferencias entre el detergente líquido, en polvo y pastillas son esenciales aunque no funcionales, la experiencia personal y las necesidades concretas de cada usuario suelen equilibrar la balanza hacia uno u otro producto. Al elegir entre las pólizas de Seguro de Hogar MAPFRE, también las necesidades y prioridades personales, así como las características de tu vivienda deben guiar tu elección.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos