Tipos de regulador de luz

Publicado por CanalHOGAR, 06 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

tipos de regulador de luz

Una alternativa ideal para disponer de una luz que se adapte a las diferentes necesidades y ambientes que quieras o necesites, por ejemplo, en tu salón, es instalar un regulador de luz, existen diferentes tipos de regulador de luz.

Poder regular la intensidad de la luz de una determinada estancia de tu hogar es una opción muy práctica y funcional para adaptar de la forma más fácil y sencilla el ambiente de un espacio de tu vivienda a tus necesidades concretas y al momento del día, por ejemplo. Con los diferentes tipos de regulador de luz lograrás esta funcionalidad.

Instalar un regulador de luz también te permite ahorrar algo de energía y por tanto, ahorrar en tu factura de la luz, ya que en todo momento tienes la posibilidad de adaptar la intensidad de la luz a la necesidad concreta. Reduciendo o aumentando la luminosidad, por ejemplo, en función de la luz natural de la estancia o del tipo de actividad que se esté desarrollando en la habitación.

Los diferentes tipos de regulador de luz te permiten:

• Regular la luz principal de una habitación. En este caso el regulador debe colocarse en la llave de luz principal, los más comunes para esta función y necesidad son los mandos circulares, que giran hacia un lado u otro permitiendo una regulación manual cómoda y sencilla de la intensidad de la luz principal.

• Cambiar la intensidad de luz de una lámpara de pie o de lectura. En este caso, el dispositivo regulador de luz debe colocarse en el cable de la lámpara entre la lámpara y el interruptor de la misma. De esta forma una única lámpara puede servir tanto para trabajos o aficiones –como la lectura o la costura- que requieran una luz potente y enfocada, como para crear un ambiente confortable y cálido de luz indirecta tenue.

Al elegir el tipo de regulador de luz más adecuado, además de tener en cuenta el tipo de regulación que te ofrecen y dónde vas a instalarlo, es importante elegir según el tipo de bombilla cuya luz se quiera manejar, así como la potencia o intensidad de la misma; en función de ello, tendrás que comprar unos u otros tipos de reguladores.

Es fundamental dejarse aconsejar por los profesionales que encontrarás en los comercios de bricolaje y ferreterías, además de consultar las especificaciones y recomendaciones del fabricante en cada caso.

Poder adaptar la intensidad de la luz de forma inmediata mediante los diferentes tipos de reguladores de luz, según tus necesidades y según la luz natural de cada momento y estación, es tan práctico y útil, además de una medida de ahorro, como contar con el Seguro de Hogar MAPFRE adaptado a tus necesidades y las de tu vivienda, la respuesta más ajustada.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios