¿Cuál es la edad legal para dejar niños solos en casa?

Publicado por canalHOGAR, 27 Jun 2017

Niño mirando por la ventana esperando a sus padres

Muchos padres se preguntan desde cuándo podrán dejar a sus hijos solos en casa o si existe una edad legal para esto. Te contamos qué dice la legislación vigente y consejos para que dejar a nuestro hijo a cargo del hogar sea un éxito.

Es complicado calcular el momento en el que un niño puede quedarse solo en la casa. Cada niño o niña tiene una madurez diferente y estará antes o más tarde preparado para estar solo en el hogar. Debido a la multitud de particularidades, es difícil determinar una edad aproximada que sirva como referencia.

 

¿Existe una edad legal para dejar a los niños solo en casa?

 

Actualmente, la ley española no recoge una edad mínima en la que se regule la posibilidad de dejar a un menor solo en una vivienda. Sin embargo, el artículo 172 del Código Civil determina que se puede considerar como situación de desamparo la que “produce de hecho o a causa del incumplimiento, o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de menores, cuando estos queden privados de la necesaria asistencia moral o material”.

De este modo, si la ley considera que los padres han incurrido en el desamparo de sus hijos al dejarlos en casa solos cuando aun no están preparados para ello, se dará lugar a una sanción que puede llegar a acabar en pena de cárcel o la pérdida de tutela de los vástagos. No hay por lo tanto una edad concreta, pero sí que se valora que el niño tenga la madurez y capacidades necesarias para permanecer solo en el hogar

 

¿Existe una edad según los expertos para dejar a los niños solo en casa?

 

Cada experto tiene unas pautas de referencia, como pueden ser su personalidad y su responsabilidad, que fijan como adecuadas para valorar si un menor puede quedarse solo en casa. Consideran en su mayoría que dichas aptitudes no se alcanzan hasta los siete años, pues es complicado que hasta esa edad un menor alcance conciencia de riesgo o sea capaz de resolver con éxito situaciones complicadas. El tramo de edades que aconsejan para que los niños empiecen a estar en casa sin supervisión de sus mayores es de los nueve a los doce años.

Estos datos contrastan con los recogidos en un informe promovido por la Fundación Mapfre y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria cuyo título es “Accidentes de la población infantil española” y que indica que el 9,1% de los menores de 12 años se quedan en casa solos y que de estos el 5% tiene menos de cuatro años. Estamos hablando por lo tanto de menores sin las capacidades necesarias para cuidar de sí mismos y menos aún de un hogar. Concienciar a los padres de que este tipo de conductas es inadmisible es muy importante.

 

¿Cómo preparar a los niños para cuando se queden solos en casa?

 

Antes de hacer que nuestros hijos se queden al cargo de la casa, es conveniente preparar la situación. Te comentamos los puntos importantes que tienes que tener en cuenta:

-        Enseña a tus hijos a ser autónomos. Aplaude las decisiones que tomen que conlleven un aumento de responsabilidad y fomenten su confianza. No sobreprotejas a tus niños y déjales libres para que, siempre de un modo seguro, puedan ir creciendo poco a poco y ser capaces de hacer las cosas por su cuenta.

-        Déjale tiempo solo de manera progresiva. Si piensas dejar a tu hijo solo en casa durante periodos prolongados es mejor hacerlo paulatinamente. De este modo es mejor empezar dejando al niño en su habitación de manera solitaria durante un periodo de tiempo sin molestarle. Analiza cómo se siente o si requiere que estéis con él pasado un rato. Posteriormente es el momento de empezar a hacer salidas del hogar muy cortas, como ir a tirar la basura. Será entonces cuando nuestro hijo esté solo en casa durante unos minutos, pero sabiendo siempre que volverás inmediatamente. Pregúntale cómo se ha sentido y empieza a hacer que los momentos en los que se queda en la vivienda sean cada vez más prolongados.

-        Dale unas instrucciones claras. Cuando se va a dejar a un niño solo en casa es preciso que se detalle qué puede hacer y qué no. Cuando se produzca tu primera salida es incluso bueno que las dejes recogidas por escrito y que pueda leerlas si es necesario. Entre las indicaciones principales debería estar no abrir la puerta a extraños o no realizar uso de aparatos que conlleven riesgo como pueden ser los electrodomésticos que se encuentran en la cocina.

-        Apunta números de contacto. Es imprescindible que si tu hijo siente la necesidad de hablar contigo pueda llamarte. Deja apuntado tu número de teléfono e indícale que llame si surge algo. Deja también un par de teléfonos de contacto por si sucede alguna emergencia. Educarle sobre los servicios de urgencia como la policía, bomberos y el servicio de urgencias médicas ambulancia será algo positivo en el caso de que aparezca un problema.

-         Llámale o envíale mensajes. Decide un medio de comunicación con el que te puedas poner en contacto con él o ella y dile dónde estás y cuando piensas que volverás. Conseguirás transmitirle confianza y además evitarás que surjan brotes de ansiedad.

-        Deja al niño ocupado en algo. El tiempo pasa más rápido cuando hacemos algo que nos gusta. Una actividad que le mantenga distraído hará que no eche tanto de menos vuestra presencia y evitará que se mueva por la casa y pueda realizar acciones que conlleven riesgos. Ver la televisión, jugar o hacer deberes son algunas de las acciones que mantienen al niño concentrado.

-        Déjale comida preparada. Aunque el tiempo que se quede solo el niño sea pequeño y no coincida con unas horas cercanas a la comida o a la cena, es conveniente dejar siempre alimento disponible por si tiene hambre. Este consejo también es aplicable si se decide dejar solo a una mascota. Además, al dejárselo preparado, evitamos la posibilidad que intente cocinar por su cuenta y utilice objetos peligrosos como el horno o la vitrocerámica.

 

 

No existe una edad legal para dejar niños solos en casa, por lo que serán los padres los que deben de valorar, según la madurez y responsabilidad de sus hijos cuando es el momento idóneo. Antes de dejar solo a un niño en la vivienda es conveniente explicarle una serie de reglas e indicarle qué hacer si sucede algún imprevisto. Siguiendo estas indicaciones no debería suceder ningún problema, pero eso no implica que no sea aconsejable contratar un Seguro de Hogar MAPFRE que cubra tu casa y sus habitantes ante los imprevistos que aparezcan.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios