Cómo mantener una fuente de jardín

Publicado por Cristina Yáñez, 03 Jul 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cuidados de las fuentes de jardín

Uno de los elementos que sin duda aportará un toque de distinción a un jardín y además refrescará el ambiente, sobre todo en estos meses de verano, es una fuente. Así que si habéis instalado una o estáis pensando en hacerlo, hoy os vamos a enseñar algunas pautas básicas para mantener una fuente de jardín correctamente y evitar diferentes problemas que pueden surgir debido a un mal cuidado de la misma.

LO QUE DEBES SABER...
  • Estructura: ya sea de piedra, de granito o cualquier tipo de material, debemos limpiarla con regularidad.
  • Agua: periódicamente hay que cambiarla, ya que al tratarse de un circuito cerrado siempre será la misma.
  • Bomba: es conveniente limpiarla para evitar posibles atascos que no dejen fluir el agua correctamente.

 

Las fuentes suelen ser un remanso de paz dentro de nuestro jardín, por lo que debemos cuidarlas de la mejor manera posible. 


Limpiar periódicamente 

Una de las cosas más importantes para mantener una fuente de jardín es asegurarnos de la correcta limpieza tanto de la estructura como del agua, para evitar que se formen hongos y aparezcan bacterias que pueden incluso llegar a afectar a las plantas que se encuentren alrededor.

Por ello, es conveniente una vez a la semana vaciar la fuente y limpiarla detenidamente para eliminar cualquier resto de suciedad que pueda tener. Si tenemos una fuente grande, bastará con hacerlo cada 15 días. Es preferible coger la rutina, ya que si dejamos pasar mucho tiempo, aparte de que pueda darse la proliferación de agentes nocivos, nos costará mucho más trabajo que si lo hacemos de forma regular. Una vez que hayamos limpiado la estructura de la fuente, es recomendable también cambiar el agua y sustituirla por una limpia. 

Revisar la bomba de la fuente 

Otro de los elementos que debemos tener controlados es la bomba de la fuente, así que podemos aprovechar cuando limpiemos la estructura externa para desconectar y comprobar si la bomba tiene hojas o pequeñas ramas que dificulten su correcto funcionamiento, y eliminar el polvo que pueda tener con un compresor de aire. De esta manera, la circulación del agua será fluida y no se producirán estancamientos.

Por último, con una pequeña red de las de limpiar piscinas podemos ir retirando a diario aquellos elementos que estén ensuciando el agua para evitar que lleguen a la bomba y puedan bloquearla. También es recomendable usar algún producto químico para el agua que la mantenga limpia durante más tiempo como suele hacerse en las piscinas.



Comentarios (2)

mario lozano comento el 25/01/2018 a las 18:00

tengo una fuente de agua de fibra de vidrio y cubierta de cemento con que podre sellarla ya que se fuga

canalHOGAR comento el 12/02/2018 a las 13:10

Hola Mario, en la ferretería pueden aconsejarte qué producto es el más adecuado. Hay diversas opciones masillas, etc. que pueden servirte. Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde Facebook nos comprometemos a no publicar nada en su nombre

Su nombre será publicado junto a su comentario

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.