Cambiar la clavija de los auriculares

Publicado por Luis Bermejo, 17 Dic 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo reparar la clavija de unos auriculares

Normalmente, los auriculares están expuestos a tirones mientras los usamos y no suelen recibir un buen trato. Por eso, es muy normal que tras cierto tiempo de uso dejen de funcionar. Las averías son diversas, pero casi siempre son los cables de la clavija los que se rompen o se sueltan con los tirones.

LO QUE DEBES SABER...
  • Precauciones: para evitar que los auriculares se rompan es mejor enrollarlos una vez desenchufados del aparato y ponerles una goma o alambre para evitar que se enreden.
  • Clavija: normalmente se trata de un conector jack de 3,5 mm.
  • Herramientas: solo necesitaremos un soldador de estaño y de punta fina.

Si esto sucede y se nos acaban rompiendo los auriculares, no será necesario que los tiremos, ya que podremos repararlos de manera sencilla.

 

Soldar los cables con estaño

Lo primero que tendremos que hacer será comprar un conector jack de 3,5 mm, que suele ser el tamaño normal. Para este trabajo necesitaremos un soldador de estaño y de punta fina, si no tenemos, compraremos o pediremos prestado uno de unos 30W o 40W con punta fina, ya que son los más adecuados para pequeños trabajos.

Cortaremos el cable 2 o 3 dedos por encima del conector para asegurarnos de que los cables están totalmente saneados, y los pelaremos. Suele tratarse de un par de cables pequeños de color con una malla de cobre alrededor. Puede ir todo dentro de 1 o 2 aislantes exteriores. Son cables muy finos, así que para pelarlos tendremos cuidado de quitar solo el aislante exterior y no cortar los hilitos de cobre interiores. El cable rojo es el auricular derecho, el verde el izquierdo y la malla de alrededor es tierra. Si el cable es de 2 aislantes, se tendrán que juntar los 2 de tierra.

Después, habrá que pre-estañar los cables. Para ello, una vez hayamos pelado los cables, los retorceremos para evitar que queden hilitos sueltos, apoyaremos el soldador para dejar la punta horizontal y no tener que sujetarlo con la mano, y acercamos el cable por un lado y el estaño por otro. La idea es bañar las puntas de los cables en estaño dejándolos con una fina capa.

Conectar los cables a la clavija

Meteremos el capuchón en el cable, si se nos olvida, tendremos que desoldar todo de nuevo para volver a meterlo. Pasaremos los cables por los agujeros que tienen los terminales y les daremos unas vueltas para evitar que se suelten. El terminal más corto es el auricular izquierdo, así que ira con el cable verde; el mediano es el derecho e irá con el cable rojo; y el más largo es la tierra o masa, donde sujetaremos la malla exterior.

Una vez hecho esto, solo tendremos que acercar la punta del soldador junto con un poco de estaño y dar toquecitos para unir las piezas. No hay que mantener durante mucho tiempo el soldador sobre el estaño, porque se estropeará y perderá conductividad.

Solo nos quedará cerrar la presilla del terminal largo sobre el aislante con unos alicates y enroscar el capuchón. ¡Auriculares como nuevos!

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (1)

simeonediego842 comento el 17/12/2014 a las 12:02

Utilizo mis auriculares todos los días cuando voy al trabajo y alguna que otra vez sí que he tenido que cambiar la clavija para que me funcionen.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios