Cómo ahorrar cuando haces obras en casa

Publicado por canalHOGAR, 10 Ago 2018

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cómo ahorrar cuando haces obras en casa

A la hora de realizar obras en casa debes contar con un presupuesto y planificar qué elementos quieres mantener y cuales sustituir. En muchas ocasiones es sencillo renovar el aspecto de tu hogar sin gastar demasiado dinero ni emplear mucho tiempo en ello. 

Es posible que hayas adquirido un piso de segunda mano o simplemente quieras cambiar el aspecto de tu hogar. Las obras en casa siempre son un desembolso de dinero y suponen molestias muy desagradables para sus habitantes. Aunque existen formas de renovar tu casa sin necesidad de realizar costosas reformas o emplear demasiado tiempo.

Presupuesto

Lo primero que debes hacer es evaluar qué estancias de la casa quieres reformar y de ellas, qué elementos se pueden restaurar o conservar y cuáles es mejor sustituir por unos nuevos. Una vez que esto está claro, deberás comprobar con qué presupuesto cuenta y qué cantidad estás dispuesto a gastar en cada una de las estancias.

Una vez decidido toca pensar en el estilo y diseño que quieres darle a la habitación y los elementos que necesitas para llevarlo a cabo. Por lo general, se puede optar por realizar una renovación de tu hogar sin necesidad de grandes obras. Bastará con el cambio de algunos elementos, la pintura o remodelación de algunas de las estructuras.

Para poder renovar tu casa, en la actualidad existe la llamada Obra seca. Esta consiste en realizar reformas en el hogar empleando materiales que no requieran un secado amplio y cuya instalación pueda realizarse mediante elementos clavados, engarzados o atornillados a las superficies. Con ella se ahorra mucho tiempo y sobre todo dinero.

Pintura

Pintar una habitación es una de las mejores opciones para cambiar su aspecto, a través de la pintura podrás mejorar la luminosidad y amplitud de cualquier estancia además de modernizarla. La pintura por lo general no es demasiado cara y su secado no requiere de demasiado tiempo. En la actualidad ya hay disponibles algunas de secado rápido para que pierdas el menor tiempo posible en este proceso.

A la hora de pintar una habitación es muy importante elegir el tipo de pintura que se va a emplear y tener en cuenta para qué va a ser utilizada esa habitación. Si se trata del dormitorio de un niño,  podrás elegir entre multitud de acabados con pinturas lavables que permiten limpiar la superficie de la pared sin dañar la pintura. Es esencial en cuartos de juegos o lugares en los que estén habitualmente niños ya que pueden pintar en las paredes o mancharlas con comida.

Los colores claros aportan amplitud a cualquier estancia por lo que son muy recomendables para espacios pequeños. Por otro lado, si te gusta el color y para evitar que la habitación se vea menos luminosa, podrás pintar una pared de un color más intenso y combinarla con blancos o colores muy claros para que se mantenga la luz. 

Puedes pintar tu casa sin ningún problema tú mismo contando con la pintura adecuada y herramientas específicas para ello. Si lo que quieres son pinturas más sofisticadas, te recomendamos que acudas a un profesional.

Pero la pintura no solo puede dar una nueva vida a las paredes de dormitorios o del salón, también puede utilizarse en los azulejos de la cocina y baño. Sí, has leído bien, en los últimos años se han desarrollado pinturas que permiten su uso en este tipo de superficies y que aportan un nuevo diseño a cualquier estancia.

A la hora de renovar la cocina o el baño, la sustitución de los azulejos es la que tiempo necesita, además su sustitución es cara y corres el riesgo de que los materiales empleados pasen de moda en unos años. La pintura es una buena opción para cambiar el aspecto de la cocina o del baño. Existen pinturas de este tipo con multitud de colores y acabados para que las combines como quieras.

Otro de los elementos esenciales a la hora de realizar una reforma en casa es la de la sustitución de las puertas o su renovación. En este caso es importante que valores el estado de las puertas y si quieres o no conservarlas. En muchas ocasiones, se trata tan solo de un problema de color, por lo que puedes cambiar totalmente su aspecto si te decides por lacarlas. Lo más recomendable es que la pintura sea de colores claros como el blanco, de esta manera ganarás amplitud y luminosidad en cualquier estancia.

Vinilos

Para la decoración de las paredes y suelos puedes utilizar vinilos. Este tipo de material plástico se adhiere a cualquier superficie y puede cambiar el aspecto de una estancia en muy pocos minutos. Su instalación es sencilla y puedes encontrar distintos colores y acabados para decorar cualquier estancia.

En una habitación, por ejemplo, puede dar textura a alguna de las paredes o decorarla con los personajes favoritos de tu hijo sin necesidad de pintura. El vinilo es muy resistente y su precio es muy asequible. 

Por otro lado, podrás usarlo también para cambiar el aspecto del suelo. Estos materiales específicos para este uso son muy resistentes y encontrarás multitud de texturas y acabados para obtener el tipo de decoración que quieras. Son sencillos de limpiar y pueden colocarse directamente sobre las baldosas sin necesidad de hacer obra.

Renovación del baño

El baño, al igual que la cocina es una de las estancias que más cuesta reformar, lo primero que debes hacer es comprobar el estado de los sanitarios. Si quieres ahorrar espacio, es recomendable que cambies la bañera por un plato de ducha. Existen profesionales que realizan esta acción en tan solo un día.

Por otro lado existen pequeñas reformas que puedes realizar tu mismo de una manera sencilla como la renovación de griferías. Es importante que cuando manipules estos elementos cuentes con un Seguro de Hogar MAPFRE para evitar que la rotura de una tubería o la mala instalación de un grifo provoquen un mal mayor en tu casa. Con el cambio de grifos podrás renovar totalmente el estilo de tu baño.

Por otro lado, podrás instalar estanterías o pequeños muebles para ganar espacio de almacenamiento. Si ya tienes muebles, otra opción para renovarlos es cubrirlos con vinilos de color y cambiar los tiradores de los armarios. 

Como ves existen muchas formas de hacer obra en casa sin necesidad de emplear mucho dinero.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde Facebook nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su nombre será publicado junto a su comentario

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Te recomendamos