Cómo comer con palillos chinos

Publicado por Covadonga Carrasco, 16 May 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Comer con palillos chinos

Si eres de los que te da apuro pedir cubiertos en un restaurante chino, hoy queremos explicarte cómo comer con palillos. Aunque no es una tarea fácil y cuesta algo de tiempo hacerlo bien, con estos trucos te será más sencillo.

LO QUE DEBES SABER...
  • Posición: el primer palillo debe estar fijo y el segundo encargarse de los movimientos.
  • Relajación: la muñeca y los dedos deben estar relajados para que no se nos caiga la comida.
  • Cruzados: al soltar los palillos hay que evitar dejarlos cruzados, ya que esto simboliza la muerte en la cultura china.

 

Todos somos capaces de comer con palillos, aunque solo sea el arroz y usándolos a modo de cuchara, pero esa no es la manera en la que debemos hacerlo. Dejar de hacer el ridículo delante de nuestros amigos cuando comamos en un restaurante oriental es el objetivo.

 

Colocar siempre los palillos en el reposapalillos

Lo primero que debemos saber es que los palillos nunca deben entrar en contacto con la boca, ya que según las costumbres orientales esto es de mala educación.

Entre bocado y bocado tendremos que colocar los palillos sobre el reposapalillos que se encontrará junto a nuestro plato o nuestro bol.

Siempre deben colocarse en paralelo, si los colocamos cruzados podemos darle un buen susto a los comensales orientales que tengamos en la mesa, especialmente si son chinos, ya que esta posición simboliza la muerte.

Pero pongámonos manos a la obra, lo primero que tendremos que hacer para saber cómo utilizar los palillos es colocar uno de ellos entre el pulgar y el dedo corazón, para que descanse en el hueco de la base del pulgar y sobre la unión de la primera y la segunda falange.

Todo es cuestión de ensayar

La muñeca debe estar relajada y los dedos también, si están tensos no conseguiremos realizar el segundo paso.

El segundo palillo lo colocaremos entre el pulgar y el dedo índice, la parte inferior debe sostenerse con la yema del dedo pulgar y la superior con la yema del índice.

Los palillos deben quedar colocados de forma paralela. Hemos de tener en cuenta que el primer palillo es el que quedará fijo y será el segundo el que tendremos que mover con destreza.

Nadie dijo que fuera fácil, porque a veces parece que los palillos están vivos y toman sus propias decisiones, pero todo es cuestión de práctica, así que solo hay que ir ensayando con pequeños objetos antes de acudir al restaurante. Coger corchos y bolitas de papel puede ser un buen ejercicio para después no fallar con el sushi.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos