Cómo restaurar metales

Publicado por canalHOGAR, 20 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Restaurar objetos de metal

¿Quién no tiene en casa algún objeto de metal que se ha ido oxidando con el paso del tiempo o por tenerlo a la intemperie? Hoy te enseñamos cómo restaurar metales de una forma muy sencilla, paso a paso.

Aunque creas que ese objeto de metal nunca más volverá a lucir como el primer día, hoy te traemos la solución. Si sabes cómo restaurar metales con los productos idóneos, será una tarea fácil y rápida. Sólo tienes que seguir estos consejos:

Materiales que necesitarás

Antes de comenzar a restaurar metales deberás tener a mano algunas herramientas:

- Un cepillo metálico.

- Lana de acero.

- Guantes.

- Muñequilla de algodón.

- Un pincel.

- Un trapo.

- Desoxidante.

- Disolvente.

- Barniz para metales.

- Un pulidor o abrillantador.

Si también tienes que restaurar un objeto de hierro, no olvides comprar un destructor de óxido de hierro. Aunque por norma general, no solemos tener estos productos en casa, se pueden encontrar fácilmente en cualquier centro de bricolaje, en una ferretería o en grandes superficies.

Procedimiento

Cuando comiences con esta tarea, debes distinguir si la pieza que vas a restaurar es de hierro u otro material. Si es de hierro, primero debes eliminar el óxido con un destructor de óxido de hierro, un producto que deberás aplicar con un pincel o con lana de acero de un grano medio.

En cambio, si el objeto es de latón, bronce o cobre, habrá que utilizar el desoxidante de la misma forma que el destructor de óxido de hierro.

Además de utilizar estos productos, también puedes poner en práctica algunos remedios caseros:

- Vinagre y pimentón para el cobre.

- Un corcho y aceite de oliva para el hierro.

- Una mezcla de sal y zumo de limón o vinagre para el bronce y el latón.

Después de haber aplicado estos primeros productos, debes dejar secar y aclarar después con agua hasta que todo quede totalmente limpio. El paso posterior consiste en pasar la lana de acero por todo el objeto para conseguir un resultado mucho más impoluto y después un trapo.

Los últimos pasos consisten en pulir y barnizar el objeto. Para pulir un metal puedes usar el pulidor o abrillantador ayudándote de una muñequilla de algodón. Se debe hacer con movimientos circulares hasta que el objeto quede completamente pulido. Después de secar el pulidor, utiliza otra muñequilla limpia o un trapo para frotar el objeto y resaltar el brillo.

El proceso relativo a cómo restaurar metales finaliza con el barnizado. Para ello debes elegir un barniz que sea específico para los metales y aplicarlo ayudándote de un pincel. Con estos consejos podrás tener esos objetos tan decorativos luciendo como el primer día en cualquier estancia de tu casa. Y recuerda contratar un Seguro de Hogar MAPFRE para hacer frente a muchos de los imprevistos que acontecen en las viviendas. ¡Te informamos de todo lo que necesites!

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: cepillo metálico, lana de acero, guantes, pincel, trapo, muñequilla de algodón, pulidor, disolvente o desoxidante. Usar barniz al final es optativo.
  • Metales: se puede limpiar hierro, latón, cobre o bronce.
  • Remedios caseros: para el cobre usar vinagre y pimentón, para el hierro un corcho con aceite de oliva, y para el bronce y latón, zumo de limón o vinagre con sal.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos