Cómo cambiar la vitrocerámica

Publicado por canalHOGAR, 19 May 2015

Cambiar placa vitrocerámica

Si has decidido darle un nuevo aire a tu cocina, y quieres ahorrarte el coste de la instalación de algunos electrodomésticos te damos las claves sobre cómo cambiar la vitrocerámica para que puedas hacerlo tú mismo.

Si tu vitrocerámica no funciona ya o simplemente has decidido cambiarla por otra más moderna, te proponemos unos sencillos pasos que debes seguir para ahorrarte el coste de un instalador. Saber cómo cambiar la vitrocerámica puede ayudarte en esta tarea y, en otras muchas que quieras llevar a cabo en tu hogar.


Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la nueva va a encajar en el lugar en el que tenías la antigua, además de si cuentas con enchufes y cableados para este fin. Si la nueva fuera de dimensiones superiores a la antigua, es importante que tengas en cuenta que necesitarás algo más de espacio, por lo que debes hacer un agujero algo más pequeño que la placa puesto que esta va apoyada por su propio peso.

   Cómo quitar la vitrocerámica vieja

El primer paso es desconectar la corriente eléctrica que llega hasta la cocina. Alrededor de la vitrocerámica hay una junta de silicona, debes quitarla con un destornillador o algún objeto punzante. Es posible que encuentres algún saliente del que tirar y que te puede ayudar a que el proceso resulte más sencillo.

Una vez que has llevado a cabo este proceso, comprueba si está o no fijada al mueble. Si no lo está será muy sencillo, ya que solo debes tirar de ella, desconectar los cables a los que esté enchufada y, si tuviera pinzas de sujeción, quitarlas. Este es el caso más sencillo; pero, también puede ocurrir que esté fijada al mueble. En ese caso, debes quitar los tornillos que la sujetan y realizar el mismo proceso con las conexiones y las pinzas de sujeción.

 


   Colocar la placa vitrocerámica nueva

Ahora que ya cuentas con el espacio para la vitrocerámica, debes saber que si la nueva placa es de inducción, detrás del mueble has de dejar un espacio de 20 mm. como mínimo, esto es para que el aire caliente pueda circular sin problemas. Una vez realizado este proceso, te darás cuenta de que poner la nueva es muy sencillo, sobre todo, si es del mismo tamaño que la anterior; solo debes colocarla en el hueco y, en caso de tener tornillos en el mueble, atornillarla. Por último, poner las pinzas de sujeción y realizar las conexiones de cableado. Para esta instalación lo normal es utilizar cable de 6 mm. y el térmico de 25 A.

Este proceso puede resultar algo más complicado si hay que agrandar el hueco y la encimera es de mármol, granito o silestone, ya que necesitarás la ayuda de un marmolista o carpintero para que te haga el corte para agrandar el espacio. Si es de aglomerado puedes utilizar la sierra de calar para realizar un corte limpio. Cuando tengas el espacio adaptado a la placa, sigue los mismos pasos anteriores para instalar tu vitrocerámica nueva en poco tiempo. Si tienes alguna duda, recuerda que una de las coberturas del Seguro de Hogar Platino de Mapfre es el bricolaje a domicilio, por lo que un especialista puede ayudarte en este sentido.

 

LO QUE DEBES SABER...
  • Importante: antes de empezar a cambiar la vitrocerámica hay que desconectar la corriente de la cocina.
  • Asegúrate: de que la placa nueva encaja con el agujero de la antigua, si no es así hay que hacer uno más grande. Utilizar cable de 6 mm. y térmico 25 A.
  • Si es de inducción: hay que dejar unos 20 mm. detrás del mueble para que el aire caliente pueda circular bien.


Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos