Tapizar muebles con vaqueros viejos

Publicado por canalHOGAR, 28 Mar 2017

tapizar con vaqueros

La tela vaquera nunca pasa de moda. Uno de los nuevos usos donde el vaquero está teniendo una mayor difusión actualmente es en el hogar, especialmente para tapizar muebles.

La tela vaquera, también llamada denim o jean, es un tejido azulado creado principalmente por algodón o lino que destaca por su versatilidad, comodidad, aguante y asociarse normalmente con la juventud. Contrariamente a lo que se suele pensar, su origen no está en Estados Unidos, sino en Francia, concretamente cerca de la región de Nimes, donde en el S.XV fue concebida como ropa de trabajo por su resistencia. Sin embargo, no fue hasta entrado el S.XIX cuando Levi Strauss popularizó este tejido al crear con él los pantalones vaqueros y que pasaron del mundo laboral a la calle.

Originalmente, los vaqueros eran de color azulado, pero en la actualidad se pueden encontrar en multitud de tonalidades como negro, marrón o incluso blanco. El denim es un tejido que sea adapta muy bien a todos los ambientes y que últimamente ha dejado de ser únicamente usado en la realización de ropa, para pasar a ser empleado en complementos o decoración. Debido a su resistencia y estilo, la tela vaquera es una opción muy buena para tapizar muebles. Sofás, sillas, cojines o incluso cortinas pueden ser realizadas al reutilizar vaqueros viejos. Algunas de sus ventajas es que aguanta un uso prolongado sin apenas desgastarse y su fácil limpieza, por lo que no hay que preocupase mucho por las manchas. 

El primer paso para tapizar muebles con vaqueros es lavar la tela. Puede realizarse a mano o usando la lavadora. Si nos decidimos por el método tradicional es aconsejable sumergirlos en agua fría con jabón y mantenerlos sumergidos unos 45 minutos. Pasado ese tiempo, cogemos un jabón para limpiar ropa y frotamos repetidas veces sobre las zonas más sucias. Por el contrario, si queremos limpiar nuestros vaqueros en la lavadora es mejor que antes de introducirlos les demos la vuelta y metamos también una toallita para el color, que impida que destiñan el resto de la colada. Es recomendable usar un programa frío.

Si no se cuida su secado, la tela vaquera tiende a apelmazarse y a tener una rigidez que puede llegar a ser un impedimento cuando queramos tapizar muebles. Para evitar estos problemas lo mejor es no secar los vaqueros directamente expuestos a una fuente de calor. Si se usa la secadora únicamente será necesario un programa ligero de 15 minutos a baja temperatura. Aún siguiendo las recomendaciones anteriores puede que notemos nuestros jeans un poco rígidos, por lo que una solución sencilla es ponérselos y andar con ellos unos 15 minutos, periodo tras el cual empezarán a incrementar su comodidad y serán más idóneos para usarse como tela para tapizar.

Una vez que tenemos nuestros vaqueros viejos limpios, llega el momento de utilizar su tela para tapizar muebles. Con una tijera sigue las costuras de la ropa y de este modo podrás hacer trozos de tejido más grandes. La zona de las piernas es la mejor para cubrir grandes extensiones, mientras que la de la zona más alta puede ser usada para aquellos lugares que precisen de un mayor detalle y resistencia.

Hay múltiples muebles que pueden ser tapizados con tela denim, aunque los sofás, sillas o sillones suelen ser los más habituales. Sea cual sea el mueble que queramos tapizar, el primer paso es retirar la tela del tapizado que está en mal estado. Es importante no realizar este paso con prisas, pues es aconsejable que nos fijemos bien dónde están las costuras y de este modo que posteriormente estos puntos nos sirvan de guía al poner la nueva tela. Para desmontar el tapizado viejo, puedes usar tijeras o destornilladores para quitar las grapas. Sacar fotos del proceso o tomar nota de los detalles más complicados nos ayudará luego a saber cómo tapizar las zonas.

La tela que tapizaba anteriormente al mueble nos servirá de guía para medir la cantidad de tejido vaquero que necesitaremos. Siempre se tiene que dejar unos 2 o 3 centímetros a mayores para no andar justos de tejido textil.
A la hora de poner la nueva tela en nuestro mueble conviene pedir ayuda. Aunque una persona puede tapizar una silla sin problemas, para realizar la misma acción en muebles más grandes como sillones o sofás es aconsejable una mano extra que ayude a estirar la tela. De este modo, mientras uno estira la tela, el otro grapa y el resultado será mejor. Para conocer el mejor lugar donde situar los puntos de agarre, lo mejor es tomar como referencia los lugares donde anteriormente se situaban las grapas o tornillos que quitamos cuando deshicimos el anterior tapizado. Los centímetros a mayores que dejamos cuando cortamos nuestros jeans serán muy útiles para que no quede ninguna parte de la superficie sin cubrir. Para pegar la nueva tela se pueden usar grapas, pegamento súper fuerte o silicona.

Es muy importante que al tapizar muebles no queden arrugas, por lo que insistimos en tensar siempre la tela antes de colocarla y graparla únicamente cuando estamos seguros. Para los brazos de los sillones, es aconsejable que en lugar de colocarlos directamente se realice la estructura anteriormente cosiendo las distintas telas que la van a formar y que una vez tengamos la forma se grapen en el lugar que le correspondan. Si queremos realizar cojines que vayan a juego con nuestro nuevo mueble tapizado con tela vaquera, conviene realizar en primer lugar el diseño exterior, al que daremos luego la vuelta y en el que introduciremos el relleno necesario para que queden esponjosos. Para el cierre podemos optar por una cremallera o por botones.

Por cierto, que si lo tuyo no es tapizar muebles con tela, quizás prefieras animarte con algo más sencillo y a la vez vistoso: tapizar una pared con tela.

Siguiendo las instrucciones que te hemos proporcionado para tapizar muebles conseguirás que tus jeans viejos tengan otra vida más y que tus muebles se impregnen del aire juvenil y desenfadado de la tela vaquera. Para que tus nuevos muebles tapizados estén a salvo de cualquier riesgo, lo mejor es contratar un Seguro de Hogar MAPFRE y de este modo asegurar tanto nuestra casa como los elementos que hay dentro de ella.



Linkedin Google Email WhatsApp

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios