Cómo saber si tu perro tiene rabia

Publicado por Covadonga Carrasco, 28 Sep 2012

Aunque la rabia es una de las enfermedades caninas más comunes, las vacunas han conseguido controlar su aparición y sus efectos. Sin embargo hoy, en el Día Mundial de la rabia, queremos que sepas cuáles son los síntomas que te pueden llevar a pensar que tu perro tiene esta enfermedad.

LO QUE DEBES SABER...
  • Transmisión: mediante la saliva, generalmente tras el mordisco de un animal infectado.
  • Vacuna: es obligatoria para prevenir la enfermedad, pues si el animal se contagia no tiene cura.
  • Síntomas: morder todo sin motivo, agresividad, fiebre, ansiedad, etc., en la primera fase.

 

Los primeros síntomas que podemos observar en nuestro animal y que nos darán la señal de alerta de que nuestra mascota está sufriendo la rabia, es que lo muerda todo sin un motivo aparente, pero además haciéndolo no a modo de juego sino con cierta violencia.

Además el perro experimentará cambios de humor en su comportamiento llegando incluso a no reconocer a su propio dueño, falta de apetito o buscar lugares en los que esconderse.

 

 

Excitación y daños en el sistema nervioso

Esta enfermedad suele aparecer en perros que viven en la calle y que no tienen al día las vacunas necesarias o en perros que no son cuidados de manera óptima por parte de sus amos.

El perro puede haber sido infectado por otro animal mediante un mordisco o una pelea, por lo que si se produce un hecho de estas características es necesario que acudamos rápidamente al veterinario para que se encargue de la situación y la salud de nuestro perro.

La rabia es una enfermedad que pueden sufrir todos los mamíferos, no importa si son salvajes o están en cautividad. Es un virus que se transmite a través de la saliva, generalmente, como decíamos antes, mediante los mordiscos y ataca al sistema nervioso central, el cerebro e incluso puede llegar a causar la muerte.

No existe tratamiento para la rabia

El problema de la rabia es que presenta los síntomas semanas después de que el animal esté infectado, incluso se han llegado a dar casos en los que la enfermedad no ha dado la cara hasta 6 meses después.

El perro experimentará fiebre y ansiedad en una primera fase y en la segunda un estado de excitación extremo además de irritabilidad. La tercera fase es la final, el perro saliva más de lo normal y los daños en el sistema nervioso serán irreparables teniendo dificultades para respirar y mostrando una parálisis facial.

La vacuna de la rabia es obligatoria, ya que desgraciadamente no existe un tratamiento que pueda curarla, siendo necesario sacrificar al animal.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos