Construye tus propias vigas decorativas

Publicado por Vanesa Sánchez, 19 Feb 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Instalar vigas decorativas

Si quieres dar un toque rústico y tradicional a una estancia abuhardillada, las vigas decorativas son la mejor elección. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Vigas de madera: quedan muy bien para dar un toque rústico a cualquier estancia.
  • Tipos de vigas: las hay huecas de madera y de poliuretano.
  • Pasos: marcar donde irán las vigas, atornillar los soportes al techo, cortar la viga al tamaño deseado y sujetar las vigas a los soportes.

 

También pueden aportar calidez a una habitación austera creando un ambiente moderno e incluso resolver pequeñas grietas, difíciles de tapar con otras técnicas. Existe una amplia gama de acabados en madera y poliuretano, pero son las vigas huecas las que más se utilizan ya que además de decorar son útiles para usarlas como canaletas.

 

Pasos para instalar vigas huecas

Tanto si son de madera como si son de poliuretano, lo primero que tenemos que hacer es planificar con cuidado el sitio donde vamos a poner las vigas. Si son de madera en bruto primero hay que aplicarles el tinte y terminar de tratarlas.

Si los soportes de las vigas no traen hechos los agujeros, deberemos hacerlos. Con una regla trazamos dos líneas diagonales y con una broca para madera del 6 taladramos justo en la intersección.

Con una bota de trazar marcamos donde se situará la viga y repartimos los soportes. El próximo paso en un techo normal será atornillar los soportes, para lo cual utilizaremos un taco para introducir el tornillo adecuado para nuestro techo. Tenemos que tener cuidado y colocar los tornillos a contraveta para que no se agriete la madera en un futuro.

Una vez colocados los soportes es el momento de cortar la viga al tamaño deseado con una sierra. El último paso será marcar el lugar en el que van a ir los soportes para luego sujetar la viga con un par de clavos.

Cómo instalar vigas de poliuretano

El proceso de instalación para una viga de poliuretano es mucho más sencillo y no necesita de herramientas profesionales ni de grandes conocimientos sobre bricolaje.

Después de marcar el lugar donde va a ir la viga, le aplicamos la silicona especial. Para finalizar, poco a poco colocamos la viga en su lugar y para evitar que queden burbujas de aire separamos y juntamos la viga un par de veces antes de fijarla definitivamente presionando con fuerza durante un tiempo prolongado.

Ya tendremos un toque rústico y cálido en la decoración de nuestra estancia, solo nos faltará completarla con un mueble de madera envejecida y un toque de luz tenue.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos