¿Es sencillo quitar el gotelé?

Publicado por canalHOGAR, 06 May 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

sencillo quitar gotelé

Las modas vuelven, pero las paredes pintadas de gotelé, de momento no. Está claro que si quieres una casa chic, debes librar a tus paredes de este tipo de acabado. Sin embargo, ¿Es sencillo quitar el gotelé?

El gotelé es un tipo de acabado en pintura para las paredes que se puso de moda en los 80 y se popularizó en los 90. Pero que a día de hoy, además de no estar de moda, resulta incómodo y por ejemplo, más difícil de mantener y limpiar que las paredes pintadas lisas. Si has pensado pasar página y actualizar tu hogar, lo primero que te preguntarás es si es sencillo quitar el gotelé.

El trabajo en sí, de quitar el acabado en gotelé de una pared, no es difícil; sin embargo, exige cierto grado de paciencia, dedicación y pericia. Por otra parte, el tiempo que debes invertir y el esfuerzo es bastante considerable, por lo que es importante contar con ello, antes de ponerse manos a la obra.

 

 Antes de empezar a eliminar el gotelé

- Examina la pared o paredes a pulir para comprobar su estado  elegir la mejor forma y menos costosa de eliminar el grano.

- Es determinante saber el tipo de pintura que tienen si es plástica, por ejemplo, la tarea será mucho más costosa en cuanto a esfuerzo y el acabado menos perfecto. El temple, sin embargo, es una pintura más acuosa y en principio, más fácil de eliminar.

- Valora el tipo de gotelé. Hay granos más gordos y compactos; otros son mucho más delgados y delicados.

- Intenta deducir, si no lo sabes, a cuántas capas de pintura con gotelé debes enfrentarte. Cuanto más grano tenga la pared y en principio, más gordos y redondeados, más capas de pintura habrá soportado la pared.

 

 

Una vez que sepas todos estos detalles, es importante ser realista con los resultados y asumir que el gotelé en muchos casos no puede eliminarse por completo de una forma total y perfecta, sino que puede pulirse lo máximo y luego camuflarse o aplanarse con productos específicos. El objetivo final siempre será lograr una pared lo más lisa posible.

 

 La eliminación del gotelé se resume en tres sencillos pasos:


1. Humedecer la pared con agua para que el efecto picado del gotelé se ponga lo más blando posible, especialmente útil en el caso de pinturas al temple. Esperar a que la pintura la absorba.

2. Rascar pacientemente la pintura con una espátula, intentando solo eliminar el grano, pero dañar la base lo menos posible.

3. Aplica un producto alisador de paredes con gran capacidad de espesor para cubrir el grano o resto de grano. Existen en el mercado del bricolaje cientos de productos indicados para este tipo de trabajo, sencillos de utilizar y aplicar.

 

Siguiendo estos tres sencillos pasos conseguirás librarte del anticuado aspecto de tu paredes rociadas de gotelé y obtendrás un nuevo soporte y apariencia para tu hogar indudablemente mucho más actual, fácil de decorar y mantener, y que además te ofrece muchas más posibilidades de decoración.

Entre los múltiples acabados que permite una pared lisa destacan:

 

- Pintura lisa en colores vibrante, sobre todo, en combinaciones.

- Pegatinas de vinilo.

- Papel pintado, que vive un nuevo renacer en la decoración.

 

Para completar la actualización y renovación de tu hogar


Gracias al pulido de tus paredes y nuevo acabado, tu casa lucirá un halo de modernidad y frescura. Para completar el cambio de look de tu hogar, lo más fácil es que también renueves los elementos de decoración que antes poblaban las paredes de gotelé: cuadros, láminas, fotos o estanterías. Por otros más actuales y acordes con la nueva pintura.

 

Si te preguntabas por lo sencillo que era quitar el gotelé, y has descubierto que es relativamente accesible a cualquiera, este último paso de decoración te resultará, sin duda, mucho más fácil y placentero.

 

Una vez tengas seleccionado tus nuevos elementos de decoración para tus paredes libres de gotelé, no tendrás que de  nuevo invertir más tiempo ni esfuerzo en taladrar paredes, fijar estantería o cuadros. Este es un trabajo que está incluido en la cobertura de Asistencia de Mantenimiento y Bricolaje del Seguro del Hogar de Mapfre. Un profesional lo hará por ti que así, podrás disfrutar de tu nueva decoración y presumir de casa al día.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos