Colecho, compartir cama con el bebé en los primeros meses de vida

Publicado por CanalHOGAR, 27 Jun 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Colecho, compartir cama con el bebé en los primeros meses de vida

Es imposible saber cuál será la mejor alternativa para que tu bebe, duerma y descanse. El colecho, compartir cama con el bebé en los primeros meses de vida, es una alternativa a tener en cuenta, o al menos, a conocer y experimentar.

Ventajas y desventajas, amigos y detractores reúne el colecho, compartir cama con el bebé en los primeros meses de vida, sin que ninguna tendencia haya conseguido alzarse con la razón total ni haya podido lanzar la prueba definitiva ni a favor ni en contra de esta opción.


Como punto para la reflexión, decisión y experimentación personal, es interesante cocer tanto las bondades como las principales desventajas del colecho.

 

 

Entre los beneficios de ofrecerle a tu bebe tu cama como lugar de descanso:

- Refuerzo del vínculo afectivo. Intensifica la relación de los padres con el bebe, tanto de la madre como del padre, en el caso de que sean los tres miembros de la familia los que compartan cama.

- Suaviza la sensación de despego de la madre que pueden sufrir algunos bebes al nacer, que acusan la separación de la madres, después de estar nueve meses en su interior.

- Facilita las tomas de pecho nocturnas del bebe y en general, la atención al bebé durante la noche, es más cómodo para la madre, lo que reduce su nivel de estrés y mejora el descanso de ambos.

- En algunos bebes, la cercanía de la madre produce efectos relajantes y conciliadores del sueño, evitando la ansiedad del pequeño.

En el lado opuesto, los detractores del colecho recuerdan que:

- Puedes ser peligroso, la madre o el padre podría aplastar al bebe o asfixiarlo.

- Dificulta el sueño reparador para los padres o la madre, que durante el día acusará la falta de descanso correcto.

- Crea un hábito de sueño a los bebés incorrecto y contraproducente en su evolución, ya que en el futuro inmediato,  cuando tenga que dormir en su cuna o cama solo, le costará mucho más y reclamará a los padres.

- Resulta poco saludable porque los colchones, almohadas y ropa de cama de los adultos pueden trasmitirles baterías o virus.

 

En conclusión, el colecho, compartir cama con el bebé en los primeros meses de vida, es una opción y como otras tiene pros y contras, que cada padre y madre tendrá que valorar en su justa medida de acuerdo con sus experiencias y las necesidades propias y de su bebe. Igual que ahora que la familia ha crecido, debes conocer las ventajas de contar con el Seguro de Hogar Platino de MAPFRE, de una forma sencilla y práctica, si nos facilitas tus datos de contacto.



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios