Cultivar un arándano en casa

Publicado por canalHOGAR, 22 Oct 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Arbusto arándano

Desde un tiempo a esta parte, los huertos urbanos están muy de moda y cada vez son más las personas que se suman a cultivar verduras u hortalizas. Pero, ¿por qué no cultivar también un arándano en casa?

Además de cultivar diferentes especies de verduras y hortalizas, en nuestro propio huerto urbano también podemos decantarnos por algunos arbustos frutales, como por ejemplo el arándano que se puede cultivar en casa sin demasiados problemas. A continuación puedes ver las características principales de esta planta, así como los cuidados que necesita.

¿Cómo es el arándano y cuáles son sus necesidades?

Un arándano es un arbusto de tamaño medio que no llega a los 50 centímetros de altura. Se caracteriza por tener flores péndulas en tonos rojos, rosas o púrpuras, y con un cáliz poco marcado. Las hojas son de un color verde brillante.

Si quieres cultivar un arándano en casa debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones para que crezca en perfectas condiciones:

- El clima más propicio para esta planta es lluvioso con humedad. En el caso de que esta circunstancia no sea posible, habrá que regarlo frecuentemente durante el verano.

- Debemos protegerlo del viento.

- Para cultivarlo se puede utilizar una maceta o en el propio jardín. La mejor opción es en el jardín para que las raíces, que necesitan cierta profundidad, puedan crecer sin problemas.

- Con una pala o azada hay que mover unos 25 centímetros de tierra, teniendo en cuenta que si el suelo es muy arcilloso, habrá que añadir arena de río.

- Cuando ya tengamos la tierra preparada, debemos colocar una capa de materia orgánica encima de unos 10 centímetros aproximadamente de grosor. Recuerda que esta capa tiene que contener paja, turba o corteza de pino.

- Después de estos pasos, podremos plantar el arbusto de arándano en un hoyo, dejando las raíces completamente tapadas y a una profundidad de unos 40 centímetros. En este proceso es muy importante no romper sus raíces.

- Riega la plantación, pero teniendo cuidado para no encharcarla.

Después de estos pasos para cultivar un arándano en casa, cuando los frutos aparezcan y estén maduros, ya podremos recogerlos y disfrutar de su delicioso sabor. Del mismo modo que te preocupas por el estado de tus plantas, también es recomendable hacer lo mismo con la vivienda al completo. Contrata un Seguro de Hogar MAPFRE y disfruta de tu casa con todas las garantías. Te informamos de la póliza que más se ajusta a tu estilo de vida.

LO QUE DEBES SABER...
  • Plantar un arándano: mejor hacerlo en el jardín, siempre que existan las condiciones de clima y de tierra adecuadas.
  • Proceso: hay que preparar la tierra con una capa de materia orgánica y plantar el arbusto a una profundidad de 40 cm aproximadamente.
  • Consejo: al plantar el arándano hay que tener cuidado de no dañar las raíces.


Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios