Herramientas indispensables para el jardín

Publicado por Covadonga Carrasco, 17 Ene 2014

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Herramientas de jardinería

Para tener un jardín maravilloso necesitamos cuidarlo con mimo, aunque no solo nos harán falta las ganas y la intención, también necesitaremos las herramientas adecuadas. Hoy conoceremos cuáles son las herramientas indispensables para el jardín.

LO QUE DEBES SABER...
  • Jardín: del mismo modo que elegimos las plantas adecuadas para nuestro jardín, también debemos utilizar las herramientas correctas para cuidarlo.
  • Palas: dependiendo de la tarea que necesitemos realizar, usaremos una pala más o menos grande y de punta redondeada o cuadrada.
  • Escarificador: es importante usarlo en primavera y otoño para que el aire y el agua lleguen a las raíces del césped.

La mejor época del año para poner a punto nuestro jardín es la primavera o el verano. Sin embargo, necesitamos estar prevenidos para hacer retoques durante todo el año. Al igual que la elección de semillas y plantas, es de vital importancia para nuestro jardín la elección de las herramientas que usaremos no solo para plantar, sino también para cuidarlo después.

 

Palas de jardín

Las herramientas más comunes para comenzar con el cuidado de nuestro jardín son las palas o las paletas.

Estas palas son utilizadas para excavar o incluso remover pequeñas parcelas de tierra y trasladarlas. Suelen tener un mango de madera y el resto de metal.

- Palas de punta redonda: este tipo de palas con la punta redondeada son las que más se usan para cavar, ya que esa leve terminación que tienen en la punta nos ayudará a la hora de insertarlas en la tierra.

- Palas de punta cuadrada: estas palas no sirven tanto para cavar como para transportar. Su extremo es plano y son de mayor tamaño que las de punta redonda.

- Palas de palote: su punta también es cuadrada, pero la superficie es más estrecha en el extremo, lo que nos ayuda a introducirlas con mayor facilidad en el terreno.

- Palas de trasplantar: el mango de estas palas es mucho más corto y la pala más estrecha, redondeada y acabada en punta.

Pero además de las palas mencionadas anteriormente, también encontraremos las palas de zapar, de hoja chata y menor tamaño, y las palas zanjadoras que, como su nombre indica, se usan para realizar zanjas.

 

Tijeras de podar

Las tijeras de podar son otras de las herramientas indispensables para el jardín. Se utilizan para realizar cortes precisos como los de los bordes del césped, los setos o los arbustos, entre otros.

Estas herramientas cuentan con una enorme variedad de diseños, formas y tamaños. Además, tienen funciones específicas aunque no por ello exclusivas.

Las tijeras más cómodas son las de manija con sistema de abertura automático y con hoja de acero inoxidable. Para que estas duren mucho tiempo es necesario llevar a cabo unos cuidados habituales como mantener sus hojas limpias de humedad y savia.

- Tijeras de mano: son las utilizadas para cortar las ramas. Dependiendo del grosor de estas, necesitaremos un tamaño u otro de herramienta. Existen, además, tallas adecuadas al tamaño de cada mano.

- Tijeras dos manos con mangos telescópicos: se trata de tijeras muy resistentes y cuyas cuchillas suelen estar elaboradas con acero forjado. Tienen un mango de aluminio que pesa muy poco, lo que favorece que no se pierda agilidad en el manejo manteniendo la potencia con ambas manos.

- Las tijeras de yunque: son las tijeras que cortan sin necesidad de hacer un gran esfuerzo. Sirven para cortar leña, pero son desaconsejables para la poda de ramas vivas, ya que machacan la corteza de la rama a ambos lados de la zona de corte por el lado del yunque.

- Las tijeras de paso: tienen una sola cuchilla pero esta corta cruzándose sobre la parte fija, es decir, la contracuchilla. Estas tijeras machacan algo la corteza en el lado de la contracuchilla pero, colocando la cuchilla del lado de la rama que va a permanecer en la planta, el corte quedará limpio. Esta es además la posición correcta de las tijeras para conseguir apurar más el corte.

- Tijeras de dos hojas o pico de loro: cuentan con dos hojas cortantes pero son poco comunes.

Pero además existen tijeras de mecanismo neumático que llevan un compresor que se coloca a la espalda o se deja en el suelo, e incluso se pueden conectar a un tractor. Son usadas en la poda de viñedos porque así el ahorro de esfuerzo es notable.

Para comenzar a usar las tijeras de podar tendremos que planificar el trabajo que queremos hacer sobre la gramilla, setos o arbustos. Es necesario saber cuál es la tijera ideal para el tipo de poda que se realizará.

Es muy importante trabajar de forma cómoda y para ello es fundamental tener una escalerita, guantes y gafas protectoras. La mejor técnica para podar un arbusto es comenzar desde abajo hacia arriba, pues si lo hacemos al revés las tijeras se adentrarán mucho y quedarán líneas rectas y trasquilones. Cuando estemos utilizando las tijeras de podar, no podemos dejar de colocar la espalda de forma recta. De lo contrario, la jardinería se transformará rápidamente en una tarea horrible.

 

Tipos de rastrillos

El jardín tiene que estar siempre ordenado y limpio y para ello es imprescindible usar los rastrillos. Se usan para afinar el suelo antes de comenzar con la siembra o la plantación, además de para cavar surcos y colocar semillas, apilar la tierra, limpiar las hojas, retirar las piedras, etc.

- Rastrillo de dientes rectos o encorvados: cuenta con catorce dientes de unos 5 cm de largo colocados regularmente en 40 cm de ancho. Los rastrillos de dientes rectos se usan para cubrir las siembras, mientras que los de dientes encorvados son útiles para eliminar las piedras.

- Rastrillo forrajero: se usa para remover el heno o hacer que se seque más rápido en los prados. El rastrillo forrajero permite llegar a las altas hierbas que se han cortado mal. Sus largos dientes atrapan las briznas de hierba para reagruparlas. Es metálico y solo tiene una fila de dientes perpendiculares al mango.

- Rastrillo de césped: es utilizado para reagrupar la hierba cortada, pues es más eficaz que la escoba de césped. A veces lleva ruedas para mantener una altura constante respecto al césped, evitando así que los dientes se claven en el suelo.

 

Escarificadores

Se trata de una herramienta que tiene unas cuchillas o púas que realizan cortes en la tierra para facilitar la entrada de agua y aire. Con el escarificador podemos retirar la vegetación que se concentra en el césped para que este pueda respirar y eliminar así los obstáculos que dificultan la llegada del aire, agua y nutrientes hasta las raíces. Son regulables en altura y también están equipados con garras de acero muy resistentes que facilitan esta tarea.

Los hay de dos tipos: los de púas y los de cuchilla. Los primeros eliminan la hierba seca realizando una limpieza superficial del suelo, mientras que los de cuchilla efectúan cortes en el terreno para facilitar la entrada de agua, aire y nutrientes.

Con respecto a sus características, los escarificadores de púas son más baratos pero realizan una labor menos completa. Por otro lado, los de cuchillas son más caros pero su trabajo es de mayor calidad.

Los escarificadores han de usarse en dos épocas del año: en primavera, para reparar los daños provocados por las bajas temperaturas, y varias veces durante el otoño.



Comentarios (1)

charliesbin89 comento el 17/01/2014 a las 12:45

Un amigo quiere arreglar su jardín y no sabe que herramientas debe utilizar. Le pasaré vuestro artículo para que se haga una idea de lo que necesita.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios