Decoración de verano: 10 telas para tus cortinas

Publicado por canalHOGAR, 13 Jun 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

mujer abriendo cortinas

Las cortinas han ganado importancia en la decoración de verano en las últimas temporadas, ya no solo necesitas que te cubran del sol, también es importante que aporten estilo y no resulten pesadas.

Elegir una cortina adecuada para el verano implica valorar diferentes aspectos: si te dejas llevar solo por la estética o, en el otro extremo, solo buscas algo práctico, es muy probable que pases los tres meses estivales arrepintiéndote de tu elección y renegando de tu decoración de verano.

La forma, el estilo, pero sobre todo el tipo de tela del que está hecha una cortina determina definitivamente sus capacidades funcionales, pero también su papel dentro de la apariencia general de tus espacios. Por ello, merece la pena que conozcas las telas más adecuadas para unas cortinas veraniegas.

Salvo excepciones o situaciones muy concretas, lo más recomendable es que busques que tus cortinas de verano cumplan con sus tres funciones principales: cubran del sol, sean resistentes y decoren. Piensa en cortinas de algunos de estos tejidos según tus necesidades concretas y recuerda que es importante valorar el espacio donde vas a ponerlas y el presupuesto con el que cuentas.

Algodón

El algodón es el tejido comodín por excelencia, no es un problema en verano y tampoco queda nada mal en invierno. Entre las grandes ventajas del algodón está su gran versatilidad y la posibilidad de colores, estilos y estampados que ofrece. Hay presupuestos para todos los bolsillos en cortinas de algodón, son resistentes, fáciles de mantener, confeccionar y limpiar. Elige algodón si tus cortinas tienen que aguantar horas de sol potente en verano.

Gabardina de verano o tergal

La tela conocida como gabardina de verano es una combinación normalmente de diferentes tejidos que da como resultado una tela bastante fuerte y resistente que no deja pasar mucho la luz natural. Es ideal para cortinas grandes que necesiten cierta rigidez y espacios que precisen resguardarse del sol; los colores fuertes o los neutros son muy intensos y resistentes en este tejido pero también puedes encontrar algún print. El tergal es barato aunque a largo plazo puede no dar el mejor resultado, pero para unas cortinas de casa de verano, por ejemplo, pueden ser una buena alternativa para gastar poco y cambiar a menudo.

Ganchillo

Las cocinas que visten sus ventanas y/o puertas en verano con cortinas de ganchillo, encaje o croché resultan deliciosas. El sol que se cuela lo justo entre los calados de una cortina de croché y el estilo vintage, retro o romántico está asegurado si te decantas por una cortina tejida con agujas. En dormitorios o comedores también suele ser una muy buena opción para el verano. Elige colores blancos o similares para el hilo con el que confecciones las cortinas.

Macramé

Directamente llegadas de los 80 y del estilo más ibicenco y natural, las cortinas de macramé vuelven a estar muy de moda este verano. Son ideales para puertas de paso hacia el exterior como patios, terrazas o jardines. Siempre elige un diseño más o  menos tupido o grueso según tus necesidades de intimidad o aislamientos del sol. Otra ventaja de este tipo de cortinas es que son muy fáciles de instalar en verano y guardar en invierno.

Nylon

Los tejidos sintéticos son una alternativa para cortinas de emergencia y lowcost. No se arrugan, son económicas y hay una variedad extensa de posibilidades en cuanto a diseño. No son cortinas especialmente sofisticadas ni elegantes, pero en espacios de mucho uso pueden ser la opción más práctica. No son demasiado resistentes a largo plazo y no resultan muy acogedoras tampoco.

Lentejuelas

¿Necesitas darle un toque muy festivo este verano a tu casa? Haz tú mismo unas cortinas de lentejuelas o encárgalas, es una propuesta arriesgada, pero también una forma sencilla de darle un toque muy especial a cualquier estancia de tu casa este verano. Las lentejuelas reflejarán la luz del sol en verano aportando al interior de tu hogar una luz brillante y muy alegre.

Lino

Las cortinas de lino son un clásico del verano. Este tejido natural es perfecto para espacios clásicos y también para cortinas rústicas, y puedes encontrarlo en combinación con algodón u otros tejidos, lo que evitará que la cortina sea tan delicada como si es de lino al 100 por 100. La gran desventaja del lino es que se arruga fácilmente, pero a cambio es muy traslúcido y ligero, ideal para aportar intimidad sin evitar la entrada de luz natural.

Poliéster

No es habitual encontrar cortinas hechas al 100 por 100 en poliéster sino que más bien suele ser un complemento a los tejidos de lino o de algodón para aportarles algo más de resistencia y evitar por ejemplo, las arrugas. En todo caso, ten en cuenta que el poliéster es artificial y resulta algo tieso y poco agradable al tacto. No es adecuado para dormitorios ni ambientes confortables.

Plástico

Seguro que estás pensando en las cortinas del baño o de la ducha y tienes razón, las cortinas de plástico se utilizan fundamentalmente en los aseos. Sin embargo, en verano pueden ser muy buen recuro para separar espacios o zonas en exteriores o en sitios, como una piscina, por ejemplo. Las cortinas de plástico son muy divertidas, alegres, baratas y poco duraderas, pero merece la pena disfrutarlas.

Seda

No hay ningún tejido tan sofisticado, suave y delicado como la seda, pero puedes hacer con él, cortinas y muchas más cosas siempre que tengas claro cuáles son sus grandes desventajas: delicadas en el lavado y en la confección, la seda natural es cara y no resiste sin perder color muchas horas de sol. Una buena idea es dejar la seda para cortinas interiores más decorativas que funcionales.

Este verano cambia tus cortinas y renueva cualquier ambiente con un toque especial, los días de calor y sol son perfectos para interpretar en la decoración de casa tendencias actuales y más atrevidas. ¿Buscas además de tejido un color de moda para tus cortinas? Apúntate al color de moda: Greenery.

El último paso antes de empezar a disfrutar de tus nuevas cortinas, es elegir los anclajes correctos y la barra ideal para que cuelguen con estilo y sin dañar tu pared. Si no eres muy hábil con el taladro, puedes recurrir al Servicio de Bricolaje del Seguro de Hogar MAPFRE para que un experto se encargue de la instalación de los soportes para tus nuevas cortinas y tú solo tengas que preocuparte de disfrutar al máximo la época estival.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos