10 ideas DIY de vestidos de andar por casa

Publicado por canalHOGAR, 21 Jul 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

tijeras cortando tela

¿Sabías que puedes hacer tu ‘DIY vestido renovado’ a partir de casi cualquier prenda? Un vaquero, un pañuelo, una camiseta vieja, o esa camisa que ya no usas. Todo vale para crear modelos veraniegos con nuestras propias manos.

Conseguir hacer uno mismo los objetos cotidianos del día a día es una de las mayores satisfacciones cuando entras a formar parte de la corriente Do It Yourself. No importa si ese producto lo encuentras más fácilmente (y a veces hasta más barato) en una tienda. Lo que importa es comprobar que uno mismo es capaz de crear lo que imagine con sus propias manos.

Los vestidos reinventados o customizados son un buen ejemplo de ello, ya que lo interesante de esta vertiente es estrujarse el cerebro pensando de qué manera o con qué materiales puedes hacer un vestido fácil, sencillo y bonito. Si buscamos en la red “DIY vestido” comprobaremos hasta qué punto llega la imaginación y la maña de mucha gente. Para muestra, aquí va una selección de los diez que más nos han gustado.

Con camisas recicladas

A partir de una camisa XXL o de una de tu pareja puedes hacer una prenda bastante resultona. Corta las mangas de la camisa y mete el dobladillo para que quede mejor. Póntelo con un cinturón llamativo y un collar tipo babero a juego.

Vestido fácil

Necesitas un trozo de tela con las siguientes medidas: Para el ancho: los centímetros de tu cadera más veinte centímetros; para el largo: desde tus axilas hasta la rodilla (o la altura que quieras que tenga). Haz un falso dobladillo en la parte superior para incluir un pañuelo largo.

Para ponerte el vestido, extiende la tela por detrás de ti, como su fuera una toalla, y lleva los lados hacia delante. Ata el pañuelo alrededor del cuello y ponte un cinturón hecho con la misma tela alrededor de la cintura. Y ya tienes el resultado.

Vestido playero

Necesitas una camiseta de algodón blanca y grande y tintes de varios colores para textil. Sigue la técnica del Tie-Dye para crear diferentes efectos de degradados en la prenda. Recorta las mangas completamente y el borde del cuello. Por detrás, recorta una línea recta a la altura de las axilas y realiza dos cortes verticales y paralelos sin llegar del todo al cuello. Con esos tres trozos de flecos que te quedan haz una trenza y cose el extremo al resto de vestido.

Vestido sin coser

Necesitas una pieza de tela de 140 centímetros de ancho y 150 de largo. Ponte la tela extendida por detrás (como en el vestido fácil) sujetando por las dos esquinas superiores. Introduce esas dos puntas superiores por un aro no muy grandes y llévalas por encima de la tela a la parte de la espalda, donde tendrás que hacer un nudo.

Vestido de tirantes

En una tela de 150 centímetros de ancho, cosemos unas cintas de raso en ambas esquinas superiores. Haremos una especie de asa lo suficientemente amplia para que podamos meter por ahí los brazos. Extendemos la tela a nuestra espalda sujetando por las dos asas que hemos hecho. Pasamos el lado izquierdo hacia delante y metemos el brazo derecho por el asa, y repetimos la misma operación con el otro brazo.

DIY vestido de niña

Elige dos tipos de tela que coordinen entre sí y cose una pequeña franja de tela debajo de la otra. Ese será el bajo del vestido. Toma medidas a la niña y recorta la tela que necesites: un cuadrado para la parte delantera y otro para la trasera. Recuerda que tienes que dejar la parte de tela que hemos cosido en la parte baja del vestido. Vamos a hacer una especie de cilindro holgado, como si hiciéramos una funda para una almohada. Hacemos un falso dobladillo en la parte de arriba, que es por donde irán dos cintas para sujetar la prenda. Cose el cilindro a los dos lados, dejando los espacios de los brazos sin coser. Mete una cinta en el dobladillo delantero y otra en el trasero, y haz sendos lazos a los lados, que serán los tirantes del vestido.

Vestido customizado con flecos

Si tienes un vestido de caída recta, sin estampados y sin ninguna gracia, puedes añadir en el bajo una tira de flecos de hilo del mismo color que el vestido, y tapar la unión con una cinta decorativa.

A partir de un vaquero

Si tienes un vaquero viejo que sea largo, puedes sacar un vestido corto de él. Quita las costuras de la parte interior de las piernas, y métete dentro poniendo el vaquero boca abajo. Las perneras serán los nuevos tirantes y los bolsillos y el botón serán la parte de la falda. Una vez puesto, sitúalo a la altura que más te guste y cose las perneras por encima de tus hombros. 

Con dos pañuelos

Necesitas dos pañuelos cuadrados que sean lo suficientemete amplios como para que se conviertan en un vestido. Coselos del revés por los lados, dejando el hueco de los brazos. Cose también por arriba, dode irían los hombros, y dale la vuelta. Ya lo tienes. Añadele un cinturón para que quede entallado.

Con una camiseta oversize

Haz un fruncido en la parte baja del pecho y así de fácil, ya tienes otro vestido con mucho estilo.

Es importante tener el contenido de nuestros armarios organizados y protegidos ante cualquier contratiempo. Las coberturas especiales del Seguro de Hogar MAPFRE cuidan de ti y de tus cosas cuando por causas ajenas a ti como un incendio o un robo estas sufren desperfectos.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios