DIY: Collares con estilo

Publicado por canalHOGAR, 12 Oct 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Collar de metal de estilo Boho Chic

Aprende a hacer tus propios collares con los materiales y abalorios que te hayan sobrado de otros trabajos.

Recopila todos los restos de abalorios que tengas en casa porque estos collares admiten todo tipo de ingredientes: perlas, cascabeles, lazos, piezas metálicas, restos de un cinturón viejo, cuentas de collares rotos, retales de tela, o simplemente el sobrante de algún que otro trabajo que hiciste anteriormente.

Con estos materiales vamos a realizar tres collares de máxima tendencia y que encontraremos en todas las tiendas. Nuestra ventaja es que nos servirán como entretenimiento y, además, nos saldrán más baratos.  Toma nota.

 

Collar boho chic metálico

 

Necesitas:

  • Tijeras
  • Alicates de punta plana
  • Silicona líquida
  • Laca de uñas de color plata
  • Un retal de tela
  • Cinta de raso
  • Arandelas
  • Dijes, adornos, cadenas, piezas metálicas, monedas, y todos los restos que tengas.

 

Como cada pieza será de un color distinto, empieza aplicando sobre las que no sean de metal una laca de uñas color plata o acero.

A continuación, dibuja sobre el retal de tela un collar tipo babero y recórtalo. Sobre ella, vamos pegando todas las piezas haciendo composiciones cuidadas y bonitas, y ya tenemos la parte frontal del collar. Ahora, cortamos dos trozos de una cinta de raso de unos veinte centímetros cada uno, y pegamos el extremo de cada uno de ellos en los del collar, de manera que para colgarlo solo tengamos que hacer una lazada por detrás.

Para finalizar, con ayuda de los alicates, enganchamos en la parte inferior unos aros de metal de los que penderán pequeños adornos colgantes.

 

Collar de cuerda trenzada

 

Necesitas:

  • Tijeras
  • Alicates de punta redonda
  • Aguja e hilo de pescar
  • Pegamento para textil
  • Cuerda gruesa de algodón
  • Un adorno largo y fino (de unos diez centímetros de largo)
  • Dos remates metálicos del diámetro de la cuerda
  • Dos anillas pequeñas
  • Un cierre

 

Corta la cuerda según el tamaño que quieras para el collar, teniendo en cuenta que quedará mejor si está ligeramente cerca del cuello. Pega en cada extremo de la cuerda los remates. Cuando esté bien seco, pon las anillas, una en cada remate, y el cierre en uno de los lados.

Por último, pon el adorno en el centro del collar y cóselo a la cuerda con el hilo de pescar, para que no se note.

 

Collar de borlas

 

Necesitas:

  • Alicates de punta plana
  • Tijeras
  • Dos cadenas
  • Dos hilos de ratón de dos colores
  • Un broche de cierre
  • Arandelas
  • Cascabeles pequeños
  • Un trozo de cartón de cuatro centímetros de alto
  • Lana de varios colores

 

Coloca una de las cadenas cerca del cuello y la otra un poco más abajo, y únelas por los extremos con sus propios eslabones. Inserta uno de los hilos en el primer eslabón de una de las cadenas y haz un nudo. Introduce el otro extremo del hilo en el segundo eslabón y antes de apretar del todo pásalo por detrás de sí mismo, como si fueras a hacer un nudo. Repite el proceso en el siguiente eslabón, y así con toda la cadena. Cuando termines, corta los extremos de hilo sobrantes. Haz lo mismo con la otra cadena, pero con un hilo de otro color. Después, pon en los extremos el broche con el que luego cerraremos el collar.

A continuación, cose varios cascabeles con hilo de pescar a lo largo de la primera cadena, a intervalos de unos cuatro centímetros.

Para las borlas, enrolla un poco de lana alrededor del cartón. Usa tanta como quieras, dependiendo si prefieres una borla más gruesa o más fina. Retira la lana del cartón y, para que no se descoloque, pasa un trozo de lana por el hueco y átalo arriba. Después, enrolla un pequeño trozo de lana e la parte superior, y la de abajo recórtala con unas tijeras.

Pon una arandela en cada borla y ve enganchándolas a lo largo de la segunda cadena, manteniendo cierta distancia entre una borla y otra.

Como ves son collares muy fáciles de hacer pero con resultados muy vistosos. Además, te permite crear el diseño que prefieras con los colores que más te gusten, como el Seguro de Hogar MAPFRE, que se adapta a cada tipo de cliente para ofrecerle las mejores coberturas según sus necesidades.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios