//Cómo hacer Slime casero sin peligro para tus hijos

Cómo hacer Slime casero sin peligro para tus hijos

5 minutos | El Slime es el juguete de moda entre los más pequeños, pero también puede ser peligroso; sobre todo si lo fabricas en casa por lo que debes aprender cómo hacer Slime casero de forma segura.

El Slime es el juguete de moda entre los niños. Su nombre significa baba en inglés y en Internet encontrarás multitud de tutoriales que te explican cómo hacer Slime casero para que tus hijos se diviertan con esta pasta viscosa y pegajosa. Antes de realizar esta manualidad, debes tener en cuenta los ingredientes que vas a utilizar ya que el uso de elementos químicos como el Bórax utilizado para su fabricación es muy peligroso y causan quemaduras y ampollas en la piel.

¿Qué es el Slime?

Es una masa viscosa fácil de moldear que tiene múltiples beneficios en la educación infantil. Algunos expertos en psicopedagogía destacan que ayuda a potenciar el aprendizaje sensorial mediante el reconocimiento de tamaños, colores y texturas al mismo tiempo que se favorece la motricidad y la tonicidad muscular.

Tanto es el furor por esta “baba” que muchos padres buscaron en Internet como realizarlo de forma casera. El pasado año este término tuvo más de 87 millones de búsquedas en Google y los contenidos y tutoriales en Instagram ya superaron los 5 millones.

Existen multitud de recetas para fabricarlo, pero a la hora de hacerlo debes tener en cuenta que no incluya entre su lista de ingredientes el borato de sodio o bórax cuyo uso continuado puede causar quemaduras e irritaciones graves en la piel. Este compuesto está presente en detergentes o suavizantes.

El peligro de usar borato de sodio o bórax

    Las recetas más populares y las más peligrosas son aquellas que contienen borato de sodio, que por lo general suele combinarse con agua caliente, cola blanca y colorante alimenticio. El bórax es el encargado de darle la textura y la elasticidad que los más pequeños quieren a la hora de elaborarlo.

    Este mineral está compuesto por ácido bórico, sosa y agua cuyos efectos pueden ser muy nocivos para la piel, puede llegar a producir quemaduras en las manos y ampollas. Este compuesto químico se utiliza en detergentes, suavizantes y jabones, productos que se recomiendan mantener fuera del alcance de los niños por su peligrosidad. La alerta se ha hecho patente a nivel mundial y muchos han sido los menores afectados por las quemaduras producidas por la fabricación de este juguete.

    Los tutoriales que circulan por Internet no suelen advertir de la peligrosidad de fabricar Slime con este producto y los problemas que pueden causar en los más pequeños al manipularlo, o lo que es peor, al ingerirlo.

    Por su parte, desde la OCU indican que la ingesta del ácido bórico “puede provocar síntomas gastrointestinales o incluso lesiones cutáneas y quemaduras químicas en la piel”. Por otro lado, desde Facua advierten desde un comunicado en su Web que “si los niños toman cantidades más grandes de esta sustancia química pueden sufrir insuficiencia renal, arritmias, coma y convulsiones requiriendo en ocasiones un lavado gástrico en casos de toxicidad severa con soporte hemodinámico y en ocasiones diálisis”.

    Por este motivo muchas familias han encontrado sustitutivos a este compuesto químico en productos de uso cotidiano como el detergente líquido, la espuma de afeitar, la maicena o el líquido para las lentillas.

    A la hora de adquirir productos ya elaborados debes consultar siempre la etiqueta y comprobar que no contiene boro. Podrás encontrar el ingrediente con diferentes nomenclaturas como boratos, ácido bórico o bórax. Si ves alguno de estos términos, el producto no es seguro para su manipulación.

    Cómo hacer Slime casero sin peligros

    Debido a que es el juguete de moda y a las ventajas que algunos especialistas reconocen que tiene para los más pequeños de la casa puedes optar por fabricar tu propio juguete de manera casera, pero sin peligro para los más pequeños.

    Puedes implicar a tus hijos en la fabricación, pero siempre deben hacerlo contigo ya que contiene ingredientes que ingeridos pueden ser peligrosos para él. Debes estar atento y fabricarlo con él para que no entrañe ningún peligro.

    Mano de niño con un slime rosa

    Ingredientes

    Los ingredientes que necesitarás para elaborarlos son sencillos y los puedes tener en casa de manera habitual, si tienes que adquirirlos no te costará mucho dinero y podrás utilizarlos para otras actividades cotidianas.

    Para fabricar tu propio Slime necesitarás:

    • Cola blanca: puedes encontrarla en cualquier papelería, además puedes adquirir una que sea adecuada para el uso infantil y que no sea tóxica.
    • Detergente líquido.
    • Colorante alimenticio: podrás adquirirlo en cualquier supermercado o tienda especializada en alimentación. Del mismo modo, puedes optar por colorantes naturales.
    • Agua.

    Elaboración

    Ha llegado el momento de ponerse manos a la obra y realizar el Slime, prepárate para crear una masa viscosa que hará las delicias de tus hijos. Lo primero que debes hacer es preparar un lugar de trabajo adecuado y cubrir la superficie sobre la que vas a hacer el Slime para evitar manchas y salpicaduras en tus muebles. Necesitarás además, recipientes de plástico y cucharillas para añadir los ingredientes y mezclarlos.

    Coloca en el recipiente de plástico dos cucharadas de cola blanca. A continuación deberás agregar el colorante alimenticio con la tonalidad elegida, deberás añadir dos gotas y remover de manera enérgica hasta que la mezcla y el color sean uniformes. Si quieres darle un toque especial puedes incorporar un poco de purpurina de colores, lentejuelas con formas….

    En otro recipiente deberás depositar dos cucharadas de detergente líquido y una cucharada de agua. Con la cuchara remueve el contenido hasta que se mezcle bien. Añade en un recipiente más grande los dos preparados y remueve sin parar hasta que consigas una masa. Para lograr que aumente su consistencia y poder lograr que se forme la textura deseada deberás amasar con las manos. Puedes dejar a tu hijo este paso, seguro que le encantará meter sus manos en este líquido pringoso y ver cómo se va conformando el “moco”.

    Si notas que la masa ha quedado demasiado seca y no tiene la textura esperada, podrás añadir un poco de agua. Si, por el contrario, el problema es que ha quedado demasiado líquida podrás añadir cola blanca hasta que la textura sea la esperada.

    2020-07-15T14:45:06+00:0026 noviembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.