Planta "la suegra y la nuera"

Publicado por Virginia González, 24 Ago 2012

La amaryllis o "la suegra y la nuera” es una flor muy vistosa, ideal si queréis decorar vuestro jardín con colores intensos, además de facilitar gran cantidad de flores, ¿queréis saber de dónde le viene el nombre? 

LO QUE DEBES SABER...
  • Agua: necesita mucha hidratación en época de floración.
  • Flor: muy grande, en forma de trompeta y de colores alegres y vistosos.
  • "Suegra y nuera": recibe este nombre por la forma en que aparecen las flores, dándose la espalda.

 

Si queréis dar a vuestro jardín un toque de color y alegría esta es vuestra flor, aunque deberéis tener claro que la amaryllis requiere unos cuidados especiales que veremos a continuación.

 

Algunas características de esta planta

"La suegra y la nuera" o la amaryllis es una planta de las conocidas bulbosas que pertenece a la familia de las amarilidáceas, con unas flores de colores intensos entre los que se encuentra el rojo, el naranja y el blanco (o incluso mezcla de todos los colores). Su nombre, "la suegra y la nuera",  lo recibe de la forma en la que se hayan dispuestas, desde un mismo tallo salen dos flores dándose la espalda, cada una mirando a un sitio diferente.

Sus flores y sus hojas son de gran tamaño y la parte de la flor tiene una forma como de trompeta. Se pueden plantar tanto en el jardín, como en macetas de gran tamaño, tan solo necesitaréis mantenerla alejada del frío excesivo y de las corrientes de aire (ya que al tener un tallo tan largo, puede hacer que la flor se rompa fácilmente).

Los cuidados básicos de esta flor

Esta planta que llega de África, es hoy en día una de las flores más agradables para encontrar en jardines o incluso en terrazas. Por lo que es vital mantenerlas con una temperatura agradable cuando se encuentren florecidas.

Para que este tipo de planta florezca necesitaréis un abono rico en nutrientes y convendrá añadir un poco de líquido fertilizante cada 15 días.

También necesita mucha hidratación, con gran cantidad de agua especialmente durante su floración y en verano. Lo mejor es que reguéis poco a poco, manteniendo la tierra húmeda, pero sin encharcar.

Tened cuidado al plantarla, hacedlo al principio del invierno, para que en primavera florezca. También tened cuidado al manipular el bulbo, ya que podéis dañar las raíces.

Mantenedlas en lugares muy soleados, pues “la suegra y la nuera” son grandes amigas del sol. Tanto si la tenéis como planta de interior, como en el jardín colocadla en un sitio donde sepáis qué vais a tener gran cantidad de sol.

Pero lo más importante es que mantengáis el bulbo para que no se pierdan las flores. Cada vez que veáis que se van marchitando, cortadlas rápidamente y conseguid el bulbo. De esta forma podréis mantener vuestro jardín siempre con estas flores. 



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos