///Cesárea en perras

Cesárea en perras

4 minutos | ¿Cuándo se debe hacer una cesárea a una perra? ¿Qué razas son las más propensas a necesitarla? Toma nota de cuándo es el momento de programarla y que no te pille por sorpresa.

Cuando tenemos pensado criar o cruzar a nuestra mascota, lo primero que debemos tener en cuenta es la responsabilidad que genera esta situación. Es bonito ver a los cachorros, la madre con ellos, y todo lo bueno, pero deberíamos plantearnos las siguientes cuestiones:

  • ¿Tengo el suficiente espacio y tiempo para hacerme cargo en caso de que la madre no quiera amamantarlos y cuidarlos?
  • ¿Sé dónde va a ir a parar la camada?
  • ¿He valorado la posibilidad de que la perra no pueda parir sola y tenga que desembolsar en el veterinario los costes de una cesárea?
  • ¿Y si además es de urgencia? Hay que tener claro que el precio aumenta considerablemente.

Gestación

La gestación en las perras dura aproximadamente 63 días, pudiendo variar 5 días por encima o por debajo. Depende de factores como el número de montas, la fertilidad de la madre o la duración del periodo fértil.

Cuando sabemos que la perra está preñada, lo ideal es hacer un seguimiento veterinario.

A partir del día 28, podremos valorar mediante una ecografía si la perra está gestante o no, mediante la visualización de vesículas amnióticas en el útero.

Además, nos permitirá valorar la viabilidad de los cachorros mediante la frecuencia cardiaca de cada uno. Ésta nos servirá más adelante para decidir si tenemos que hacer la cesárea a la perra. En términos normales, lo óptimo es que los cachorros dentro del útero tengan una frecuencia cardiaca del doble que la madre.

Para poder saber cuántos perritos van a nacer, utilizamos la radiografía, justo a término de la gestación; esto nos permitirá valorar el tamaño y el número de los cachorros.

Si por ejemplo tenemos un perro de raza pequeña con un único cachorro, tendrá más posibilidades de necesitar una cesárea que una perra que traiga siete. En ese caso, será el veterinario quien valore si es necesario planificar una cesárea o no.

Cesáreas

Existen dos tipos. Podemos calificarlas en programadas o no programadas (urgentes):

Cesáreas programadas

Hay razas de perros que por sí solos tienen dificultad para tener un parto eutócico o normal. Suelen ser razas de cabeza grande como los Bulldogs Inglés, Carlinos, Bulldog Francés, etc.

En estos casos, lo ideal es hacer un seguimiento de la gestación con el veterinario para que, a través de pruebas como la ecografía, ir valorando la frecuencia de los cachorros, y utilizando análisis hormonales como el de la progesterona, podamos programar una cesárea y así evitar un parto distócico (la perra es incapaz de parir sola)

Cesáreas no programadas/urgentes

En estos casos, la perra no puede parir sola. Puede tener varias causas como:

  • Un cachorro único.
  • Predisposición genética.
  • Edad (hembras muy mayores).
  • Desequilibrios nutricionales.
  • Canal pélvico estrecho o fracturas antiguas de cadera.
  • Cachorro muy grande.
  • Presentación anómala del cachorro.

perra de raza labrador amamantando a sus cachorros.

¿Cómo sé si mi perra necesita una cesárea? ¿Es urgente?

Cuando la gestación está a término, es importante a parte de un buen control veterinario, un seguimiento de los días de gestación de la perra. A través de la ecografía veremos cómo están formados los cachorros, si tienen los órganos desarrollados, su latido fetal…

Cuando se acerca esta fecha, podemos encontrar distintos parámetros en la perra que nos indican que el momento del parto se acerca. Son estos:

  • Leche en las mamas.
  • Descenso de la temperatura corporal por debajo de 37.1ºC durante 24-48 horas antes del parto. Para ello, sería importante tomarle la temperatura basal a la perra durante las últimas semanas.
  • Dejan de comer o comen menos.
  • Buscar un sitio, mantas, caja… (“hacen el nido”)

Cuando una perra se pone de parto en casa, primero aparecen contracciones que el propietario puede comprobar a simple vista. La perra deberá ser examinada urgentemente por un veterinario para plantear una cesárea si:

  • La temperatura baja de 37.1ºC y no hay signos de parto.
  • Si tras expulsar fluidos fetales, no se aprecia ningún cachorro en 2 horas.
  • Si hay ausencia de contracciones o son muy débiles y pasadas 2 horas no se aprecia cachorro.
  • Si las contracciones son muy fuertes y pasados 30 minutos no hay cachorro.
  • Si entre cachorro y cachorro pasan más de 2-3 horas máximo.

El veterinario valorará el sufrimiento fetal, teniendo en cuenta que la frecuencia normal debería ser el doble que la de la madre. Si hay sufrimiento fetal, se procederá a hacer una cesárea de urgencia. Por eso, es importante que cuando la perra esté a término y antes de desencadenarse el parto, esté muy bien revisada por el veterinario.

En caso de necesitar una cesárea de urgencia, el veterinario procederá a extraer a los cachorros del útero de la madre, reanimarlos, estimularles la respiración, limpiarlos y cortarles el cordón umbilical que los une a la placenta.

Son cirugías urgentes en las que se necesita personal para reanimar a los cachorros mientras el cirujano opera a la madre, por eso, siempre que se pueda y sean razas braquicéfalas o durante la gestación se detecte cualquier patología que impida un parto natural, lo ideal es programar la cesárea siguiendo las instrucciones de nuestro veterinario.

Hablamos de cirugías que económicamente no son baratas y menos si son de madrugada; festivos o fines de semana, teniendo que hacer que un equipo médico se haga cargo de esta situación.

En MAPFRE, existe un seguro de mascotas con una amplia cobertura. No lo dudes y consulta las ventajas de contar con un seguro de este tipo, te será muy útil en este tipo de casos.

 

Gema García Quintero

Veterinaria

2020-05-21T15:58:37+02:0026 abril, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.