Llevar una toma de teléfono a otro lado

Publicado por Luis Bermejo, 29 Jul 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cambiar toma de teléfono

Con los teléfonos inalámbricos, disponer de teléfono en todas tus estancias es muy fácil, pero puede ser que encuentres un teléfono fijo que por diseño te guste y quieras ponértelo en tu dormitorio o salón. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Materiales: cable telefónico, grapas y toma de superficie.
  • Precaución: aunque la red telefónica no tiene mucha tensión, hay que tomar las precauciones necesarias para evitar descargas. 
  • Procedimiento: la salida desde la toma original se puede hacer de dos maneras, enchufando el cable directamente en la toma o desmontándola y empalmando los cables por dentro. 

¿Y si no tienes una toma de teléfono cerca? Y, en el mejor de los casos, puede que la tengas a unos metros y puedas llevar el cable hasta allí. Sin embargo, este tipo de apaños suelen ser poco prácticos porque el cable queda colgando, dificultando la limpieza y quedando muy antiestético. Para evitar estos problemas, hoy vamos a enseñarte cómo desplazar una toma de teléfono donde tú quieras.


Antes de empezar

Antes de ponerte manos a la obra, debes asegurarte de tener todo lo necesario. Los materiales que necesitarás son muy pocos: cable telefónico, grapas y una toma de superficie (no hace falta empotrarla en la pared). En las grandes superficies de bricolaje ya lo tienes en kits por muy poco dinero.

Debes saber que la red telefónica tiene una pequeña tensión, que en principio no es peligrosa, pero si cuando estás tocando los cables (el cobre), recibes una llamada, el voltaje aumenta y te dará una descarga. Así que toma las debidas precauciones.

Asimismo, si tienes ADSL, es recomendable instalar los microfiltros que vienen con el router en cada uno de los teléfonos supletorios.

 

Cambiar la toma del teléfono

La idea es conectar el cable en la toma inicial en la pared y, con las grapas, ir clavándolas y llevando el cable cerca del rodapié. De esta manera, quedará un poco más disimulado.

Conforme vayas clavando las grapas, deberías ir tirando y tensando el cable. Las grapas deben de ir cada 25 cm más o menos.

La salida desde tu toma original, puedes hacerla de 2 maneras, enchufando el cable en la toma o, si la vas a utilizar con otro teléfono y no quieres ocuparla, tendrás que desmontarla y empalmar los cables por dentro. Después la pones de nuevo y te quedará todo más integrado para que puedas usarla sin ningún problema.

Los cables telefónicos suelen ser de 2 o 4 conductores. En instalaciones domésticas solo es necesario usar 2 cables. Sin embargo, si nos encontramos (como en este caso) con cables de 4 conductores, estos llevan un código de colores que también podemos encontrar en las tomas, por lo que solo hay que conectar cada color del conector con su correspondiente en la toma.

Si, por el contrario, tenemos un cable de 2 conductores, la conexión será en los terminales centrales de color rojo y verde, la posición dará igual. Una vez empalmado, taladramos la pared y sujetamos la nueva toma. Finalmente repasaremos que el cable esté bien tenso y pegado a la pared.

Como ves, es muy sencillo cambiar de sitio una toma de teléfono.



Comentarios (1)

mariagarcia421 comento el 29/07/2014 a las 12:49

Es muy práctico saber estas cosas porque yo, por lo menos, tengo poca idea. Así que gracias por la información. Si necesito llevar una toma de teléfono a otro sitio, no dudaré en seguir estos pasos.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios