¿Qué es un balastro electrónico y para qué se usa?

Publicado por CanalHOGAR, 14 Mar 2016

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

¿Qué es un balastro electrónico y para qué se usa?

Frente a los antiguos electromagnéticos, se imponen ya los electrónicos, pero, exactamente, ¿qué es un balastro electrónico y para qué se usa? Es un dispositivo que se usa para regular la corriente eléctrica de un tubo fluorescente.

La función de un balastro es estabilizar y limitar la intensidad de la corriente en las lámparas fluorescentes principalmente. Aunque la función de ambos balastros es la misma, la forma de funcionamiento es diametralmente opuesta y cuando conoces qué es un balastro electrónico y para qué se usa, se aprecian sus virtudes, frente a los ya casi desfasados balastros electromagnéticos.

Los balastros electrónicos son elementos esenciales que utilizan componentes electrónicos en lugar del tradicional transformador. Los tubos fluorescentes necesitan de un balastro, principalmente para realizar dos funciones.

1. El balastro aporta tensión suficiente para que la lámpara fluorescente pueda encenderse.

2. Durante el uso del tubo fluorescente, mientras que está encendido, el balastro limita la corriente que pasa a través de él para que el funcionamiento e iluminación sea la adecuada.

De acuerdo con estas dos funciones principales, el balastro electrónico se presenta como un elemento imprescindible para el correcto funcionamiento de una lámpara fluorescente, en el mercado existen balastros electrónicos de diferentes potencias para adaptarse a todas las necesidades y posibilidades.

Actualmente, lo más habitual es que el balastro electrónico forme parte del mecanismo o del sistema de una lámpara fluorescente y viene a ocupar el espacio y hacer las funciones de las que antes se ocupaban el balastro convencional, el cebador y el condensador. Para ocupar el mínimo espacio y adaptar a la forma de las luminarias fluorescentes, los balastros están recogidos en una carcasa compacta y de forma alargada.

Los balastros electrónicos suponen una  mejora considerable de las prestaciones de las lámparas de tipo fluorescente y frente a los balastros electromagnéticos, presentan una serie de ventajas que les hacen ser los preferidos actualmente en casi todas las instalaciones por la gran parte de expertos en electrónica y luminaria.

Inmediatez

El arranque de un tubo fluorescente con balastro electrónico es mucho más rápido que el de los que usan balastros electromagnéticos. La razón se encuentra en el uso de un circuito de semiconductores que proporciona a las lámparas un arranque casi inmediato y sin apenas parpadeos en la intensidad de la luz.

Multitarea

En sistemas complejos de iluminación y siempre que se utilice el balastro electrónico de la potencia adecuada, el mismo puede servir para alimentar diferentes tubos fluorescentes a la vez.

Calidad en la luz

La luz que desprende una lámpara fluorescente alimentada  por un balastro electrónico es estable, eliminando los incómodos parpadeos y vaivenes que antes eran comunes en este tipo de luminarias. El balastro electrónico trabaja por lo general a 20 kHz o más, lo que elimina el parpadeo de la luz o lo hace casi inapreciable para el ojo humano.

Rendimiento

Los balastros electrónicos mejoran considerablemente el rendimiento de los tubos fluorescentes: según los expertos, el rendimiento aumenta un 9 por ciento cuando la lámpara llega a 10 kHz y continúa mejorando hasta llegar a los 20kHz. A mayor frecuencia, mayor rendimiento energético presenta la lámpara y también el balastro.

Silencio y eficiencia energética

Frente a los balastros convencionales, los electrónicos son tremendamente silenciosos en su trabajo y el rendimiento energético puede ser superior al 98 por ciento, ya que casi no se calientan, por lo que no desprenden calor al ambiente. El rendimiento luminoso aumenta también con un balastro electrónico.

Estas ventajas que presenta el balastro electrónico explican su popularidad y aumento de uso, frente a los anteriores balastros. Además de saber qué es un balastro electrónico y para qué se usa, es importante que tengas en cuenta que estas virtudes que presenta este dispositivo frente a otras alternativas que han quedado, en general, desfasadas y en desuso por presentar importantes desventajas.

Los avances deben adoptarse lo antes posible en el entorno doméstico para un disfrute mucho más solidario, como ha ocurrido con el balastro electrónico, igual ocurre con las coberturas y asistencias de las pólizas de Seguro de Hogar MAPFRE, que se incrementan, actualizan y mejoran cada día para ofrecer las mayores ventajas.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios