Cómo cortar y soldar aluminio

Publicado por Vanesa Sánchez, 23 Ago 2013

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Cortar aluminio

En ocasiones nos encontramos con la necesidad de hacer pequeños trabajos de bricolaje en casa que nos parecen complejos, pero que con unos sencillos consejos son más fáciles de realizar de lo que pensábamos. Es el caso, por ejemplo, de cortar y soldar aluminio.

LO QUE DEBES SABER...
  • Cómo cortar aluminio: se necesita una sierra circular con hojas para cortar aluminio. Si son láminas finas, será suficiente marcar con un cuchillo y doblar varias veces.
  • Para soldar el aluminio: se usa un soplete y metal de relleno.
  • Pasos: limpiar bien el aluminio con un cepillo de alambre y alcohol. Calentar el soplete y realizar pequeños toques con el material fundente.

 

Cortar y soldar aluminio, son dos operaciones que, si tenemos la herramienta adecuada, podemos llevar a cabo sin excesiva dificultad.

 

Cortar  aluminio

Necesitaremos una sierra circular que lleve aparejada hojas para cortar aluminio. Tendremos que medir y marcar con tiza o un rotulador la línea de corte que vayamos a hacer. Con un nivel aseguraremos un corte recto. Colocaremos la hoja que necesitamos en la sierra y ajustaremos el tablero de profundidad de la herramienta para evitar que el filo atraviese ninguna otra superficie. Para hacer cortes pequeños utilizaremos pinzas de pico de pato.

En el caso de que queramos cortar hojas finas de aluminio, podemos marcarlas en profundidad con un cuchillo y luego doblar varias veces hacia un lado y otro de forma que se quiebre por la línea que hemos marcado.

Soldar aluminio

Unir las piezas mediante soldadura supone crear una aleación muy firme y difícil de romper. Es un proceso en el que se funde lo que llamaremos “metal de relleno” que iremos extendiendo a lo largo de la unión que queremos hacer. Conviene ser cuidadosos y tener mano firme para que quede bien.

Utilizaremos un cepillo de alambre y alcohol para limpiar la zona que vamos a soldar, una pinza y unos guantes.

Para soldar deberemos limpiar restos de grasa o suciedad frotando con el cepillo de alambre y alcohol. Sujetaremos con una pinza las piezas que vamos a unir y encenderemos el soplete que ha de tener la llama en tono azul.

Después calentaremos material fundente o de relleno y lo aplicaremos en los bordes que vamos a unir. La manera idónea de hacer este paso es con pequeños toques a lo largo de la unión para que el aluminio no esté excesivamente caliente.

Por último, lo dejaremos secar y enfriar. Para un mejor acabado podemos utilizar una lija para igualar las partes menos uniformes.

No debemos olvidar utilizar guantes y máscara en todo momento para evitar posibles lesiones.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos