Home > Bricolaje > Albañilería > Cómo hacer una arqueta sifónica

Cómo hacer una arqueta sifónica

Cómo hacer una arqueta sifónica
3 Min de lectura
Para evitar malos olores provenientes de los depósitos de las aguas de saneamiento, es fundamental saber cómo hacer una arqueta sifónica adecuada y que permita una limpieza periódica que te garantizará la ausencia de hedor y evitar atascos inconvenientes.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Las arquetas sifónicas forman parte de los sistemas de canalización de agua y suelen estar enterradas, pero tienen una tapa superior que marca su localización y permite el acceso a la misma para su limpieza, desatasco y mantenimiento.

La función principal de este tipo de arquetas es servir como depósito para recibir, enlazar y distribuir las diferentes canalizaciones. Su uso es común en las redes de saneamiento, y también en las de agua potable y regadío. La arqueta impide que los malos olores del colector lleguen a la superficie.

Materiales

Aunque puedes elegir entre diferentes formas y modelos de arquetas sifónicas, en esencia, todas se construyen de forma similar y con los mismos materiales. Vas a necesitar:

  • Ladrillo.
  • Cemento.
  • Arena.
  • Herramientas de albañilería esenciales: paleta, llana, pala, nivel, cubos de goma y esponja.

Paso a paso

  • El primer paso es crear una base sólida, de mortero de hormigón -solera- sobre la que trabajar y edificar la arqueta de ladrillo y cemento. Sobre la solera marca la tapa circular o cuadrada normalmente, que te dará la forma y las medidas de las paredes de ladrillo. Eleva las paredes de la arqueta de ladrillo, colocando ladrillos y uniendo con cemento hasta llegar al ras del suelo o superficie.
  • Sobre la última hilera de ladrillos, echa una buena capa de mortero para fijar y asentar el aro o rectángulo de la tapa.
  • Revisa el nivel y tapa completamente con mortero.
  • Ahora resta enfoscar la arqueta por dentro para tapar los ladrillos y aislar la arqueta, además de dividirla a la mitad con un par de ladrillos adaptados al diámetro de la circunferencia que marca la arqueta.
  • Con todo el enfoscado seco y seguro, pasa la esponja húmeda de forma suave. Para evitar filtraciones será necesario que hagas un buen bruñido interior de la arqueta utilizando sólo cemento para dejar las paredes lisas y compactas. Remata la arqueta con mortero en el exterior y llena el sifón de agua que actuará como inhibidor de los malos olores.

Te dejamos un vídeo explicativo para seguir los pasos al detalle.

Saber cómo hacer una arqueta sifónica te ayudará  a entender su funcionamiento e importancia, además de facilitarte su limpieza y mantenimiento.

Esto es un trabajo de albañilería sencillo, pero requiere experiencia y conocimientos básicos para que el resultado sea un éxito. Por lo que si no estás seguro, lo mejor es que encargues el proyecto a un profesional, ya que la arqueta sifonica es crucial en el sistema de canalización.

El Seguro de Hogar MAPFRE te ayuda también a localizar siempre a los mejores profesionales con la mayor comodidad y rapidez para que las obras y reparaciones de tu vivienda siempre sean un éxito.

 

CALCULA TU PRECIO

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 23 Mar, 2021

Comentarios (0)

Te puede interesar

Poner un cassette en la chimenea

3 Min de lectura

Las chimeneas de leña son elementos que, además de ser decorativos, nos ayudan a calentar nuestro hogar. Pero en ocasiones no las instalamos en las habitaciones principales porque suelen ser muy sucias y manchan mucho, tanto por la ceniza como por el humo. Una buena solución es instalar un cassette de chimenea, que nos ayudará a evitar todos estos inconvenientes sin dejar de calentar la estancia o ver el fuego, que siempre es agradable. 

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0