Instalar riego automático en el jardín

Publicado por CanalHOGAR, 16 Jul 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Instalar riego automático en el jardín

Cuidar de una zona ajardinada requiere mucho esfuerzo: además de acondicionar y limpiar tienes que estar pendiente de los cuidados específicos que necesitan las plantas, los árboles o el césped. Afortunadamente la tecnología es tu aliada en ciertos aspectos, por eso te vamos a mostrar cómo instalar el riego automático en el jardín.

Tienes varias opciones, en este caso hablaremos del riego por aspersión para tu jardín. Para instalarlo necesitarás los siguientes materiales y herramientas:

 Tubo para la conducción de agua de 25 mm de diámetro
 Piezas de conexión en L y otras de conexión en T
 Aspersores
 Válvula de drenaje
 Toma de agua
 Gravilla
 Sensor de lluvia
 Unidad de control de riego
 Tijeras

Para instalar el riego automático en tu jardín partiremos de una toma de agua. Antes de ponerte manos a la obra debes saber cuántos aspersores vas a necesitarás. Dibuja por dónde pasarán los conductos del agua en un plano de tu jardín y dónde colocarás los puntos de riego.

Una vez delimitado todo comienza a cavar la zanja por la que soterrarás los tubos del agua. Calcula la profundidad de la zanja en proporción a la largura de los aspersores.

Después instala la unidad de control de riego, siguiendo las instrucciones adjuntas, en el grifo que alimentará el sistema. Tras esto acopla el conector y el tubo de conducción de 25 mm de diámetro. Más adelante puedes cortar el tubo para instalar la pieza de conexión en forma de T. Acóplala y añade más tubo. Repite este paso para ir acoplando tubo en toda la instalación.

Una vez extendido el tubo deberás colocar los aspersores en los puntos que tenías planeado y siguiendo las instrucciones del fabricante. Pon un poco de gravilla debajo de cada punto donde coloques el aspersor para que se asiente bien.

Por último, en el otro extremo, la parte más alejada del grifo, colocarás la válvula de drenaje. Esta pieza será muy útil ya que vacía del agua que pueda quedar en el tubo y así evita que se congele en las heladas y destroce la instalación.

Antes de tapar la zanja comprueba que todo funciona correctamente y que no hay fugas. En definitiva instalar un sistema de riego en tu jardín puede ser una tarea que requiera cierta pericia, pero si te has puesto a ello es que seguro que eres capaz de terminarla. Aun así debes saber los peligros que conllevan las instalaciones de agua en el hogar. Entre estos están las inundaciones, que pueden causar destrozos importantes en casa e incluso dañar a la del vecino. Para estos casos tu seguro de hogar MAPFRE está para ayudarte. Infórmate sobre sus coberturas y protégete.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios