Beneficios e inconvenientes del gresite

Publicado por Vanesa Sánchez, 22 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Características del gresite

Por sus posibilidades decorativas y su alta resistencia, el gresite es un material muy valorado para revestir paredes y techos.

LO QUE DEBES SABER...
  • Gresite: material compuesto de vidrio que es cocido a altas temperaturas, dándole forma de pequeños cuadrados.
  • Ventajas: además de ser resistente, versátil y duradero, ofrece diferentes combinaciones.
  • Desventajas: una de las principales es el precio. Además, si se requiere de un profesional para instalarlo, también se incrementará.

 

A continuación vamos a analizar cuáles son las ventajas e inconvenientes del gresite, este material tan solicitado últimamente para acabados en baños y cocinas.

 

Ventajas del gresite

En primer lugar, debemos saber que el gresite está compuesto de material de vidrio cocido a altas temperaturas al que se le da forma de pequeños azulejos cuadrados de entre 3 y 4 cm. El gresite no lleva arcilla en su composición y ello hace que sea más resistente que la baldosa convencional.

Las ventajas que ofrece el gresite están relacionadas con su resistencia, durabilidad y versatilidad en cuanto a diseño. Admite como ningún otro material las condiciones climáticas más extremas y adversas, por lo que es una excelente opción para exteriores y piscinas.

Es muy valorado en la decoración, sobre todo en baños, ya que en los últimos años se ha desarrollado un interés especial en los diseños realizados con este material que ofrece multitud de posibilidades decorativas no solo en paredes o suelos, sino también dentro de las duchas, haciendo cenefas, enmarcando espejos, etc.

Otra característica del gresite es la limpieza. Es un material muy fácil de limpiar cuando se trata de teselas de buen tamaño; en cambio, cuanto más pequeños son los azulejos, mayor es el número de juntas que hay que limpiar y, por tanto, que pueden ennegrecerse con moho.

Qué desventajas tiene el gresite

Si tenemos que citar las desventajas del gresite, sin duda, el precio es la principal, tanto por el material como por la mano de obra, salvo que lo instalemos nosotros mismos.

No es excesivamente complicada su colocación, o al menos no más que la de cualquier otro tipo de baldosa, a no ser que se quieran hacer diseños que requieran un conocimiento más profesional. Hay que alisar la superficie, aplicar el cemento cola y colocar las piezas, teniendo cuidado de mantener siempre las líneas para garantizar un buen resultado.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos