///Cómo y cuándo se pide una licencia de obra menor

Cómo y cuándo se pide una licencia de obra menor

4 minutos | Cualquier reforma que se haga en casa, por muy pequeña que sea, puede requerir de una licencia de obra menor. Todo depende del tipo de trabajos que se vayan a realizar y del municipio en el que se resida.

¿Te has propuesto darle una nueva imagen a tu casa o hacerla más confortable? Si es así, seguramente te hayas preguntado si para esa pequeña modificación necesitas pedir una licencia de obra menor o qué trámites burocráticos debes seguir para no recibir una sanción.

¿Cuándo se necesita un permiso de obra?

Cada ayuntamiento establece su propio procedimiento, pero, en líneas generales, existen dos tipos de licencias urbanísticas para reformas de viviendas:

  • Obras sencillas (de obra menor): son reformas de pequeña envergadura para las que no se necesita la supervisión de un arquitecto o ingeniero, pero sí el permiso del ayuntamiento para sacar los escombros y depositarlos en la vía pública.
  • Obras que precisan proyecto: se trata de reformas más complejas, por lo que se requiere la supervisión de un técnico o ingeniero y la tramitación de permisos más específicos.

¿Qué reformas requieren licencia de obra menor?

En primer lugar, debemos aclarar que prácticamente todas las obras menores requieren de una licencia, ya que es la única forma de informar al ayuntamiento de los trabajos que se van a desarrollar. Dicha información se efectúa a través de la denominada “comunicación previa de obras menores”.

Las reformas o mejoras que están sujetas a una comunicación previa son muchas, desde un cambio de ventana hasta una instalación de fontanería.  No obstante, las ordenanzas municipales son las que tienen la última palabra a este respecto, de tal forma que una misma obra puede requerir de licencia en un municipio, y estar exenta de trámites con la administración en otro. Por ejemplo, para pintar tu casa en Zaragoza tendrás que solicitar un permiso, mientras que si lo haces en Madrid no lo necesitas.

Al margen de estas divergencias, existen algunos criterios que suelen coincidir en la mayoría de las regiones. Por ejemplo, si la reforma va a ejecutarse en edificios con algún tipo de protección o si la obra puede alterar la estructura del edificio, entonces sí será necesaria la licencia.

En cualquier caso, antes de acometer la reforma es aconsejable que te informes en tu ayuntamiento si dicha obra está sujeta a una comunicación previa en tu municipio.

Cómo tramitar la licencia de obra menor

La licencia de obra menor se puede solicitar en la oficina de atención a la ciudadanía del municipio que corresponda o, en muchos casos, por vía telemática.

Aunque las exigencias pueden variar de un ayuntamiento a otro, generalmente lo que se solita es lo siguiente:

  • Impreso de la solicitud.
  • Plano de situación del edifico.
  • Memoria de las reformas que se quieren acometer.
  • Planos a escala del estado actual de la vivienda y del resultado una vez finalizada la reforma.
  • Presupuesto de reforma a precio de mercado.
  • Impreso de liquidación de las tasas con el sello de la entidad bancaria que confirme que han sido abonadas.

Fuente: https://bit.ly/2PPyUeM

Licencia para reformas que precisan proyecto

Si la obra es de mayor envergadura y requiere la supervisión de un técnico, existen dos tipos de procedimiento de licencia: común y abreviado:

  • Procedimiento ordinario común: para obras de gran envergadura, rehabilitación de edificios protegidos, o cuando se pretenda cambiar el uso de un edificio.
  • Procedimiento ordinario abreviado: este tipo de licencia se solicita cuando la reforma incluye cambios en la estructura del edificio, por ejemplo: modificaciones en pilares o vigas.

Para tramitar esta licencia en sus dos modalidades se necesita:

  • Impreso de solicitud.
  • Impreso de liquidación de las tasas con el sello de la entidad bancaria que confirme que han sido abonadas.
  • Proyecto técnico redactado por técnico competente y, en caso de ser necesario, visados por el colegio profesional.
  • Hojas de encargo de dirección de obra.
  • Declaración por parte del técnico que haya realizado el proyecto de que dicha reforma cumple la ordenación urbanística aplicable, así como el certificado de viabilidad geométrica.
  • Declaración del promotor en la que indique que se ha colocado en el lugar de las obras un cartel en el que se informa de las características de la obra, así como de la solitud de licencia.

Licencia para saco o contenedor de escombros

Ya sea una obra menor o una de mayor envergadura, lo que está claro es que los trabajos van a generar más o menos escombros. En este caso, es necesario solicitar una autorización para ocupar la vía pública con un saco o contenedor de escombros.

El tipo de autorización, así como la documentación a presentar o el importe a pagar, varía mucho en función del consistorio del que dependa. Lo habitual es rellenar la solicitud impresa, pagar la tasa y entregarlo en la oficina de atención al ciudadano que corresponda con, al menos, dos días de antelación.

2020-08-26T10:44:43+00:0016 enero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.