Cómo renovar una cocina sin obras

Publicado por canalHOGAR, 01 Abr 2017

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

cocina blanca

Si quieres renovar una cocina sin obras, debes enfocarte en restaurar la encimera. Te contamos algunos trucos para cambiar el look de tu cocina de forma sencilla y sin gastar demasiado.

Un reto frecuente en temas de hogar es renovar una cocina sin obras para hacerla más moderna. Sin embargo, hay que estar claros en que no todo el tiempo se pueden asumir este tipo de reformas por lo costoso que resulta todo el proceso. No obstante, debes saber que hay formas de cambiar tu cocina sin gastar demasiado, solo con restaurar la encimera.

Sí, aunque no lo creas puedes restaurar la encimera sin hacer reformas y con un presupuesto ajustado. Solo tienes que aplicar algunas ideas que te ayudarán a que esta luzca diferente. Recuerda que la encimera es el área de la cocina más utilizada y es por tanto la que suele deteriorarse más rápido. Además, esta juega un papel esencial en el aspecto general de la cocina, así que prácticamente todo el aspecto de la habitación depende de ella.

Así que, si ya no te gusta tu cocina, bien porque sea anticuada o porque tenga partes deterioradas, tienes que ponerte manos a la obra para renovarla. Te contamos algunas de las mejores opciones que tienes para reformar una cocina sin obras de forma rápida y fácil y sobre todo económica.

Dale una capa de pintura a la encimera

Si quieres reformar una cocina sin obras tu mejor opción es cambiar el color de la encimera. Al cambiar esta parte conseguirás transformar todo el aspecto de la cocina. Muchas veces creemos que para hacer cambios se necesita de grandes reformas y por ende de la inversión de mucho dinero. Sin embargo, debes saber que -con solo cambiar el color de la encimera- por ejemplo, podrías hacer que la estancia parezca completamente nueva. 

Para renovar la encimera con una capa de pintura debes elegir muy bien la combinación de colores que quieres tener. Ten en cuenta el color actual de las paredes o el color que piensas aplicar, en caso de que vayas a pintarlas también. Recuerda que todo debe combinar o contrastar para que el ambiente esté armonizado.

Una vez que has decidido qué color usarás para renovar la encimera, es buena idea revisar que no haya desperfectos en ella. En caso de que existan, es mejor proceder a rellenar esas fallas con masilla cerámica para dejar la superficie completamente lisa antes de aplicar la pintura. También debes asegurarte de limpiar muy bien la encimera antes de pintar. En este caso la mejor solución es pasar un paño de algodón humedecido con algún producto desengrasante que utilices en casa.

Para no arruinar nada en el proceso de pintura es importante que cubras todos los espacios que rodean a la encimera. Para esto tu mejor opción siempre será el papel de periódico y la cinta de carrocero para fijar el papel en los bordes. Ya con todo protegido podrás comenzar con la pintura. 

Hoy en día puedes encontrar una gran variedad de materiales y de precios muy interesantes para este trabajo. Por ello renovar una cocina sin obras es un trabajo cada vez más sencillo y poco costoso. Sin embargo, si por una u otra razón la pintura no es una opción para tu encimera, puedes optar por otras alternativas para renovarla.

Reforma tu encimera con vinilos

La pintura no es la única alternativa para darle nueva vida a tu encimera. Para quienes buscan reformar una cocina sin obras, el vinilo puede ser un gran aliado. Actualmente puedes encontrar vinilos de diferentes tipos y en especial de diferentes colores. Así podrás escoger aquellos que se adapten bien a los elementos de la cocina que quieres conservar.

Una gran ventaja del vinilo es que se trata de un material tan sencillo que puedes instalar tú mismo. Esto significa que además de ahorrar dinero en la mano de obra, podrás hacerlo de forma rápida sin tener que hacer un desastre en la cocina. El vinilo también cuenta con una cara autoadhesiva que se puede pegar y despegar sin problemas. Puedes escogerla del color que quieras, pero una buena opción son las metalizadas que se parecen a una lámina de acero. 

Este tipo de vinilo puede ser un poco más rígido que los demás vinilos adhesivos. Pero esto hace que colocarlo sea más sencillo porque disminuyen las probabilidades de que aparezcan las molestas burbujas. De hecho, es importante que te asegures de que no quede ninguna, ya que esto podría arruinar el look de la encimera. Por lo demás, no hay mayores complicaciones. Ten en cuenta que -para un trabajo más limpio y una instalación más cómoda- debes quitar el fregadero. Este suele ser muy fácil de desmontar.

Otra de las ventajas del vinilo es que tiene un mantenimiento sencillo. Se trata de un material que es resistente al desgaste, aunque es mejor evitar utilizar productos de limpieza agresivos. Para limpiarlo, basta con usar un paño húmedo. Asimismo, el vinilo soporta muy bien la humedad. Por lo tanto, no tendrás problemas si se te derrama algo. Sin embargo, a pesar de su resistencia al desgaste, no es resistente al calor. Esto significa que tendrás que evitar colocar objetos calientes directamente sobre él. Así que lo más prudente será hacerte con esterillas o salvamanteles para proteger la encimera cuando dejes bandejas calientes. 

Otros trucos para renovar una cocina sin obras

Ya te hemos contado la importancia que tiene el look de la encimera en el aspecto general de la cocina. Sin embargo, no es el único elemento que puedes modernizar en ella. Si has optado por pintar la encimera, también puedes aplicar una capa de pintura a tus muebles. Así podrás hacer que todos los elementos luzcan armónicos y renovados. 

La ventaja es que hoy en día puedes encontrar una amplia variedad de productos que son de fácil aplicación. Y no solo puedes elegir entre distintos colores sino también entre distintos acabados. Por otro lado, si tus muebles son de madera, quizá la mejor opción sea aplicar barniz. 

Otra opción que tienes para renovar una cocina sin obras es colocar nuevos adornos ya sea en las estanterías o en la encimera. Un juego de cuchillos, unos bonitos botes o hasta un escurridor de cubiertos podrían darle un nuevo aspecto a la cocina. Todo es cuestión de usar un poco la imaginación. En cualquier caso, renovar una cocina conlleva esfuerzo, tiempo y dinero que merecerá la pena asegurar con un Seguro de Hogar MAPFRE.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios