5 síntomas de deshidratación en perros y gatos

Publicado por canalHOGAR, 15 Jun 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

terrier bebiendo agua

El verano es temporada de alto riesgo para la deshidratación, pero no solo en tiempo de calor tu perro o tu gato pueden deshidratarse, siempre merece la pena saber cuáles son los síntomas de deshidratación en mascotas.

Perros, gatos y seres humanos coinciden en depender del agua para su supervivencia. Por ello, es imprescindible para cuidar de tu mascota saber cuáles son los síntomas de deshidratación para actuar de forma eficiente y rápida. Unos minutos pueden ser cruciales para la salud de tu perro o gato.

Nunca debes relajarte en cuanto al suministro de agua de tu mascota, ni en verano ni en invierno y, aunque es cierto que el calor atmosférico, la falta de humedad y las altas temperaturas elevan el riesgo de deshidratación, no pierdas de vista que otras situaciones como vómitos o descomposición también pueden provocar una grave situación de falta de agua en tu mascota.

El agua fresca y limpia siempre debe estar a disposición de tu perro o gato, tanto en casa como fuera de ella. Recuerda que los animales pueden regular sin problemas su exceso de agua, pero no ocurre lo mismo con una carencia acusada que puede provocarles graves problemas de salud e incluso la muerte.

Cada mascota y cada raza, incluso dependiendo de la edad del animal, tiene sus propias necesidades hídricas que tu mejor que nadie conocerás y que sin en los primeros días tienes dudas, debes consultar con el veterinario. Como norma general vigila estos 5 síntomas de deshidratación en perros y gatos.

Alerta 1: piel poco flexible

Acaricia y toca a tu perro o gato a menudo y sospecha al mínimo signo de falta de elasticidad en su epidermis. La piel de los animales –también la de los seres humanos- refleja con certeza y rapidez la falta de agua. En el caso de los perros, es fácil cogerles en la zona superior entre la cabeza y el cuerpo un suave pellizco y volverlo a soltar, si la piel no vuelve rápidamente a su estado natural, es importante que te preocupes por la hidratación de tu mascota.

Lo natural y saludable es que dentro de sus características propias la piel de un perro o gato se mantenga flexible, hidratada y tersa cuando sus niveles de agua son los indicados.

Alerta 2: encías secas

La cavidad bucal de tu mascota es una zona a observar a menudo pues la falta de color saludable o un aspecto deslucido son señales claras de que algo no va bien en su salud. En el caso de la deshidratación, las mucosas de los animales se vuelven secas, lo que debe hacer saltar las señales de alarma.

Las encías y el interior de la boca de las mascotas son zonas a vigilar y observar especialmente si sospechas que tu perro no está bien o puede estar ingiriendo menos agua de la que necesita. Tocarle el hocico o nariz también es clave para detectar deshidratación.

Alerta 3: ojos hundidos

Los ojos también en los perros hablan del interior de una forma clara, si la mirada de tu mascota se torna decaída, turbia y seca, perdiendo su brillo natural es muy posible que no esté asimilando el agua que necesita o que está perdiendo más que lo que es capaz de retener como consecuencia de vómitos o diarreas, por ejemplo.

El globo ocular del perro debe mantener su forma, tamaño y grosor, también su aspecto habitual; si los ojos están hundidos es probable que haya falta de agua. En el caso de los gatos, ponte en marcha rumbo al veterinario si no observas cambios rápidos de apertura en el iris al exponerse a los distintos niveles de luz.

Alerta 4: ritmo cardiaco acelerado

Un corazón latiendo por encima de su ritmo habitual siempre denota que algo no va bien, especialmente si con el acelerón no responde a un esfuerzo puntual y no se recupera el ritmo normal en pocos minutos. Si tu perro tiene que hacer un esfuerzo extra porque le falta agua, su corazón te dará una pista clara. En cuanto a los gatos, una buena forma de valorarlo es si hace ruidos poco habituales durante sus muchas horas de sueño o si se muestra intranquilo, durmiendo menos de lo acostumbrado y lamiendo superficies poco usuales como la pared o el suelo.

No esperes a que sea demasiado tarde, si denotas un ritmo cardiaco anormal en tu mascota lo mejor es llevarle al veterinario con urgencia.

Alerta 5: pulso débil

El aletargamiento, la falta de actividad y un pulso muy suave o débil completan un cuadro de deshidratación con mucha seguridad u otro problema de salud de tu mascota. Mientras que es habitual que el corazón se acelere también lo es que con la falta de agua el pulso del animal se debilite.

No te arriesgues a que tu perro o gato pueda padecer daños irremediables en su organismo por una deshidratación profunda y continua. Atiende inmediatamente una situación de pulso débil y acude al veterinario.

Estos 5 síntomas suelen darse de forma conjunta o ir apareciendo a medida que la situación de deshidratación se hace más severa. Lo mejor es consultar con tu veterinario, pero mientras llegas a la clínica, intenta que tu mascota ingiera líquidos, no en grandes cantidades y evita el agua demasiado fría. Si no puedes hacer que beba agua, inténtalo con caldos ligeros, suero y con una jeringuilla si es preciso. También puedes ofrecerle alguna de las frutas que combaten la deshidratación en mascotas.

Los perros y gatos más jóvenes –especialmente los cachorros- y también los más mayores -de 7 años o más- reúnen, por lo general, factores extras de riesgo de deshidratación, por lo que no bajes la guardia y mantente siempre alerta, revisando su estado, especialmente en verano, en situaciones de altas temperaturas o cuando sufra episodios de vómitos o diarreas constantes.

La atención de tu mascota es una obligación irrenunciable, cada dueño debe darle su mascota la mejor calidad de vida posible atendiendo a sus necesidades y teniendo respuestas inmediatas cuando sus amigos de cuatro patas sufren problemas como una deshidratación. Con el Seguro de Mascotas MAPFRE puedes estar tranquilo, ya que siempre tendrás atención y respuesta ante cualquier situación que se presente, gracias a la disponibilidad de un amplio cuadro médico veterinario.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos