Sabes qué significa la etiqueta UHT

Publicado por canalHOGAR, 13 Sep 2018

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Niña sosteniendo un vaso y un envase de leche

La etiqueta UHT es visible en los envases de leche. Sin embargo, poca gente sabe realmente qué significan estas siglas y qué proceso se ha llevado a cabo para obtener este certificado.

La etiqueta UHT es habitual en numerosos cartones de leche. Tiene un valor informativo y señala que se ha realizado un proceso que permite que el líquido contenido sea apto para el consumo humano. Aunque es un certificado muy habitual, pocas personas saben qué significa realmente y en qué se diferencia de otras alternativas como la pasteurización.

 

Que significa la etiqueta UHT

La etiqueta UHT proviene de la abreviación de Ultra High Temperature, cuya traducción en español sería Temperaturas Ultra Altas. Para llevar a cabo este proceso, también conocido como uperización, es necesario un esterilizador y unidad aséptica, la cual es usada en el envasado del producto. Es por esta razón que es un procedimiento que realizan normalmente las empresas embotelladoras.

 

Qué significa que un alimento tenga la etiqueta UHT

Cuando un producto ha pasado por un proceso UHT consigue minimizar el posible riesgo para la salud humana. Gracias a esta tecnología se destruyen microorganismos perjudiciales sin que apenas se produzcan cambios químicos en la composición estructural. Por lo tanto, los alimentos que tengan esta señalización demuestran que cumplen con la normativa y que han sido esterilizados.

 

Qué alimentos tienen la etiqueta UHT

La etiqueta UHT se utiliza normalmente en productos que tengan un bajo nivel de acidez, lo que significa que tengan un pH superior a 4,6. Un ejemplo de los alimentos que entrarían en esta categoría sería la leche, los batidos, las cremas, la nata, la leche de soja, purés, sopas, postres, preparados a base de frutas o alimentos para bebés.

 

Cómo se lleva a cabo la UHT

Existen dos métodos principales para conseguir la etiqueta UHT:

  • Método directo UHT. En este caso, se inyecta vapor de manera rápida en el producto para que posteriormente se realice una refrigeración instantánea. Se trata de un procedimiento que requiere poco tiempo y que logra mantener la esencia de los alimentos. Sin embargo, tiene como desventaja que precisa una alta cantidad de energía para llevarse a cabo.

 

  • Método indirecto UHT. Al aplicar esta alternativa no es necesario que el producto entre en contacto directo con la fuente del calor, sino que se realiza mediante intercambiadores que permiten recuperar parte de la energía térmica que se ha gastado. Aunque es más tecnológico y tienen múltiples ventajas requiere una mayor inversión en la adquisición de la maquinaria.

 

Para poder disponer de la etiqueta UHT es necesario que tras la subida de temperatura llegue un enfriamiento rápido a cuatro grados. Estos cambios bruscos producen que los microorganismos mueran y que el alimento pueda ser consumido sin riesgos.

 

Historia de la etiqueta UHT

Para conocer el origen de la etiqueta UHT hay que remontarse a comienzos del siglo XIX, momento en el que se empezó a generalizar los tratamientos a altas temperaturas para preservar los alimentos. Los estudios de Louis Pasteur fueron claves para hacer que los estudios avanzaran y que en la década de 1960 se introdujera el método UHT, el cuál mejoraba las técnicas usadas antiguamente. Este sistema de envasado y conservación fue originalmente creado por Tetrapack, pero en la actualizad se ha estandarizado en todas las compañías envasadoras.

 

 Máquina para realizar el método UHT

 

La etiqueta UHT y otras formas de conservación de la leche

Las bebidas lácteas con etiqueta UHT son las más populares en los estantes de los supermercados, pero también hay otras alternativas:

  • Leche fresca. No ha pasado ningún tratamiento y se toma recién ordeñada. Aunque mantiene todas sus propiedades naturales no es muy aconsejable, pues contiene microorganismos que pueden causar enfermedades. Debido a su escaso tiempo de conservación no se distribuyen en centros comerciales.

 

  • Leche pasteurizada. Ideada por el famoso químico francés Louis Pasteur, se basa en la subida de la temperatura de un alimento para posteriormente bajarla de manera repentina.

 

  • Leche con etiqueta UHT. Es un proceso moderno que somete a elevadas temperaturas la leche. Algunos expertos la utilizan como sinónimo de la uperización, mientras que otros consideran que hay pequeños cambios. En ambos casos, se consigue la eliminación de los organismos nocivos y se logra un gran tiempo de conservación.

 

  • Leche esterilizada. Gracias a someter el líquido a más de 115 grados durante más de 15 minutos se consigue una extraordinaria duración de cinco a seis meses a temperatura ambiente.

 

Diferencias entre el método UHT y la pasteurización

Tanto la pasteurización como la uperización son dos métodos de estilización. Sin embargo, el método para llevar a cambio ambos procesos es ligeramente diferente. En la pasteurización se calienta el líquido durante unos 20 segundos a 72 grados, mientras que aquellos alimentos con etiqueta UHT han sido calentados a 150 grados durante solo un par de segundos.

Además de su elaboración, la diferencia es contrastable en su efectividad, pues la pasteurización conserva los productos durante unos pocos días, mientras que la uperización permite prolongar el proceso durante meses. Además de permitir que la fecha de caducidad sea más lejana, la uperización hace que la leche pueda mantener casi todo su valor nutritivo, pues llega a conservar el 90% de los activos de las vitaminas C y B1 y el 80% de la B2. Por el contrario, para realizar el método UHT es necesario emplear más tecnología y más recursos energéticos.

 

La etiqueta UHT y otra etiquetación obligatoria en la leche

La leche es un producto de primera necesidad y por ese motivo está expuesto a una gran regulación. Este alimento debe de indicar el método de conservación (es decir, la etiqueta UHT o métodos alternativos) y el lugar de origen. En el caso español se promulga que se indique el lugar de ordeño, el de transformación y el de envasado.

Los productos lácteos con IGP (Indicación Geográfica Protegida) o DO (Denominación de Origen) están excluidas de indicar su procedencia por motivos obvios. Este tipo de etiquetas tienen como origen apoyar los derechos del consumidor y son llevados a cabo de manera semejante por todos los países que conforman la Unión Europea.

La etiqueta UHT permite que la leche pueda conservar sus propiedades durante más tiempo y elimina los microorganismos perjudiciales para el cuerpo humano. Sin embargo, para asegurarse el bienestar es recomendable contar con el Seguro de MAPFRE Salud, el cual cuenta con un amplio cuadro médico.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde Facebook nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su nombre será publicado junto a su comentario

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.