Inicio  /  Decoración  /  Decoración interior  /  Qué tener en cuenta a la hora de distribuir los electrodomésticos

Qué tener en cuenta a la hora de distribuir los electrodomésticos

5 minutos | Tanto para facilitarte el cocinado como para no interferir en el rendimiento de los diferentes aparatos, estos son algunos tips que debes seguir si quieres tener una correcta distribución de los electrodomésticos.

Si nunca te has enfrentado al reto de diseñar el lugar que ocupará el mobiliario de tu cocina, posiblemente no seas consciente de la importancia que tiene distribuir los electrodomésticos correctamente.

En una cocina siempre debemos dejar espacio para colocar los electrodomésticos más básicos. Los fogones, el frigorífico y el lavavajillas son algunos de ellos, pero pueden ser incompatibles entre sí cuando se colocan demasiado cerca unos de otros.

Tanto si estás pensando en cambiar la distribución de la cocina, como si vas a comenzar con el montaje de la cocina en tu vivienda de nueva construcción y debes decidir dónde irán los muebles y electrodomésticos, te damos las claves para hacerlo correctamente, atendiendo a tus necesidades y alargando la vida útil de los aparatos.

Electrodomésticos principales en una cocina

Hoy en día existen electrodomésticos sin los que no podemos vivir en nuestro hogar. Por muchas opciones que existan fuera de casa, en la cocina hay algunos básicos muy necesarios en los que merece más la pena invertir para facilitarnos la vida.

Uno de los electrodomésticos principales en cualquier casa es la nevera, que principalmente se suele encontrar en la cocina, es el electrodoméstico de mayor tamaño y también uno de los que más energía consume.

También son básicos los fuegos para cocinar, que poco a poco se han ido sustituyendo por las vitrocerámicas o placas de inducción. Junto con el horno, son dos imprescindibles.

Además de estos, podemos encontrar otros electrodomésticos de gran tamaño como el lavavajillas o la lavadora, que precisan de una toma de agua para funcionar.

Como complemento podemos incluir otros pequeños electrodomésticos como el microondas, la cafetera, la tostadora, la batidora, el exprimidor, y el robot de cocina como la Thermomix que se ha convertido en la salvación de muchos hogares a la hora de cocinar.

Trucos para distribuir los electrodomésticos

Las cocinas de los nuevos hogares son cada vez más pequeñas. Algunas de ellas se encuentran integradas con el salón y otras estancias de la casa, limitando mucho el espacio del que disponemos para distribuir los electrodomésticos.

Con la finalidad de hacerla más práctica a la hora de distribuir una cocina pequeña, los expertos en interiorismo recomiendan hacer un análisis de cuáles son los electrodomésticos a los que realmente vas a dar uso en tu hogar, e incluir solo aquellos que sean prácticos.

 

En toda cocina hay siempre 3 puntos clave para hacer la división de los muebles y electrodomésticos: la zona de lavado, la zona de cocinado en caliente y la zona de frío.

Distribuyendo los electrodomésticos según el tipo de uso, nos será mucho más fácil movernos en la cocina, impidiendo que haya interferencias entre unos aparatos y otros que puedan provocar daños o accidentes, para que tu hogar esté más seguro, y tus electrodomésticos durante más tiempo.

Zona de lavado

La zona de lavado, o zona húmeda, comprende el lugar en el que está situado el fregadero, junto con los electrodomésticos que necesitan una toma de agua y desagüe. Es aquí dónde también podemos colocar el lavavajillas, para facilitarnos la tarea de enjuagar los platos antes de ponerlos a lavar, ensuciando lo menos posible.

En la zona de lavado, se puede colocar también la lavadora si no dispones de lavadero a parte y quieres colocarla en la cocina. Es un electrodoméstico que se puede colocar sin problema al lado del lavavajillas, y te vendrá mucho mejor tener la toma de agua cerca del fregadero.

Zona de calor

Existen algunos electrodomésticos en la cocina que desprenden tanto calor, que podrían dañar otros aparatos cuando se encuentran demasiado cercanos. Este es el caso por ejemplo del horno, que no se recomienda colocar junto con el frigorífico, ya que al estar en funcionamiento haría trabajar más el motor de la nevera para mantener la temperatura, aumentando el consumo energético.

Una propuesta muy cómoda es colocar el horno junto a los fogones o la placa vitrocerámica. Ambos son aparatos que están protegidos contra el calor y son totalmente compatibles.

Lo normal en las viviendas clásicas ha sido siempre poner el horno justo debajo de la zona de cocinado, aunque hoy en día las cocinas más modernas lo colocan a una altura más elevada para facilitar su uso, empotrando de manera vertical también el microondas y la cafetera.

Zona de frío

La última zona principal de la cocina es dónde debemos colocar el frigorífico y el congelador. Estos electrodomésticos pueden estar colocados cerca de la zona de agua, dejando siempre al lavavajillas y la lavadora el lugar más cercado al fregadero.

Otra opción para colocar la zona de fría es junto a la despensa, de manera que todos los alimentos, ya sean refrigerados o alimentos no perecederos, queden en el mismo espacio.

Coloca siempre el frigo y el congelador lo más alejado posible de las fuentes de calor o del sol directo, y así podrán funcionar a máxima potencia sin que su eficiencia se vea mermada.

Consejos útiles para distribuir los electrodomésticos

Estas pautas para distribuir los electrodomésticos se pueden aplicar a cualquier cocina estándar. Pero no todas las cocinas son iguales. Las hay que tienen un espacio más limitado, y otras que tienen una distribución especial que nos impide colocar todos los electrodomésticos como nos gustaría.

Para estas cocinas que tienen un diseño que se nos resiste, hay algunos trucos que te pueden venir muy bien:

  • Si tienes espacio limitado en tu cocina, decántate por electrodomésticos multifunción, como por ejemplo, un horno-microondas, que ocupa la mitad de espacio.
  • Aprovecha el espacio vertical para colocar todos tus electrodomésticos. Algunos como el frigorífico, el horno, la cafetera y el microondas se pueden integrar unos encima de otros.
  • Coloca la lavadora y la secadora en un lugar a parte si no caben en tu cocina. Plantéate hacer un pequeño lavadero, o bien colocarlas en el baño si dispones de más espacio.
  • Para mantener el orden en tu cocina, guarda siempre los pequeños electrodomésticos cuando no los estés usando. Deja suficiente lugar en tus armarios o cajones, y tu cocina estará siempre perfecta.

Con estos tips para distribuir los electrodomésticos en tu cocina podrás mejorar la eficiencia de cada uno de ellos, con un funcionamiento óptimo que además te permitirá moverte más cómodamente por todo el espacio. ¡Son todo ventajas!

2019-11-25T13:44:12+00:0019 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.